Compartir o Ver en sitio web
02/02/2015#179
 
 
 

Reinicio de actividades de la Mesa de la Cooperación Internacional para la Agricultura

 
 
 

La primera reunión de la Mesa de Cooperación Internacional para la Agricultura, en los inicios de 2015, recibió los lineamientos para la cooperación y perspectivas sobre el ejercicio de la cooperación en el marco del Plan Quinquenal de Desarrollo.

El grupo de cooperantes escuchó las prioridades gubernamentales expuestas por el Viceministro de Agricultura y Ganadería, Hugo Flores, y el Viceministro de Cooperación para el Desarrollo, Jaime Miranda. El primer invitado ilustró a los asistentes sobre el Plan Estratégico Institucional 2015-2019: “Agricultura para el Buen Vivir”; mientras que el representante de la Cancillería reveló las aristas de la cooperación en el marco del referido Plan, bajo el lema: El Salvador productivo, educado y seguro.

En general, ambos indicaron que las prioridades del nuevo gobierno están orientadas al empleo con crecimiento sostenido, educación con inclusión social y seguridad ciudadana efectiva.

La reunión fue presidida y moderada por Gabriel Rodríguez, Representante del IICA, quien señaló que los insumos recibidos ilustran a las entidades de cooperación sobre los pasos e interacciones que se pueden armonizar para atender oportunamente las apuestas y prioridades de las autoridades nacionales.

Entre los temas mencionados, y catalogados como importantes, estuvieron: la seguridad alimentaria, la vinculación a la territorialidad y la incorporación de los jóvenes a distintas iniciativas.

Por otra parte, el Viceministro Miranda comentó los enfoques de política pública centrados en derechos humanos, género y ciclo de vida para el buen vivir.

Además, en su presentación dejó claro que el desarrollo es entendido como “un proceso, tanto personal como colectivo, que permite a las personas y al país tener la oportunidad y la garantía de las condiciones básicas para una vida digna, en el que la identidad y la pertenencia desempeñen un rol fundamental para lograr una convivencia armoniosa”.

Otro de los puntos que resaltó fue que “la cooperación no solo es dinero, son ideas de cómo hacer las cosas. Y eso tiene un alto valor”.

Hugo Flores, Viceministro de Agricultura y Ganadería, llevó a la mesa algunas ideas preliminares de las apuestas que seguirán en los próximos años. Entre ellas, mencionó el sistema nacional de abastecimiento y la reserva estratégica de alimentos, con énfasis en frijol; transferencia de nuevos conocimientos y los programas sanitarios para la caficultura; fortalecimiento de la ganadería nacional; impulso a la producción de los recursos acuícolas y marinos con desarrollo de información y ordenamiento; mejora y ampliación de la infraestructura de riego; fortalecimiento de la agricultura familiar y del estatus sanitario del país, entre otros.

Finalmente, el Viceministro de Cooperación planteó ante la mesa la creación de un Subsistema Nacional de Cooperación, a nivel de planificación; así como una apuesta hacia las denominadas finanzas del clima.

Las preguntas de la cooperación profundizaron en las líneas y rubros priorizados, así como en algunas maneras de integrarse con aportes técnicos a los procesos de desarrollo. De igual manera, consultaron sobre el sistema de información de proyectos de cooperación, punto que se abordará en la siguiente reunión.

El próximo encuentro se programó para realizarse en FAO, el 26 de febrero.

 

Nuevos vientos para la gestión forestal en ALC

 
 
 

Recientemente, El Salvador vuelve su mirada al tema forestal. Ante esa iniciativa, dialogamos con Patricia Luna del Pozo, especialista peruana en ecología y gerencia ambiental, quien durante una visita al país –la semana anterior- nos brindó una breve exploración sobre la gestión forestal en América Latina y el Caribe, la cual compartimos en las siguientes líneas.

En los últimos cinco años, el tema forestal ha cambiado. El interés por el manejo de los bosques se ha incrementado debido a su importancia para la mitigación del cambio climático, especialmente, por la relación de las emisiones de gases asociadas al sector agrario, forestal y otros cambios de uso de la tierra.

La deforestación y degradación de los bosques constituye – aproximadamente – el 20% de las emisiones anuales de gases de efecto invernadero.

Brasil ya ha reducido en un 70% la deforestación de sus bosques en comparación a las tasas que presentaba antes del 2009 (excluyendo una pequeña alza en el 2013, el balance sigue con una tendencia positiva). Con esa decisión, evitarán la emisión de más de 650 millones de toneladas de carbono equivalente durante el periodo 2010-2020.

Sin embargo, más allá de la mitigación a nivel global, los países vulnerables a desastres naturales han vuelto la mirada a sus bosques, en busca de estrategias que les permiten adaptarse y reducir sus riesgos. De igual manera, han retomado el tema de esos recursos considerándolos como elemento para proveer bienes y servicios estratégicos, entre ellos la provisión del agua, la conservación de laderas o la diversidad biológica que brinda oportunidades para la innovación tecnológica para la agricultura y la nutracéutica.

Actualmente, los bosques dejan de ser solo madera para convertirse en un ecosistema clave para garantizar el desarrollo de sectores como la agricultura, el desarrollo urbano y la construcción de infraestructura.

La gestión forestal maderable no ha sido dejada de lado. En ese sentido, la tendencia se orienta hacia la innovación tecnológica y la promoción de cadenas productivas generadoras de mayor valor agregado y empleos, en las naciones. De igual modo, el desarrollo de nuevos mercados asociados a consumidos más responsables y exigentes impulsan una demanda de productos de alta calidad y cuyo manejo garantice su origen sostenible.

Mercados como la Unión Europea, por ejemplo, están solicitando nuevos estándares para comercializar productos forestales maderables con un origen legal de los mismos.

Diversas autoridades forestales han potenciado sus áreas de promoción e incentivos, ya que, además de las normas y las tareas de control de la tala ilegal, es necesario impulsar nuevas cadenas productivas, simplificar procedimientos administrativos; promover la innovación e investigación, y desarrollar las capacidades para un buen manejo de los bosques naturales y las plantaciones.

En Perú, se está elaborando una estrategia nacional de bosques y cambio climático; además de construir un fondo – por los bosques y el clima – con el propósito de financiar acciones asociadas a la reducción de la deforestación.

El país ha aprobado una ley de retribuciones por servicios ecosistemáticos, la cual facilitará el pago por las acciones de conservación de ecosistemas que brindan servicios ambientales. Existe, también, una nueva ley forestal que propone un sistema de compensaciones en ecosistemas.

En general, muchas de las recientes reformas normativas en Latinoamérica y el Caribe han mirado con atención el rol de los bosques para los medios de vida de la población rural.

En ese sentido, ha aumentado el reconocimiento del papel activo de los pueblos indígenas, las comunidades locales o los pequeños propietarios de bosques. También, crece la importancia de mantener o recuperar las áreas boscosas para poder satisfacer necesidades como: el abastecimiento de leña, la provisión de plantas medicinales o el desarrollo de actividades productivas (artesanía, ecoturismo, aprovechamiento de la fauna silvestre o el uso de otros recursos).

En ese sentido, los responsables de la gestión forestal buscan cada vez más, ya sea por iniciativa o demanda de sus sociedades, nuevos mecanismos para promover la gestión colaborativa con la población local, la rendición de cuentas y la transparencia.

En el panorama, los retos están orientados a trabajar más allá de las fronteras nacionales, pensando en un trabajo articulado entre los diferentes gobiernos, como eje estratégico para conservar la viabilidad ecológica de los bosques y su biodiversidad a escala de paisaje regional.

En el 2014, durante la Cumbre del Clima realizada en Nueva York, Chile, Colombia, Guyana y Perú se han propuesto, con entusiasmo, eliminar al 2030 la deforestación de sus bosques.

 

Aportes técnicos para el desarrollo rural territorial en Zacatecoluca

 
 
 

IICA contribuyó con experiencias y conocimiento técnico en el primer seminario taller sobre Desarrollo Rural Territorial realizado en el municipio de Zacatecoluca, departamento de La Paz, de 27 al 29 de enero.

La actividad se realizó con el liderazgo de la alcaldía de Zacatecoluca, el auspicio de la Asociación Cuenta Conmigo y la cooperación de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA) y el Comité Nacional de Formadores de Capacidades en Desarrollo Rural con enfoque Territorial (DRT).

En el seminario taller, participaron 30 productores y productoras del sector agropecuario dedicados a las cadenas acuícola, láctea, granos básicos, frutas y hortalizas; también, asistieron funcionarios de la municipalidad.

El objetivo principal del evento fue crear capacidades técnicas en materia de desarrollo rural territorial y socializar, con agricultores de la zona paracentral del país, los antecedentes, experiencias y perspectivas de la Estrategia Centroamericana de Desarrollo Rural Territorial (ECADERT).

El contenido del programa incluyó temas como: marco conceptual básico del DRT; políticas e institucionalidad que promueven el DRT; la ECADERT en Centroamérica y en El Salvador; pautas metodológicas y fases de una estrategia de desarrollo rural a largo plazo.

El seminario contó con el apoyo de los especialistas del IICA, Marco Tulio Fortín, de la Oficina en Honduras, y Mario Samper, de la Sede Central, quienes a distancia y vía internet, ilustraron las experiencias y aprendizajes de desarrollo en Honduras, específicamente, las relativas a los territorios Belén Gualcho y Valle de Sensenti; así como las acciones de cooperación internacional del Instituto y el abordaje del DRT en Centroamérica, respectivamente.

Al finalizar la actividad, los participantes manifestaron la necesidad de organizarse como representantes de un territorio específico, para trabajar y convertirse en agentes de cambio y actores protagónicos de su propio desarrollo.

El alcalde de Zacatecoluca, Doctor Francisco Hirezi, se comprometió, conjuntamente con el IICA y la Asociación Cuenta Conmigo, a apoyar cualquier iniciativa concreta que derive en la organización formal de ese grupo de productores, para mejorar sus condiciones de vida y reactivar la actividad agropecuaria del municipio.

La ECADERT en El Salvador ha concentrado sus esfuerzos y ejecutado proyectos productivos en la zona oriental del país, particularmente en la zona de la Bahía de Jiquilisco; en el departamento oriental de Usulután. Sin embargo, la posibilidad de ampliar la cobertura del enfoque rural territorial hacia otras zonas de influencia del país, facilitó la organización y realización de este intercambio.

 

Consultores de la Unión Europea diseñarán programa regional sobre roya del café

 
 
 

Con una amplia agenda de entrevistas, Hans Nusselder y Mauro Minelli, consultores de la Unión Europea, conocieron el panorama actual de la caficultura en El Salvador, luego de una visita de tres días efectuada la semana anterior. El propósito fue reunir datos para estructurar un programa regional sobre roya del café.

La Oficina del IICA en El Salvador, mediante su Representante, Gabriel Rodríguez, recibió a la misión y coordinó diferentes enlaces que pudiesen brindar insumos para la formulación del Programa Centroamericano para la Gestión Integrada de Moho de la Hoja de Café (PROCAGICA).

Uno de los primeros pasos fue la presentación de la propuesta “Importancia y desafíos de Caficultura en El Salvador” a cargo de Carlos Eduardo Laínez, por parte de IICA El Salvador; con esa introducción al tema se explicó la importancia, problemática y retos del sector.

En un contexto marcado por la continuidad de los daños de la roya y ante un parque cafetalero de edad avanzada, lo expuesto evidencia la necesidad de una renovación del parque cafetalero, la introducción de tecnología y el aumento de la asesoría técnica, con el fin de recuperar la capacidad productiva; bajo un diseño inclusivo que considera a pequeños y medianos productores.

Los consultores se reunieron con una diversidad de actores relacionados al tema café: Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA), Fundación PROCAFE, Consejo Salvadoreño del Café (CSC), Plan Trifinio, PRESANCAII/PRESISAN, BANDESAL, USAID, USDA, CLUSA, Asociación Cafetalera, Abecafé, UCAFES, UCRAPROBEX, la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD),órgano del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA); también con cooperantes.

Adicionalmente, sostuvieron espacios de diálogo con embajadores y agregados en asuntos de cooperación de los países de la Unión Europea.

En general, luego de conocer diversos puntos de vista, aspectos técnicos, asuntos vinculados al crédito, seguros, seguridad alimentaria, territorialidad, producción, beneficiado, comercialización, exportación, situación ambiental, uso de tecnología y extensión, entre otros temas vinculados, los aportes de los actores de la caficultura nacional coincidían en optimizar: la seguridad, la asesoría técnica, el financiamiento y la institucionalidad. Esos cuatro puntos resultaban fundamentales para avanzar en el desarrollo del sector y hacerle frente a los desafíos y adversidades actuales.

Con la información recopilada en El Salvador, Nusselder y Minelli, alimentarán otros aportes recolectados en la región para avanzar en el diseño del programa.

 

Plan Quinquenal de Desarrollo marca la ruta gubernamental

El país cuenta, desde mediados de enero, con el Plan Quinquenal de Desarrollo (PQD), una “brújula” elaborada por el Gobierno, bajo una modalidad de consulta. El documento marca el camino a seguir entre 2014 y 2019; teniendo como eje central el “buen vivir” y un horizonte de proyección a 20 años.

 
 
 

El Secretario Técnico y de Participación Ciudadana, Roberto Lorenzana, entregó el PQD al Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, quien expresó que la apuesta es construir un país próspero, solidario y democrático, que genere las oportunidades y bienestar de la gente.

El Plan Quinquenal está estructurado en torno a tres grandes prioridades: el empleo productivo generado a través de un modelo de crecimiento económico sostenido, educación con inclusión y equidad social, y seguridad ciudadana efectiva.

Según el mandatario, el plan está vinculado a la territorialidad; además es equitativo, incluyente, constituye una manera de continuar trabajando por la superación definitiva de las causas de la exclusión social, económica, política, ambiental y cultural.

El jefe de Estado enfatizó que el documento señala el camino hacia el buen vivir para los salvadoreños, y concibe el desarrollo del país como un proceso integral y plural que incorpora diferentes dimensiones.

Fuentes oficiales de la Presidencia estiman que en el mundo los parámetros para medir el desarrollo están basados en la felicidad y que esto solo se logra con oportunidades de trabajo, vivienda, salud, educación, entre otros.

El Gobierno visualiza un El Salvador que alcance un índice de desarrollo humano de 0.7, en los cinco años siguientes, como primer escalón para ingresar al grupo de países con desarrollo humano alto, según indicó el Presidente Sánchez Cerén.

El mandatario apuntó que durante el quinquenio se ejecutarán programas estratégicos orientados a la niñez y la juventud. “Hoy más que nunca creemos en la fuerza y capacidad de la juventud salvadoreña”, puntualizó.

El proceso de formulación del plan involucró a más de 13 mil personas, en cerca de 256 eventos de consulta ciudadana, reveló la Secretaría Técnica.

 

OEA respalda el diálogo político nacional

 
 
 

Una Declaración Conjunta de Compromiso fue suscrita, a principios de enero, por los partidos políticos salvadoreños, representados en la Asamblea Legislativa (ARENA, CD, FMLN, GANA, PCN y PDC), para iniciar y seguir un proceso de diálogo político nacional. El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, firmó el documento como testigo de honor.

Con el apoyo de Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos (OEA), el escenario del diálogo abre un espacio para discutir los principales problemas del país; así como prioridades y desafíos.

Los representantes políticos coincidieron en expresar su voluntad de diálogo para enfrentar los problemas nacionales. En el contexto, el documento se consolida en la antesala de las elecciones legislativas y municipales a celebrarse el 1 de febrero próximo, en El Salvador.

“La importancia de crear y fortalecer el diálogo político es crucial en este momento para nuestro país. Aún tenemos temas pendientes que solo podemos enfrentarlos con la ayuda de todos. Hemos venido construyendo una nueva forma de gobernar en nuestro país, que hoy por hoy se caracteriza por ser democrático, responsable, inclusivo, participativo y transparente”, manifestó el Jefe de Estado.

Por su parte, José Miguel Insulza, Secretario General de la OEA, fue designado depositario del documento, y calificó la Declaración como algo que no se produce todos los días en las Américas, pues constituye un instrumento que abre la búsqueda de consensos para superar los principales desafíos de una nación.

El representante del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Roberto Valent, apuntó que el diálogo permitirá abordar problemas como la seguridad ciudadana, crecimiento económico inclusivo, superación de la pobreza y derechos humanos.

Para las entidades internacionales que respaldan la acción, la construcción y el logro de consensos refleja el compromiso de todos los participantes de utilizar el diálogo como la mejor forma de acordar y superar los actuales desafíos.

A solicitud del Gobierno salvadoreño, la OEA ha venido apoyando, por la vía de los buenos oficios e intermediación política y en coordinación con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), a los actores políticos en pro de la consolidación de la convocatoria al diálogo.

 

IICA El Salvador - 2015

 
 
 
 
Si desea más información o quiere compartir comentarios o sugerencias, escriba al correo cindy.hernandez@iica.int
Comité Editorial
Dr. Gabriel Rodríguez
Cindy Hernández
Luis Aquino
 
Suscríbase Contáctenos www.iica.int
© IICA Oficina El Salvador promueve el uso justo de este documento.
Se solicita que sea citado apropiadamente cuando corresponda