Compartir o Ver en sitio web
26/10/2012#103
 
 
 

Haití profundiza en modelo sincrético de innovación


   
 
 
 
 
   
Misión en reunión con Ministro de Agricultura y Ganadería
Misión en reunión con Ministro de Agricultura y Ganadería
 
 
 
 

Por segunda vez en el país, una misión de Haití, integrada por 11 personas entre funcionarios del Ministerio de Agricultura, FAO e IICA, exploró el modelo aplicado en la ejecución del Programa PAF Cadenas Productivas del Plan de Agricultura Familiar (PAF) de El Salvador, el cual ha sido denominado: Modelo Sincrético de Innovación.

Alfredo Mena, Representante del IICA en esa nación caribeña, indicó que la visita es producto de la continuidad, ya que en febrero visitaron este país para conocer los cambios que estaba viviendo el agro salvadoreño; en mayo una misión salvadoreña de especialistas de la Oficina recorrió la isla para conocer y colaborar con aspectos de planificación que ayudaran a la formulación de términos para el proyecto FIDA-Haití del Ministerio de Agricultura, Recursos Naturales y Desarrollo Rural (MARNDR). Y en esta oportunidad, dijo que la visita pretendió concretizar acciones para la aplicación directa en la isla.

Volny Paultre, Representante de la FAO en Haití, señaló que han capitalizado mucho con esta iniciativa, ya que el ministerio de agricultura y el grupo que conforma la misión ha tomado el compromiso para poner a funcionar una estructura duradera en la isla, particularmente en la agricultura familiar, con las escuelas de campo.

Carl Monde, jefe de la misión y funcionario del MARNDR, explicó que en Haití se puede replicar la parte de planificación en un proyecto similar. De los aspectos observados en la visita, considerarán cómo seleccionar las cadenas prioritarias y cómo identificar los ejes de intervención para éstas.

Según Monde gran parte del modelo observado puede estar aplicado en Haití; aunque existen diferencias con relación a la infraestructura y los servicios básicos.

Una de las grandes expectativas de la misión haitiana es que al aplicar un programa agrícola integral las perdidas post cosecha que, actualmente, alcanzan entre el 15 y el 40%, puedan reducirse hasta un 10%.

La posibilidad de explorar a fondo las experiencias del PAF, a través de diálogos cercanos e in situ con los productores ha sido facilitada gracias al financiamiento de la FAO.

Gerardo Escudero, Representante del IICA en El Salvador, presentó el referido modelo a la misión, destacando que la intervención técnica efectuada en El Salvador radica, principalmente, en la formación de capacidades productivas y empresariales, para transmitir efectivamente innovaciones tecnológicas y conocimiento entre productores, muchos de ellos con una edad promedio avanzada, bajos niveles de escolaridad, con espacios productivos reducidos y sin una tradición de asociatividad.

Además, explicó que la cooperación técnica brindada al Programa PAF Cadenas Productivas se deriva de una acertada y estratégica decisión del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) de impulsar una reactivación del agro destinando los recursos adecuados para una apuesta de ese nivel.

En la actualidad, hay un proceso de transferencia de capacidades y fortalecimiento institucional al MAG. A fin de garantizar la sostenibilidad del modelo, técnicos y funcionarios públicos que dominan nuevos conocimientos e innovaciones tecnológicas seguirán brindando asistencia técnica a los productores adscritos a las cadenas priorizadas.

Una experiencia para compartir


Caribeños durante recorrido por iniciativas del PAF Cadenas Productivas

“Es disposición del Gobierno de El Salvador colaborar en todo lo que se pueda con los países vecinos”, expresó Pablo Ochoa, Ministro de Agricultura y Ganadería a los integrantes de la misión de Haití, conformada por funcionarios del Ministerio de Agricultura, FAO e IICA del mismo país, durante una reunión sostenida en su despacho, el pasado 22 de octubre.

Ochoa destacó ciertas similitudes, así como también diferencias entre El Salvador y el país visitante; sin embargo, considera que el modelo puede ser perfectamente implementado, siguiendo los lineamientos y metodologías del PAF, adecuándolos a las necesidades propias de la isla.

Durante la sesión, el titular de agricultura hizo un balance general sobre la precaria situación agrícola en la que estaba sumido el país hasta hace pocos años y de cómo, a través de la política gubernamental denominada Plan de Agricultura Familiar- consigna pública para recuperar el agro- los resultados han sido evidentes. “Se ha revertido el proceso; han bajado los precios de los alimentos y aumentado la producción; la agricultura ya contribuye de manera significativa en el PIB del país”, acotó.

Gerardo Escudero, Representante del IICA en El Salvador, abonó comentando que, gracias a la intervención gubernamental en la agricultura, por medio del PAF, El Salvador ha logrado reducir la importación de semilla de maíz, y se alcanzará este año una producción récord de maíz grano. Estos y otros ejemplos, dijo, han despertado interés en países de la región”, abonó.

“En esta visita nos interesa hablar directamente con los productores y los técnicos en el campo, quienes nos pueden contar directamente sus experiencias”, dijo Carl Monde, del gabinete del Ministerio de Agricultura de Haití. En nombre de la misión se comprometió a mantener una comunicación constante y recíproca sobre el proceso de implementación del modelo en su país.

“Auguro todo tipo de éxitos para Haití en la implementación del modelo, fortalecedor de la agricultura y de la economía; estaremos pendientes de cualquier comunicación del Ministro de Agricultura sobre el proceso”, dijo Ochoa.

 

CAS acuícolas tiran redes para la comercialización

   
Formación de capacidades en comercialización
Formación de capacidades en comercialización
 
 
 
 

Productores de camarón, integrantes de dos Centros de Acopio y Servicios (CAS) – San Hilario y Sisiguayo-, de la cadena acuícola del PAF Cadenas Productivas realizaron un recorrido por el centro de mayoreo La Tiendona, en San Salvador, como parte de un ejercicio práctico para identificar el movimiento de la oferta y demanda de crustáceo en el lugar y dialogar con potenciales compradores.

Esta actividad se enmarca dentro de un taller en comercialización y ventas impartido por el equipo de Agronegocios del PAF Cadenas Productivas, a miembros de los CAS de la cadena acuícola con el objetivo de fortalecer sus capacidades para comercializar, de manera directa, con compradores mayoristas.

En una sesión previa, los 30 productores participantes fueron capacitados en temas como: conceptos básicos de mercadeo, importancia de la definición de estrategias de comercialización, estructuración de planes de ventas y realización de estudios de mercados.

Durante el taller, los productores identificaron que están en la capacidad de ofertar, entre ambos CAS, un aproximado de 100 mil libras mensuales de camarón. La proyección es comercializar, directamente, parte de esta producción con compradores mayoristas, que suplen mercados municipales, hoteles y restaurantes.

Según indica Beatriz Alegría, Técnico de Agronegocios del PAF Cadenas Productivas, la implementación de este plan de capacitación responde a la necesidad identificada por los mismos productores de establecer acercamientos directos con compradores formales, ahora que han logrado notables incrementos en la producción gracias a los conocimientos adquiridos en las Escuelas de Campo productivas.

En los próximos días se realizará una rueda de negocios, que reforzará el aprendizaje adquirido por los productores a través de la capacitación y propiciará acercamientos comerciales entre empresas demandantes de camarón y tilapia.

 

Calidad e inocuidad para la sostenibilidad

   
 
 
 
 

“Todo ganadero que se visualice como agroempresario y que tenga una visión de mediano y largo plazo, debe incluir, dentro de su modelo de producción, aspectos de gestión de calidad, pues de ello dependerá el acceso al mercado formal”, afirma con mucha convicción Adalberto Hernández, coordinador de la cadena de lácteos.

Para Hernández, la implementación de un sistema de aseguramiento de la calidad en las actividades productivas genera, además, estabilidad en los precios de venta, sostenibilidad y crecimiento de los negocios.

Lograr que las cadenas de lácteos, hortalizas, acuícola, granos básicos, miel y frutas, atendidas por el PAF Cadenas Productivas alcancen los mencionados niveles, es el objetivo del equipo de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad de los Alimentos (SAIA) del Programa, quien realiza un intenso trabajo de acompañamiento y capacitación, sobre el sistema de garantía de calidad e inocuidad con los productores y técnicos de los Centros de Acopio y Servicios (CAS).

“El objetivo es acercar a los productores al mercado formal, mediante el cumplimiento de leyes y reglamentos nacionales e internacionales a los que deben estar apegados para que sus productos sean seguros y confiables, eliminando riesgos químicos y aplicando las condiciones higiénico-sanitarias que el mercado exige”, comenta de León.

En este sentido, el trabajo entre especialistas de SAIA y técnicos de desarrollo empresarial ha sido fundamental para garantizar en el tiempo la sostenibilidad del aprendizaje; a través de la currícula de las CEFE, los técnicos han incluido temas sobre rastreabilidad, condiciones higiénico- sanitarias en general, control de registros, transporte del producto hacia el mercado y almacenamiento.

El equipo PAF/ MAG de SAIA atiende no solo a los CAS, sino también los puntos de recolección de la producción, que aglutinan más de 44 en todo el territorio; la temática, explica de León, se está impartiendo desde el nivel de la producción primaria, hasta el empaque y comercialización.

La capacitación y acompañamiento contempla, además, conocimiento sobre los requerimientos legales y administrativos para poder comercializar sus productos, consideraciones técnicas para el manejo poscosecha y llenado de fichas técnicas, sus características y cumplimiento, aspectos esenciales dentro del proceso de aseguramiento de la calidad.

Por otro lado, el equipo de SAIA ha producido para cada cadena sus propias guías técnicas de Buenas Prácticas de Manufactura (BPM), en las cuales se describen las siete áreas para su aplicación y funcionamiento como: infraestructura, medidas higiénicas, equipos y utensilios, personal, material primas, operaciones y el sistema de verificación de las BMP. Las guía están basadas en las normativas técnicas el Codex Alimentarius, el Reglamento Técnico Centroamericano sobre BPM, los requerimientos que exige la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), y la Normativa Salvadoreña de Salud.

 
Si desea más información o quiere compartir comentarios o sugerencias, escriba al correo cindy.hernandez@iica.int
Comité Editorial
Dr. Gerardo Escudero
Cindy Hernández
Elba Márquez
Claudia Gaitán
Luis Flores
 
Suscríbase Contáctenos www.iica.int
© IICA Oficina El Salvador promueve el uso justo de este documento.
Se solicita que sea citado apropiadamente cuando corresponda