Compartir o Ver en sitio web
09/11/2012#105
 
 
 

Las tilapias también se enferman

   
 
 
 
 

Diagnóstico, prevención y control de enfermedades en el sistema de producción acuícola- centrado en peces y crustáceos cultivados- son las áreas sobre las cuales la experta peruana en patología de organismos acuáticos, Gina Conroy, estará disertando, durante el Taller de fitopatología acuícola, que se desarrolla del 7 al 11de noviembre en el Centro de Liderazgo y Capacitación del IICA. El objetivo es actualizar conocimientos entre técnicos y productores sobre el tema y que adquieran nuevas competencias en el área de patología para tilapias.

La temática sobre las diferentes enfermedades que impactan el sistema de cultivo de tilapias a nivel regional y mundial está siendo abordada desde el punto de vista sanitario y económico para los sistemas de producción. Gina Conroy explica que la mayoría de sistemas de cultivo poseen problemas sanitarios que, obviamente, provienen de malos manejos por parte del productor.

El conocimiento y tratamiento adecuado de las patologías y la implementación de buenas prácticas conlleva a una mejora significativa en la producción y en la calidad el producto. “Buenas prácticas significa la no utilización de antibióticos que puedan afectar al consumidor, e incrementar el sistema inmune de los peces utilizando medidas de prevención, pues la existencia de patógenos echan a perder hasta más del 50% de la producción”, explica Conroy.

Los técnicos y productores participantes en el Taller tendrán la oportunidad de realizar prácticas en el laboratorio de análisis de patologías ubicado en la sede el Matazano, del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), que ha sido equipado y fortalecido por FUNDE, bajo la coordinación de la doctora Conroy. Visitarán, además, el Centro de Desarrollo Productivo (CDP) Palo Blanco, ubicado en Ilopango.

El evento teórico-práctico ha sido desarrollado por iniciativa de la Fundación Nacional para el Desarrollo de El Salvador (FUNDES), en coordinación de la cadena acuícola del PAF Cadenas Productivas, del Plan de Agricultura Familiar y la Dirección General de Desarrollo de la Pesca y Acuicultura (Cendepesca), donde más de 25 técnicos y productores de las mencionadas instituciones están capacitándose.

“Todo el conocimiento que se comparta con los técnicos durante el Taller, se trasladará directa e inmediatamente a las iniciativas acuícolas y a sus productores”, puntualizó Gerardo Escudero, Representante del IICA en El Salvador, durante el acto de inauguración del Taller.

 

Maíz sin mancha de asfalto

   
Comitiva salvadoreña observa parcelas experimentales, durante gira internacional
Comitiva salvadoreña observa parcelas experimentales, durante gira internacional
 
 
 
 

Una comitiva integrada por cuatro personas – tres técnicos del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Alvarez Córdova” (CENTA) y el coordinador de la cadena de granos básicos del PAF Cadenas Productivas- viajó recientemente al municipio de Monjas, departamento de Jalapa, Guatemala, con el fin de evaluar variedades de híbridos de maíz que sean resistentes a la enfermedad mancha de asfalto y generen mayores rendimientos por manzana.

La gira técnica se realizó por parcelas experimentales de la empresa Productora de Semillas, S.A., de origen guatemalteco. De los nueve híbridos observados, se comprobó que la variedad HR-245 presenta mayor grado de resistencia a la mancha de asfalto, puede alcanzar rendimientos de hasta 100 quintales por manzana en sistemas de producción semi tecnificados y hasta 70 quintales en sistemas no tecnificados, es una variedad de germinación rápida, entre otras características.

Dado que este híbrido demuestra más adaptabilidad a las condiciones agroecológicas del país, podría ser incorporado en el paquete de incentivos otorgados para el fortalecimiento de los Centros de Desarrollo Productivo (CDP), de la cadena de granos básicos del Programa PAF Cadenas Productivas, del Plan de Agricultura Familiar, y en el Programa de Semilla Mejorada, ambos ejecutados por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

A la fecha, numerosos productores y técnicos del equipo PAF, de las distintas cadenas productivas priorizadas, han participado en giras internacionales con el fin de conocer nuevas tecnologías y procesos que puedan ser aplicados a la realidad salvadoreña, con el fin de elevar los niveles de productividad y competitividad de las cadenas.

 

Pequeños productores en grandes mercados

   
Productores han fortalecido sus habilidades empresariales y emprendedoras para concretar negocios
Productores han fortalecido sus habilidades empresariales y emprendedoras para concretar negocios
 
 
 
 

Unos 125 productores de la cadena de granos básicos del PAF Cadenas Productivas – de los departamentos de La Paz, Usulután y La Libertad- han encontrado un mercado formal donde comercializar su producción, gracias a un acuerdo con una empresa de la agroindustria harinera que proyecta la entrega de un aproximado de 10 mil quintales de maíz blanco.

“Siempre pensamos que sólo los grandes comerciantes podían hacer este tipo de negocios. Ahora, hemos comprobado que nosotros también podemos”, cuenta Juan Antonio Castillo, productor individual.

Castillo es uno de los ocho productores del municipio de San Pedro Masahuat, en La Paz, que –en conjunto- recientemente lograron la entrega de 500 quintales a dicha empresa. A la fecha, se ha abastecido con un volumen de más de 900 quintales, como parte de los 10 mil proyectados.

Comercializar su producción a través de este canal, representa un salto cuantitativo y cualitativo para los productores, quienes, en su mayoría, concretan por vez primera negocios con una empresa formal. De esta manera, son los productores quienes se quedan con las ganancias de sus cosechas y aprenden el proceso que implica producir con calidad, según explica Enrique Bermúdez, Técnico en Comercialización del equipo PAF.

Gracias a la transferencia de tecnología y conocimiento con las Escuelas de Campo (ECAS) y al fortalecimiento de las habilidades empresariales y emprendedoras de los productores con capacitaciones en comercialización, los agricultores se encuentran en la capacidad de ofertar mayores volúmenes y concretar negocios con grandes compradores.

Y es que vendiendo a mercados formales, como en este caso, los productores obtienen una ganancia que ronda los cuatro dólares por encima del precio al que compran los intermediarios.

Precisamente, con el fin de facilitar la vinculación de los productores a nuevos mercados, la cadena de granos básicos, del PAF Cadenas Productivas, ha propiciado otras modalidades de comercialización, como la venta de maíz y frijol a una empresa comercializadora de alimentos a gran escala y las ventas gubernamentales, a través de alianzas con entidades de la Cooperación Internacional.

 

Cambio climático incide en la roya

Hablar de la roya es hablar del cambio climático. Según estudios, la diseminación de la enfermedad, en los últimos años, no se debe a mutaciones del patógeno, ni a nuevas razas, sino al clima, como lo explica Marco Cristancho, experto colombiano en microbiología y fitopatología.

“Tenemos, en Colombia, análisis muy concretos sobre la enfermedad, tanto en invernaderos, en laboratorios y en campo, que demuestran que la epidemia de la roya ha sido por efecto del cambio climático”, indicó el especialista.

La enfermedad, que ataca principalmente la hoja del cafeto, provoca bajo rendimiento, ya que la planta se concentra solamente en la recuperación de las hojas perdidas. De no controlarse a tiempo, causa la desfoliación. Además del factor climático, algunas prácticas agrícolas como la disminución en la fertilización, alto número de tallos por sitio, el origen incierto de la semilla y falta de desyerbas, son factores que aumentan la incidencia de la roya.

La siembra de variedades resistentes y de muy buena adaptabilidad es una de las mejores estrategias para enfrentar el desarrollo del patógeno. Por otro lado, están los programas de control químico, que deben realizarse de forma muy estricta y oportuna para que realmente sean efectivos. Otra sugerencia es que, al final de la temporada de corta de café, se lleve a cabo un proceso de fertilización, para luego pensar en el manejo de la enfermedad.

La visita del experto colombiano al país fue gracias a la gestión y apoyo que Promecafé brinda a las instituciones regionales relacionadas con la caficultura. Dentro de la celebración del Día Nacional de la Caficultura en El Salvador, Cristancho compartió, ante un grupo de más de 200 caficultores, conocimientos técnicos y experiencias.

 
Si desea más información o quiere compartir comentarios o sugerencias, escriba al correo cindy.hernandez@iica.int
Comité Editorial
Dr. Gerardo Escudero
Cindy Hernández
Elba Márquez
Claudia Gaitán
Luis Flores
 
Suscríbase Contáctenos www.iica.int
© IICA Oficina El Salvador promueve el uso justo de este documento.
Se solicita que sea citado apropiadamente cuando corresponda