Compartir o Ver en sitio web
07/12/2012#109
 
 
 

El antes y después de una ECA

   
Ángela Hernández, de ECA La Virgen, Cojutepeque
Ángela Hernández, de ECA La Virgen, Cojutepeque
 
 
 
 

Ángela Hernández, de la Escuela de Campo (ECA) La Virgen, de Cojutepeque, forma parte de un grupo de productores que aguardan el inicio del acto donde recibirán su diploma por haber completado su formación en ECAS.

Ella, comenta y demuestra lo aprendido en las Escuelas de Campo, extrayendo del fondo de su bolso, varias naranjas, limones y mandarinas de diferentes tamaños y explica: “Miren la diferencia, estas naranjas fueron cultivadas como lo hacíamos antes; estas otras, más sanas y grandes, con las técnicas y manejos aprendidos en las ECAS”.

Carlos Palacios, confirma las explicaciones de Ángela, “Sí, ahora conocemos de nutrientes, uso de químicos, abonos y control de plagas, por eso obtenemos mejores frutos”.

Ese fue el ambiente que se vivió durante dos días, en la sede del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA), Cojutepeque, donde al menos 200 productores de las ECAS Los Naranjos, Candelaria, La Virgen, San Antonio, Santa Lucía, San Francisco, Ojo de Agua y La Paz, de la cadena de frutas, se graduaron en Escuelas de Campo.

“Ustedes son estratégicos, ya que el desarrollo de la agricultura está en sus manos”, dijo el Jefe de Agencia del CENTA, Rutilio González, en sus palabras de apertura del acto, quien al mismo tiempo instó a los productores a compartir las experiencias y aplicar los conocimientos.

Con estos eventos, donde la presencia y participación de mujeres y jóvenes fueron la característica principal, la cadena de frutas completó las graduaciones de ECAS programadas para 2012, dando como resultado más productores capacitados en diferentes temas agrícolas, que pondrán en práctica en sus propias parcelas.

“A medida que asistía a las ECAS me convencía más de que lo mío era la agricultura. Antes de eso, nada me motivaba. Así que en enero iniciaré el curso de admisión en la Escuela Nacional de Agricultura, así ayudaré a mi familia y al país”. Este es el caso de Carlos Palacios, de 20 años, uno de los más jóvenes graduados, quien a través la participación en las Escuelas de Campo encontró su vocación.

Por su parte, Santiago Hernández, de la ECA Candelaria, comentó: “Nos sentimos muy importantes porque nos han valorado, dándonos la oportunidad de asistir a una escuela. Lo que hemos aprendido nadie nos lo quitará y lo vamos a heredar a nuestros hijos”.

El esfuerzo, interés y perseverancia de los productores graduados, fue destacado por Napoleón Irigoyen, Sub-coordinador de la cadena de frutas, valores que recalcó en la mujer, como medio de mejora de las familias y comunidades.

 

Desarrollo sustentable para el Trifinio

   
 
 
 
 

La presentación del proyecto “Desarrollo de estrategias locales de adaptación al cambio climático para el desarrollo sustentable de municipios de Guatemala, El Salvador y Honduras”, se llevó a cabo ante diferentes instancias y actores clave de los países en mención, el pasado 5 de diciembre, en el Centro de Liderazgo y Capacitación del IICA.

El Proyecto contempla los siguientes objetivos: la ampliación y fortalecimiento de las capacidades institucionales públicas y privadas para formular, ejecutar e instrumentar políticas, estrategias e inversiones en agricultura; y el mejoramiento de la capacidad del sector agropecuario de adaptarse al mismo, mediante el uso sostenible e inteligente de los recursos naturales.

La Especialista en Cambio Climático del Programa Recursos Naturales y Cambio Climático del IICA, Costa Rica, Kathia Fajardo, explicó que el proyecto posee dos componentes principales: la elaboración de estrategias mediante talleres participativos con los representantes de las comunidades, y la selección de las áreas prioritarias donde estas puedan ser implementadas, en términos de buscar financiamientos para llevarlas a cabo.

El Proyecto será integrado a la iniciativa del Plan Trifinio, donde el tema forma parte de su agenda estratégica. “En los municipios de la región del Trifinio, a excepción de planes de gestión y prevención de desastres, existe muy poco conocimiento sobre cómo gestionar e implementar procesos e insertar resultados en instrumentos de gestión del desarrollo, por ello estamos impulsando este proyecto”, explicó la Especialista.

“Para llevar a cabo este tipo de iniciativas, son fundamentales las alianzas entre distintas instituciones que puedan crear sinergias sustentadas en la gestión del conocimiento”, dijo Gerardo Escudero, Representante del IICA en El Salvador, quien además de reafirmar el apoyo de la Oficina, destacó la importancia del trabajo en dos vías: tomar en cuenta los estudios avanzados de sistematización y medición del tema, así como la experiencia empírica de los productores ante el cambio climático.

La agenda incluyó la ponencia del experto Allan Lavell, de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), quien expuso sobre la gestión de riesgos de desastres, adaptación al cambio climático e implicaciones en el marco del sector agropecuario.

Para Lavell, falta mucho camino por recorrer en la implementación de los temas, ante lo que recomienda fusionar aspectos en común, para que sean apropiados fácilmente por los actores locales.

“Para inicios de 2013- agregó Fajardo- se tiene prevista la selección de municipios beneficiarios, a partir de donde se contemplará el alcance de la estrategia en términos de conocer a la población, los ejes prioritarios y otros actores que deseen integrarse”.

Representantes del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Universidad Centroamericana (UCA), la Universidad de El Salvador (UES), miembros de la mancomunidad Copán Chortí de Guatemala y personal del Consejo Agropecuario Centroamericano (CAC), participaron en el evento. El Proyecto es coordinado por el IICA, con el apoyo de las unidades ambientales de los municipios, autoridades locales, la Comisión Trinacional del Plan Trifinio (CTPT) y la academia.

 

Certificación para ser diferente

   
 
 
 
 

El aprendizaje de un conjunto de herramientas básicas para implementar el proceso de certificación y transformación de buenas prácticas sociales, ambientales y agronómicas en las fincas de café, fue el principal resultado del Taller de Certificación de Café, impartido por especialistas de la Fundación Ecológica SalvaNatura a 31 técnicos de la cadena de café, del PAF Cadenas Productivas.

El Taller, de tres días de duración, abordó las generalidades de cuatro sellos de certificación – Orgánico, Rainforest Alliance, Comercio Justo, y el Código Común de Comunidades Cafetaleras o más conocido como 4C- y sus respectivas normativas. Estos sellos se encuentran entre los de mayor demanda en el mercado internacional.

El último día de la actividad, los participantes realizaron un ejercicio práctico para evaluar, en una finca cafetalera, la aplicación de normas requeridas por los distintos sellos y el desempeño en el manejo social, ambiental y agronómico.

Para Atilio Castro, técnico participante en el taller, la capacitación le ha permitido tomar una mayor conciencia sobre la importancia de los sellos de certificación, haciendo énfasis en las buenas prácticas, la sostenibilidad del medio ambiente y los beneficios sociales que conllevan. “Además, para ser competitivo a nivel mundial, es necesario estar diferenciado por medio de una certificación”, agregó el técnico.

La certificación es un proceso mediante el cual se garantiza la producción de café bajo la normativa de un determinado sello, lo cual permite a los caficultores no solo acceder a mercados diferenciados, sino que conlleva el beneficio de incentivar la producción con un enfoque de responsabilidad social, bajo estándares de calidad e inocuidad y con prácticas amigables con el medio ambiente.

El aprendizaje generado a través de esta actividad será transmitido a los productores atendidos por la cadena de café, con el fin de que puedan replicarlos en sus respectivas fincas y prácticas productivas.

En El Salvador, aún queda mucho camino por recorrer en el tema de la certificación. Es necesario que en los distintos rubros del sector agrícola se tome conciencia de los beneficios derivados de la aplicación de las normativas que rigen los sellos de certificación.

 

Negocios para acceder al sector formal

   
 
 
 
 

La vinculación directa entre empresas distribuidoras de insumos y más de 56 productores de la cadena de granos básicos fue el resultado de la rueda de negocios para promover la compra colectiva de insumos agrícolas, realizada el pasado 29 de noviembre, en la Finca Astoria, en La Paz.

Esta rueda de negocios constituyó la última, de las seis programadas por la cadena en diferentes zonas del país para el mes recién pasado. Los participantes, en esta ocasión, fueron productores integrantes de Escuelas de Campo (ECAS) de los departamentos de La Paz, San Vicente y La Libertad.

Proveedores de insumos de fertilizantes, insecticidas y semillas, ofertaron su gama de productos y expusieron la cartera de precios que ofrecen para el próximo año. También se propició el espacio para que una empresa de la agroindustria detallara los requerimientos de calidad y volumen necesarios para comercializar en mercados formales.

“A través de la organización de estos eventos, la cadena de granos básicos apoya a sus productores en el incremento de capacidades en gestión empresarial y en las diferentes opciones de comercialización de granos con el mercado formal”, explicó Jorge Hidalgo, coordinador de la cadena.

Ruedas de negocios, visitas a plantas procesadoras de la agroindustria y a bodegas de almacenamiento, son parte de las actividades que se enmarcan dentro de los objetivos planteados por la cadena de granos básicos para el año en curso: promover el acceso de los productores a insumos de bajo costo, y su participación en eventos de comercialización para fortalecer sus habilidades de negociación.

 

70 Años de Historia

En el marco de la celebración de su 70 Aniversario, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) ha realizado una compilación de su quehacer técnico en cuanto al desarrollo de la agricultura, a través de la publicación: 70 Años de Historia.

Sus páginas ofrecen la historia institucional vinculada a las necesidades de agricultura americana en varios de sus momentos importantes. Narra el papel y la contribución de un organismo que ha sabido ganarse, a pulso, el reconocimiento que hoy tiene y que le permite celebrar con orgullo 70 años de vida.

La publicación está disponible en formato PDF en el sitio web institucional: http://www.iica.int

I Congreso de Agricultura Protegida

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA), en coordinación con el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), llevarán a cabo, el 10 y 11 de diciembre, en San Salvador, el I Congreso Nacional de Agricultura Protegida.

Expertos de instituciones extranjeras y locales relacionadas con el tema, expondrán sobre diversos temas como prácticas culturales, manejo de plántulas, riego y fertilización, plagas y enfermedades entre otros; todo, enmarcado bajo la modalidad de estructuras protegidas y ambientes controlados.

Este I Congreso pretende proporcionar a los participantes las bases teóricas para el desarrollo y manejo de sistemas de producción en agricultura protegida, considerando las diferentes condiciones ecológicas y socioeconómicas de la región centroamericana y del Caribe.

 
Si desea más información o quiere compartir comentarios o sugerencias, escriba al correo cindy.hernandez@iica.int
Comité Editorial
Dr. Gerardo Escudero
Cindy Hernández
Elba Márquez
Claudia Gaitán
Luis Flores
 
Suscríbase Contáctenos www.iica.int
© IICA Oficina El Salvador promueve el uso justo de este documento.
Se solicita que sea citado apropiadamente cuando corresponda