Compartir o Ver en sitio web
08/02/2013#115
 
 
 

Esto es hacer negocio con granos básicos

   
Venta de maíz al mercado formal
Venta de maíz al mercado formal
 
 
 
 

No hay fórmulas mágicas para hacer negocios. Existen distintas estrategias que convierten productos tradicionales en productos ganadores. ¿Que si son rentables los granos básicos? Todo depende de los casos y la óptica con la cual se analicen. Sin embargo, al escuchar un monto de venta superior a $1 millón de dólares, seguro nos interesamos por descubrir cuál fue el elemento de éxito detrás de esa cifra.

Empecemos por canalizar la producción al mercado formal. Eso crea una diferencia. Entonces, más de 46,000 quintales de granos básicos-maíz blanco, frijol rojo y sorgo- producidos en el ciclo productivo 2012-2013, por mil 400 productores, asociados a 11 Centros de Acopio y Servicios (CAS) de la cadena de granos básicos del PAF Cadenas Productivas, del Plan de Agricultura Familiar (PAF), comercializados en esa modalidad, pueden alcanzar ese volumen en un aproximado de seis meses.

Satisfacer las expectativas de cinco empresas agroindustriales del sector formal y un gran cliente del sector público cumpliendo con los estándares de calidad e inocuidad requeridos, es otro gran paso. “Un punto determinante en el proceso de comercialización”, como lo señala Jorge Hidalgo, coordinador de la cadena del equipo PAF MAG/CENTA.

Hidalgo explica “nuestros productores han aprendido que, aplicar estándares de calidad les permite acceder a mercados más grandes y vender a un mejor precio. Desde el momento que llega el producto al CAS establecen su propio proceso de recibido, clasificado, secado y almacenado, procedimiento que está muy arraigado en ellos y que ha permitido una relación de identidad muy fuerte en una tríada: productor-CAS-industria”.

El nivel de formalidad es esencial. Las empresas de alto nivel prefieren a los proveedores capaces de hacer negocios serios, para mantener una relación sostenible en el tiempo. No buscan intermediarios sino tratos directos. Los agricultores que constituyen un Centros de Acopio y Servicios conocen las exigencias de la demanda y consolidan la firma de los convenios de comercialización.

En palabras de Feliciano Cruz, productor de 58 años, habitante del cantón Las Maderas, departamento de La Unión, y adscrito al CAS Gerardo Barrios: “Cuando uno nunca ha andado por un camino y aprende a conocerlo descubre grandes oportunidades, especialmente nosotros, que nunca nos habían dado la oportunidad de la asociatividad y la comercialización. Hoy sabemos producir, sabemos vender y tenemos ganancias mayores”.

Actuar bajo el marco legal también es importante. Las transacciones comerciales responsables es aportan beneficios fiscales. Con el PAF Cadenas Productivas, todos los Centros de Acopio y Servicios se encuentran legalmente constituidos, realizan las declaraciones de impuestos, los controles contables internos y emiten créditos fiscales.

Capacitar genera resultados. En este caso, la metodología Escuelas de Campo para Agricultores aplicada en el Programa ha sido todo un proceso metodológico e innovador para inyectar conocimientos desde la etapa de producción, hasta la gestión empresarial, complementando la formación de capacidades institucionales, para convertir a los productores en agroempresarios capaces de superar los puntos críticos dentro de una agrocadena con potencial.

Tiempo de volar…

“La calidad se paga”, expresa con seguridad Eulalio Amaya, productor de frijol de la Cooperativa San Francisco de San Juan Opico, La Libertad, al comentar sobre el incremento económico que ha experimentado por la venta de su cosecha de frijol, a partir de la asistencia técnica en producción y comercialización que ha recibido por parte del equipo PAF MAG/CENTA a través de las Escuelas de Campo (ECAS) y de Formación Económica basada en la Formación Emprendedora (CEFE).

Compara que antes del PAF, los intermediarios compraban el quintal de frijol a $35 dólares, ahora, con las técnicas de negociación que ha recibido han logrado venderlo al mercado formal hasta en $44 dólares, cumpliendo con los requerimientos de calidad que se exigen.

Eulalio formó parte de los 250 productores de la cadena de granos básicos que recibieron su diploma de graduación por haber completado su formación en Escuelas de Campo y CEFE, el 8 de febrero, en San Juan Opico, departamento de La Libertad.

El coordinador de la cadena, Jorge Hidalgo, explicó que el evento fue propicio para que los mismos productores demostraran las capacidades adquiridas para enfrentar el mercado, conocimientos que irán sumando productividad en la zona y extendiendo la cobertura geográfica del impacto.

“Hemos llevado un acompañamiento integral con los productores. Desde la parte productiva, que va encaminada a aumentar sus rendimientos y vender mejor, hasta la parte humana donde hemos potenciado capacidades de expresión y trato con el cliente”, finalizó Hidalgo.
 

Tecnologías agrícolas que marcan la diferencia

   
 
 
 
 

Las tecnologías agrícolas promovidas por el PAF Cadenas Productivas son rentables y elevan los niveles de rendimiento. Esa es la afirmación que se deriva luego de aplicar un análisis económico, costo-beneficio, bajo la metodología denominada: Análisis Marginal de Presupuestos Parciales, la cual hace una revisión de la eficiencia de los recursos invertidos.

El estudio consiste en un cruce entre los aspectos tecnológicos y los aspectos económicos para conocer la eficiencia de los recursos invertidos.

Para este caso, se seleccionó una muestra de las ocho cadenas correspondiente a 65 Centros de Desarrollo Productivo (CDP) o fincas “escuela”, de un total de 558 distribuidas a nivel nacional. Posteriormente, se llevaron a cabo siete reuniones de trabajo para analizar el “paquete tecnológico” aplicado, considerando las diferencias agroecológicas y las particularidades de producción.

Ha quedado demostrado que la innovación tecnológica ha jugado un papel importante y ha sido un factor de cambio. En algunos cultivos ha estado ligada a la introducción de otros tipos de semilla, tratamiento de la misma y diferente distancia de siembra; así como modificaciones en la fertilización y aplicaciones para control de plagas, enfermedades y malezas.

Los resultados más sorprendentes, considerando un ciclo productivo, se identificaron en las cadenas hortalizas y acuícola. En la primera, la relación beneficio costo marginal de tomate bajo techo por manzana cultivada llegó al 2036%, lo cual traducido a cifras económicas alcanza los $15,838 para el bolsillo del agricultor. Un comportamiento similar se observó en la producción de chile dulce bajo techo, donde el beneficio alcanzó una diferencia de $5,421 a favor del productor, que se explica en términos de sacos de chile al pasar de 800 a 1,400.

En la segunda, la transición de camaroneras con sistemas extensivos que pasan a semi-intensivos con innovaciones de proceso relacionadas con preparación de estanques, siembra de larvas de laboratorio, sistemas de bombeo y recambio de agua, entre otros, reflejaron una relación beneficio costo marginal de 5327% que en rendimientos se visualiza al pasar de 1,866 libras por hectárea, por ciclo, a 2720.

Las situaciones sobresalientes en ambas cadenas y en los productos específicos obedecen a que éstos sostienen una mayor dinámica de mercado, por ende mejoras tecnológicas potencian una creciente productividad que permite una recuperación más rápida de las inversiones.

La realidad seguirá exprimiéndose cuando se estudie el impacto de las tecnologías entre quienes las han adoptado. Otros factores como lo social y ambiental podrían ser evaluados.

El estudio ha sido elaborado por el equipo de Monitoreo Estratégico con el apoyo técnico de Agronegocios del PAF Cadenas Productivas, la participación de los coordinadores y técnicos de las cadenas agroproductivas y con la participación de productores de los 65 Centros de Desarrollo Productivo (CDP) de las cadenas. La coordinación general la llevó Representación de la Oficina del IICA en El Salvador.

 

Avanza transferencia de capacidades en Agronegocios

   
Equipos de agronegocios en sesión de coordinación
Equipos de agronegocios en sesión de coordinación
 
 
 
 

El ejercicio transparente y ordenado de transferencia de capacidades en la ejecución del Plan de Agricultura Familiar, iniciado durante el último trimestre de 2012 entre el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y autoridades del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), continúa en marcha.

En este contexto, el equipo transversal del PAF Cadenas Productivas ha realizado una serie de sesiones –durante 2013- con sus homólogos del MAG y CENTA; en esta ocasión con el tema de los agronegocios MAG/IICA con el objetivo de proporcionar un amplio panorama sobre el trabajo realizado en el componente de comercialización de las diferentes cadenas productivas y establecer acciones estratégicas para su fortalecimiento.

Precisamente, esta semana se realizó un encuentro entre los equipos de Comercialización y Desarrollo Empresarial de las cadenas y miembros de la Dirección de Agronegocios MAG para compartir el funcionamiento de los Centros de Acopio y Servicios (CAS) conformados, conocer la dinámica de acompañamiento proporcionada por el Programa, e identificar el personal a cargo de los mismos.

Asimismo, se han abordado otros aspectos como: resultados de los estudios de caracterización de las diferentes cadenas, el mecanismo de funcionamiento de las mesas técnicas y los acuerdos logrados –a la fecha- a partir de su implementación, fueron expuestos recientemente en otra sesión en la que también participó el Director General de Economía Agropecuaria del MAG, Elías Barriere.

En esto último también se enfatizó la importancia de las mesas técnicas como un espacio permanente de diálogo, que ayude a superar los cuellos de botella en los diferentes eslabones de las cadenas, a fin de volverlas más competitivas.

El equipo de Agronegocios MAG, como otras unidades del ministerio, también ha recibido una inducción técnica sobre el uso y funcionamiento del sistema de seguimiento y monitoreo en línea – que permite un exhaustivo y transparente seguimiento de los avances del Programa y de cada una de las actividades realizadas en campo -, y sobre los instrumentos de recolección de evidencias de las actividades realizadas en campo, para el reporte de metas de los indicadores.

Por otra parte, a mediados del mes de enero, se realizó un recorrido por cuatro CAS de las cadenas de hortalizas y granos básicos, donde los funcionarios del MAG pudieron conocer de boca de los propios agricultores cómo, con el acompañamiento del Programa, han logrado colocar volúmenes significativos de su producción en mercados formales.

El equipo de Agronegocios del Ministerio de Agricultura y Ganadería ha reiterado su disposición de dar continuidad a los esfuerzos realizados en el PAF Cadenas Productivas. La semana entrante, se tiene previsto realizar giras por más Centros de Acopio y Servicio, para conocer in situ las actividades implementadas e identificar posibles acciones de acompañamiento.

 

Primer Intercambio Centroamericano de Redes del PRIICA

   
Producción de tomate
Producción de tomate
 
 
 
 

Lograr la integración entre investigadores y especialistas de los cultivos-papa, aguacate yuca y tomate – a través de redes; promover condiciones que permitan intercambiar experiencias sobre tecnología; la construcción de una agenda regional donde se pueda fomentar el diálogo y ampliar el conocimiento; y la planificación de esfuerzos con miras al trabajo dentro del PRIICA y en el seno del territorio para 2013, fueron los cuatro grandes objetivos sobre los que instó a trabajar Víctor Villalobos, Director General del IICA, a los participantes en el Primer Intercambio Centroamericano de Redes del PRIICA.

Enlaces nacionales de los INIAS y especialistas de cada uno cuatro productos-cadena priorizados por el Programa Regional de Investigación e Innovación por cadenas de valor (PRIICA) de seis países de la región, estuvieron reunidos del 5 al 7 de febrero en la Sede Central del IICA, en San José Costa Rica, con el objetivo de iniciar con la construcción de la Agenda Centroamericana de Investigación e Innovación Tecnológica Agrícola, que orientará la posterior formulación de los proyectos de investigación e innovación que ejecutará cada consorcio local en los seis países centroamericanos para 2013.

Por parte de El Salvador, participaron los Enlaces Nacionales del CENTA-PRIICA Mario García y Mario Parada Jaco, el Especialista en Competitividad del IICA, Edgar Cruz, y los especialistas en cada uno de los rubros mencionados.

La temática que se abordó giró en función de los retos que se pudieran enfrentar en temas de cadenas de valor: gestión estratégica de la innovación tecnológica agrícola para la competitividad y la seguridad alimentaria; sistemas de información agrícola, integración y fortalecimiento de redes por producto cadena; transferencia tecnológica y sostenibilidad; se presentaron también innovaciones y desarrollo de algunos de los cultivos mencionados. El segundo y tercer día del encuentro se llevaron a cabo giras de campo por centros experimentales ubicados en la región trópico húmedo del Atlántico costarricense.

El Director General, dentro de su intervención, abogó por la auto sostenibilidad de las cadenas desde los mismos beneficiarios; el acceso a los mercados, con las variedades y volúmenes requeridos por el consumidor; recomendó poner en agenda el tema de la pérdida pos cosecha debido a que se trabaja con cuatro productos perecederos.

Por otro lado, se destacó el papel y el trabajo de los INIAS en este esfuerzo y su importancia para el sector agropecuario y los países centroamericanos. “El reto de todos los que estamos involucrados es avanzar en la línea técnica y en la ejecución de los recursos para dar respuesta a los donantes. Se trata de ver cómo nos organizamos a nivel regional en cuatro actividades productivas diferentes. Debemos mostrar que somos buenos ejecutores”, dijo Rafael Corrales del INTA, Costa Rica.

Dentro de esta iniciativa, el IICA funge como gestor y facilitador del proceso desde la aportación de experiencias, “Uno de los activos del Instituto es el conocimiento generado por los productores en los países y el facilitar el conocimiento para la mejora de la producción agrícola en todo el hemisferio, a través de instrumentos que ustedes mismos diseñan y nos demandan”, explicó Villalobos a los presentes.

El PRIICA forma parte de los proyectos del Sistema de Integración Centroamericano de Tecnología Agrícola (SICTA) que lleva a cabo el IICA. La apuesta está orientada a reducir los niveles de pobreza rural y el mejoramiento de la seguridad alimentaria nutricional de las familias en 24 comunidades priorizadas en el territorio centroamericano.

 

Curso de Agroecoturismo, Décima Edición

El Centro de Promoción de Capacidades Técnicas y Liderazgo y el Portal Educativo de la OEA, en apoyo al Programa de Agronegocios y Comercialización del IICA, promueven la Décima Edición del Curso Agroecoturismo: Elementos básicos para implementar un proyecto de turismo innovador.

El objetivo es proporcionar a los participantes una base teórica y práctica sobre la planeación, coordinación e instrumentación de proyectos y emprendimientos en el campo del agroecoturismo, que les permita desarrollar un criterio de toma de decisiones con instrumentos metodológicos necesarios para la solución de problemas relacionados con el desarrollo de esas empresas.

El curso será impartido en idioma español y únicamente de manera virtual a través del Aula Virtual del Portal Educativo de las Américas.

Duración: del 4 de abril al 10 de julio de 2013
Fecha límite de inscripción: 18 de marzo de 2013

Mayor información: Seguir este enlace
 
Si desea más información o quiere compartir comentarios o sugerencias, escriba al correo cindy.hernandez@iica.int
Comité Editorial
Dr. Gerardo Escudero
Cindy Hernández
Elba Márquez
Claudia Gaitán
Luis Flores
 
Suscríbase Contáctenos www.iica.int
© IICA Oficina El Salvador promueve el uso justo de este documento.
Se solicita que sea citado apropiadamente cuando corresponda