Compartir o Ver en sitio web
17/05/2013#128
 
 
 

Un concepto sur-sur contra el hambre

   
Reunión en despacho ministerial
Reunión en despacho ministerial
 
 
 
 

Los Estados de Guerrero, Puebla y contando…será cuestión de tiempo comenzar a ver en el agro mexicano elementos de la esencia del Modelo Sincrético de Innovación aplicado en el agro de El Salvador. Todo se debe a una colaboración sur-sur y a unos resultados de alto impacto.

La Cruzada Nacional Contra el Hambre, impulsada por el Gobierno de México, retomaría aspectos de la experiencia sobre encadenamientos productivos, generada a partir del Plan de Agricultura Familiar (PAF), a través del Programa PAF Cadenas Productivas (PAF CP).

Por segunda ocasión, una misión procedente del país del norte visitó esta pequeña nación, durante dos días, para conocer in situ el proceso, el acompañamiento técnico desplegado, las claves del éxito, las lecciones aprendidas y los logros obtenidos.

La Oficina del IICA en México, en un ejercicio abierto de cooperación horizontal, con su similar en El Salvador, trabaja en la propuesta del Proyecto Milpa-Seguridad Alimentaria. Apoyo a la Producción de Alimentos y el Ingreso de los Campesinos y Pequeños Productores, a desarrollarse en el municipio Mártir de Culiapan en el Estado de Guerrero, que ha sido declarado como territorio piloto para iniciar la implementación de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Los intercambios de conocimiento entre ambas Oficinas permiten una captura de innovaciones y combinaciones metodológicas rápidas y efectivas que pueden ajustarse y aplicarse en distintos territorios. En el camino, se están abriendo una serie de posibilidades para el desarrollo de técnicos y productores.

Productores participando en una Escuela de Campo

Las voces que hablan de los resultados alcanzados con el PAF Cadenas Productivas en El Salvador van desde las altas autoridades agrícolas hasta los protagonistas en el campo.

“Ver resultados positivos en el agro nos confirma que la estrategia que definimos a partir de la formulación del PAF está dando resultados. Hemos logrado, por ejemplo, cumplir la meta de volvernos autosuficientes en la producción de granos básicos, especialmente en maíz y en frijol; también hay importantes avances en la vinculación de los productores de las distintas cadenas a los mercados y en el mejoramiento de la asistencia técnica. Por su puesto, falta mucho por recorrer, pero lo importante es que tenemos trazada la ruta”, expresó el Viceministro de Agricultura y Ganadería, Hugo Flores al dialogar con la misión.

El Viceministro citó algunos elementos claves para una exitosa ejecución del Programa: el diseño de estrategias particulares, según las características de los segmentos de productores a atender; el fortalecimiento institucional y una comunicación y coordinación efectiva entre los distintos ministerios, la banca y otras entidades públicas y privadas que apoyan al sector, lo que ha permitido la integración de esfuerzos en una misma dirección.

Después de la reunión en el despacho ministerial, la comitiva mexicana integrada por Alberto Jiménez, Delegado Federal en Puebla, de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y por Armando Rodríguez, Roberto Ramírez, Armando Mateos, y José Luis Ayala, de la Oficina del IICA en México, conocieron los aspectos medulares del Modelo Sincrético de Innovación, cuya aplicación constataron en campo.

Los alcances del modelo, principales resultados, las herramientas metodológicas implementadas, y la funcionalidad del sistema de seguimiento y monitoreo en línea fueron presentados de manera detallada durante una plenaria coordinada y presidida por Gerardo Escudero Columna, Representante del IICA en El Salvador y Coordinador de la Región Central (DGIR), y especialistas de la Oficina.

Para enriquecer la propuesta Milpa-Seguridad Alimentaria, la Oficina del IICA en El Salvador, envió a México, a un especialista en Agronegocios y Desarrollo Sostenible a fin de compartir con esa Representación la mística de trabajo y las herramientas del modelo sincrético. Otro experto en formación de facilitadores estará llegando a México a finales del mes, para contribuir con la iniciativa.

 

“Una gran operación”

   
Misión mexicana durante gira de campo junto a productores
Misión mexicana durante gira de campo junto a productores
 
 
 
 

Los hechos hablaron. Las iniciativas productivas agrícolas visitadas en el marco de la gira técnica con la misión impactaron y convencieron al Delegado Federal en Puebla de la SAGARPA, Alberto Jiménez.

En ese sentido, el funcionario calificó el trabajo realizado en campo como una gran operación. Luego de la gira de campo, consideró la metodología como novedosa, y manifestó que la idea de cadenas productivas, es una estrategia completa que va más allá de simplemente atender la demanda.

Al inicio de la visita, Gerardo Escudero, había explicado que, en el capítulo de agricultura familiar en El Salvador, el conocimiento ha sido la clave. Detalló que ante una iniciativa de múltiples objetivos lo recomendable es una combinación metodológica.

Recalcó que para “dar en el blanco” y lograr la competitividad y la mejora de ingresos entre los beneficiarios es importante aplicar 4 “C”: cantidad, calidad, calendario y conocimiento; así como la incidencia institucional, la acción de los actores, el escalonamiento tecnológico y un sistema de seguimiento y monitoreo.

“Me voy gratamente sorprendido especialmente por la parte metodológica, que corresponde a Escuelas de Campo; hasta donde sea permitido lo vamos a aplicar en Puebla. Nos habíamos quedado sin método, solo estábamos en proyectos pilotos y de tipo demostrativos”, aseveró Jimenez, quien junto a la delegación, efectuó un recorrido por iniciativas de hortalizas, granos básicos y lácteos, correspondientes a: Hortaliceros de Cuscatlán, AGROSEC (productora de tamales) y los Centros de Acopio y Servicio (CAS) de ASAESCLA y Los Fonchanos.

En cada experiencia, los visitantes indagaron, de manera particular, sobre aspectos como: procesos de integración de los grupos de productores, mecanismos para distribuir las asignaciones de los socios de manera equitativa en las cooperativas, los beneficios que ha generado la asociatividad, cuáles han sido los procesos de inserción a los mercados formales y cómo se ha logrado un equilibrio sostenible de los emprendimientos.

Los aportes al fisco, derivados de las acciones de comercialización con el mercado formal, también captaron el interés de los visitantes; pues consideraron que la retribución actual a las arcas del Estado es superior a los incentivos que dinamizaron a los grupos de Escuelas de Campo.

De igual manera, les llamó la atención el emprendedurismo despertado y potenciado en jóvenes; así como el empuje comercializador de las mujeres.

“Para cualquier asociación, no existe otra forma de nacer que de la manera en la que ustedes lo han hecho: a través de las dificultades, pero es eso lo que los ha fortalecido”, manifestó el alto funcionario de SAGARPA cuando un grupo de jóvenes, miembros activos del CAS de granos básicos ASAESCLA, comentaron los desafíos que tuvieron que superar para incrementar el volumen y estandarizar la calidad, a fin de convertirse en proveedores de la agroindustria harinera.

En un ameno diálogo, al tiempo que los productores relataron sus vivencias, la comitiva también compartió experiencias de iniciativas productivas de México, que han afrontado retos similares y las acciones implementadas para superarlos.

Alberto Jimenez puntualizó señalando el potencial de intervención de IICA: “Esto es hacer la diferencia, desde la concepción hasta la ejecución de un programa. Por eso, en reunión con la Dirección de Extensionismo de SAGARPA y la Representación del Instituto en México, hemos introducido el proyecto piloto para el Estado de Puebla, en el marco de la Cruzada Nacional contra el Hambre”.

 

Más allá de las propias fronteras

   
El Especialista del IICA El Salvador durante presentación del modelo sincrético
El Especialista del IICA El Salvador durante presentación del modelo sincrético
 
 
 
 

Innovador y generador de rápidos resultados son dos conceptos que marcan el Modelo Sincrético de Innovación puesto en marcha en El Salvador, en la ejecución del Programa PAF Cadenas Productivas, del Plan de Agricultura Familiar (PAF).

En esta ocasión fue Panamá quien pudo conocer la experiencia de reconversión agroproductiva salvadoreña, durante el VII Congreso de Ingenieros Agrónomos de Panamá: Seguridad Alimentaria, reto para el sector agropecuario panameño, celebrado del 15 al 17 de mayo en Santiago, provincia de Veraguas, donde participaron profesionales de la región relacionados con la agricultura, miembros de la academia y funcionarios públicos del Gobierno.

El modelo aplicado en El Salvador, una fusión estratégica de metodologías y herramientas, ha logrado captar el interés de los países de la región centroamericana y México, por su manera de potenciar la extensión rural y la transferencia de conocimientos técnicos en el agro. La implementación ha dado como resultado un resurgimiento sin precedentes del sector agrícola, beneficiando a más de 17 mil productores.

A través de una presentación, se expuso cómo por medio de la innovación tecnológica y una extensión agropecuaria bien articulada y de alta calidad profesional, así como de apoyos presupuestarios públicos, del aprovechamiento de la institucionalidad existente y el uso de tecnologías de información y comunicación, es posible aumentar la productividad de rubros agropecuarios seleccionados, contribuir con el aumento y la calidad de los volúmenes de producción y mejorar la economía de los productores.

“El ejercicio que ha realizado la Oficina del IICA en El Salvador, conjuntamente con el Ministerio de Agricultura y Ganadería recibió muchos elogios de parte de algunos expositores internacionales y de gran parte de los participantes en cuanto a los resultados alcanzado en tan corto tiempo”, explicó Edgar Cruz, especialista en competitividad de la oficina del IICA.

Aspectos concernientes al origen del modelo, su vigencia y fuentes de financiamiento; las exigencias o supuestos claves en términos de las capacidades que deben tener los profesionales del agro responsables de su ejecución; el nivel de adopción tecnológica alcanzado entre los agricultores participantes, fueron, entre otras, las inquietudes que generó la exposición entre los panameños.

Luego de estos intercambios de experiencias y conocimientos sobre el Modelo Sincrético de Innovación, altos funcionarios agrícolas han mostrado su interés en impulsar una iniciativa similar en sus naciones.

 

¿Sabe gestionar el riesgo agrícola?

   
 
 
 
 

Un instrumento sobre Gestión del Riesgo, dirigido a productores, agroempresarios e instituciones relacionadas con la producción agrícola, cuyo objetivo es contribuir a mejorar conocimientos sobre el tema y señalar posibles rumbos de acción, fue socializado a todo el hemisferio por especialistas del Programa de Agronegocios y Comercialización (PAC) del IICA, mediante una conferencia virtual, el pasado 14 de mayo.

En El Salvador, se desarrollará un taller el 23 y 24 de mayo, en el Centro de Liderazgo y Capacitación del IICA, donde se explicará el contenido de la publicación a técnicos de diversos sectores y líderes de organizaciones de productores. Los interesados en participar pueden solicitar información en el correo citado al final de esta nota.

La presentación del documento “Manual para Desarrollar Capacidades Institucionales para la Gestión del Riesgo Empresarial” se enmarca dentro del Proyecto Hemisférico de Fortalecimiento de la Institucionalidad para el desarrollo de capacidades agroempresariales de las Américas y “forma parte de los retos que el Programa Hemisférico de Agronegocios y Comercialización del IICA se ha planteado: la búsqueda y desarrollo de nuevas soluciones que beneficien a las mujeres y hombres del campo, a través de nuevos instrumentos y herramientas de cooperación con visión integral”, expuso Miguel García Winder, Gerente del PAC.

El instrumento, producto del trabajo e investigación de especialistas de Agronegocios y Comercialización, resume los principales conceptos asociados a la gestión del riesgo agroempresarial, su relación con la cadena agroproductiva, los diferentes tipos de riesgo que pueden enfrentar los productores y las estrategias para encararlos. Contiene ejemplos de políticas públicas exitosas en la región sobre el tema, una guía de ejercicios prácticos y formularios de identificación de factores de riesgo.

Para un productor o agroempresa, gestionar el riesgo significa considerar aquellos factores generadores de incertidumbre, que no pueden ser divisados, y sus posibles impactos sobre sus actividades productivas. Hay riesgos de tipo climático, sanitario, económico, humano, y sociales y políticos; “Lo importante es identificar los que podrían causar más daño y buscar medidas estratégicas para atenderlos”, explicó Marcelo Núñez, Especialista Hemisférico en Agronegocios y Comercialización del Instituto, durante la presentación del documento.

En este contexto, el manual constituye el instrumento oportuno para desarrollar conocimiento entre técnicos y empresarios agrícolas. Según estudios realizados por el PAC, el tema constituye una debilidad importante dentro de las agroempresas.

También, el documento es de amplia utilidad desde el punto vista administrativo, financiero y económico, por ejemplo puede ayudar a visualizar el caso de los países de Centroamérica y el Caribe, vulnerables a contingencias climáticas, donde la cobertura de riesgos requiere de políticas públicas sostenibles para enfrentarlos, e instrumentos, como seguros agropecuarios, de fácil acceso a los productores.

Más información sobre el taller: margareth.baires@iica.org.sv

 

Foro Técnico: Cálculo de Huella Hídrica

El Programa de Agricultura, Recursos Naturales y Cambio Climático del IICA, en coordinación con el Centro de Recursos Hídricos para Centroamérica y el Caribe (HIDROCEC), llevarán a cabo el IV Foro Técnico: Cálculo de Huella Hídrica: Aplicaciones para el sector agropecuario de América Latina, con el objetivo de fortalecer los conocimientos sobre el concepto y aplicación del cálculo de huella hídrica y su vinculación con el desarrollo sostenible del sector agropecuario de América Latina.

Día: Martes 21 de mayo de 2013

Hora: 8:00 am -10:30 am (Hora de El Salvador)

Podrá observar el foro a través de: http://www.iica.int/Esp/organizacion/LTGC/ForosTecnicos/Paginas/Foro4-2013.aspx

Más información: daniela.medina@iica.int

 
Si desea más información o quiere compartir comentarios o sugerencias, escriba al correo cindy.hernandez@iica.int
Comité Editorial
Dr. Gerardo Escudero
Cindy Hernández
Elba Márquez
Claudia Gaitán
Luis Aquino
 
Suscríbase Contáctenos www.iica.int
© IICA Oficina El Salvador promueve el uso justo de este documento.
Se solicita que sea citado apropiadamente cuando corresponda