Compartir o Ver en sitio web
31/05/2013#130
 
 
 

Empecemos desde la semilla

   
 
 
 
 

Treinta variedades, provenientes de varios países, mejoradas genéticamente, de alta calidad y productividad serán evaluadas en el corto plazo para los países de la región, gracias a la iniciativa “Ensayo multilocal de variedades de café”, impulsada por el Programa Cooperativo Regional para el Desarrollo Tecnológico y Modernización de la Caficultura (PROMECAFE).

Seis variedades provendrán de los países miembros de PROMECAFE. De toda la oferta, cada país deberá seleccionar la que mejor se adapte y responda a sus necesidades. Las instituciones cafetaleras deberán prepararse para la llegada del material.

Enmarcado dentro del mismo programa, se están buscando alternativas de solución a favor de un ordenamiento de material genético a nivel regional, que busca contar con semilla certificada que garantice la pureza genética del material que se va a sembrar. Estamos trabajando coordinadamente con diferentes organismos en ese aspecto, comenta Armando García, Secretario Ejecutivo de PROMECAFE.

Dentro de este campo del mejoramiento genético, PROMECAFE cuenta con tres híbridos creados por el programa. En alianza con empresas privadas, se trabaja para la producción in vitro, a gran escala, de estos materiales.

Entre otras acciones, en el marco del plan regional para control de la roya del café, como medida preventiva, se trabaja en alianza con organismos especializados para establecer un sistema de alerta temprana ante plagas y enfermedades y disponer de información meteorológica periódica, enfocada a la prevención.

Las proyecciones meteorológicas de cada uno de los países de la región para los meses de mayo, junio y julio están disponibles en los institutos especializados en café, para el uso conveniente del sector cafetalero regional.

Todo el quehacer de PROMECAFE forma parte de su visión de búsqueda conjunta de soluciones ante los problemas que atraviesa la caficultura; y del cumplimiento de sus objetivos de desarrollar una caficultura competitiva y sostenible, que contribuya a la economía de los países de la región.

Más información: armando.garcía@iica.int

 

La innovación como lenguaje común

   
 
 
 
 

Cali, Colombia, con sus sabores y colores, fue la sede del Tercer Seminario Internacional de Gestión de la Innovación, teniendo esta vez como eje temático la seguridad alimentaria y nutricional de productores y consumidores. Fue organizado por el Departamento para la Prosperidad Social (DPS) del Gobierno colombiano, el Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas (PMA) y la Red de Gestión de la Innovación en el sector agroalimentario (Red INNOVAGRO).

Durante cinco días, el lenguaje común fue la innovación en distintas iniciativas, manifestaciones y apuestas vinculadas al sector agrícola. Todo inició con la Ruta de la Innovación.

En ese recorrido, se visualizaron – en campo – experiencias de pequeños productores con emprendimientos asociativos, diversificación en producción y ejercicios de comercialización; iniciativas de agroturismo, mercado local, aplicación de sistemas silvopastoriles bajo una gestión familiar orientada a la promoción de conocimientos y reserva ambiental; así como grupos empresariales que combinan distintos rubros agroindustriales e incluyen la responsabilidad social y la gestión de conocimiento como elementos de desarrollo interno.

Esto se complementó con la presentación de conferencias durante el seminario. Los temas incluyeron políticas públicas de seguridad alimentaria y nutricional para el combate del hambre y la pobreza; sistemas de innovación, tecnologías de información y comunicación, valor agregado, marcas colectivas, agricultura familiar, calidad e inocuidad, extensión e instrumentos financieros, entre otros.

En tres años de actividades de este tipo, la innovación ha sido un tema con un comportamiento en espiral, donde el concepto ha ido adquiriendo un tono familiar para los miembros de INNOVAGRO, especialmente para productores. Además, investigadores, técnicos, funcionarios y académicos intercambian conocimientos y experiencias; así como aquellos que participan en las actividades formativas de capacidades como diplomados, videoconferencias, divulgación de casos exitoso, entre otros.

La actividad finalizó con la Asamblea Anual de la Red INNOVAGRO, donde participaron, por parte de El Salvador, la Universidad Católica de Occidente (UNICAES), la Universidad de El Salvador (UES) y la Oficina del IICA.

Para nuestro país, la innovación es crucial. Aprovechar la Red INNOVAGRO es una invitación abierta. El objetivo es que los productores salvadoreños aprovechen esta plataforma para demandar conocimientos y experiencias innovadoras que se están impulsando en otras latitudes y que constituyen prácticas meritorias para replicar o adaptar.

Quedó demostrado con el capítulo de Colombia que la innovación es un tema abierto, cambiante, que establece diferenciación, valor, y, entre otras cosas, puede ser inclusivo y no excluyente, porque todos los actores del mundo agroalimentario pueden innovar.

En las siguientes ediciones del boletín profundizaremos con más detalles. De igual forma, daremos a conocer el nuevo plan de trabajo de la Red, la cual está integrada por más de 60 entidades de América y Europa.

Más información: cindy.hernandez@iica.int

 

Instrumentos de acceso al mercado

   
 
 
 
 

“El Salvador está haciendo esfuerzos por sustituir las importaciones de frijol de terceros países; en la medida que aumente su niveles de producción y productividad, y las condiciones climáticas sean favorables, será menos dependiente de ellas”, explica Marcelo Núñez, Especialista en Agronegocios y Comercialización del IICA.

Tomando en cuenta este contexto, el proyecto Red Sicta, solicitó al Programa de Agronegocios y Comercialización (PAC) del IICA, apoyo para el desarrollo del taller “Ruedas de Negocios como mecanismos de promoción de los agronegocios y comercialización”, en Managua, con el objetivo de capacitar y preparar a los productores líderes de frijol en técnicas que les permitan entrar en procesos de negociación del mencionado cereal en condiciones favorables, conociendo de forma detallada el comportamiento de los mercados globales, regionales y locales.

El principal mercado del frijol nicaragüense, explica Núñez, ha sido El Salvador, con frijol rojo. El Salvador, desde hace varias años produce aproximadamente el 70% del consumo aparente de frijol rojo y el 30% restante lo suple a través de importaciones para cubrir la demanda interna. Sin embargo, en los últimos dos años, ha registrado producciones récord de frijol, reportando para la cosecha 2012-2013, un estimado de 2.3 millones de quintales.

Ante esta situación, el Especialista apunta que Nicaragua debe diversificar su portafolio de mercados, y coloca como ejemplos el venezolano con el cual hay un flujo de negocios agrícolas y el nostálgico de los Estados Unidos donde hay una fuerte presencia de residentes centroamericanos; además de potenciar su mercado interno y dar valor agregado a la producción.

Sin embargo, recalcó a los productores la necesidad fundamental de realizar análisis anticipados de la demanda y del comportamiento de los mercados, para romper el círculo predominante de “primero producir y luego intentar vender”; se deben hacer un análisis de los mercados de forma previa al ciclo productivo, tomar en cuenta el comportamiento de los precios, las expectativas de cosecha nacional e internacional, los niveles de inventarios existentes, entre otros temas, que permitan a las organizaciones de productores contar con elementos estratégicos para comercializar sus productos de forma adecuada y mitigar los riesgos de mercado.

El Programa de Agronegocios y Comercialización (PAC) del IICA- a través de sus instrumentos y metodologías de cooperación técnica- probados y validados a nivel hemisférico, desarrolló las capacidades de los productores líderes de frijol nicaragüenses para mejorar su gestión agroempresarial y asociativa.

Más información: marcelo.nunez@iica.int

 

Alianza para el conocimiento

   
 
 
 
 

Extensionistas e investigadores del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA), fortalecerán sus capacidades en relación a innovaciones tecnológicas con aplicaciones para las cadenas de maíz y frijol, promovidas en el marco de la tercera fase del Proyecto RedSicta.

Recientemente, se llevó a cabo una sesión de trabajo entre Thelma Gaitán, Especialista en Gestión del Conocimiento; Miguel Gallardo, enlace técnico, ambos de RedSicta, y técnicos de CENTA, de las áreas de extensión e investigación, con el objetivo de definir el contenido de una currícula a desarrollar en una jornada de capacitación –para el aprendizaje de las tecnologías- y establecer posibles fechas para su realización.

El uso de inoculante para frijol, fertilización fosforada, establecimiento de bancos comunitarios de semilla, regulación de densidad de siembra, identificación de mancha de asfalto en maíz son parte de las ocho innovaciones definidas para ser transferidas en el taller de capacitación, que será de tres días de duración.

Su realización fue calendarizada para finales del mes de julio y estará dirigido a cinco investigadores y 25 extensionistas de 10 agencias de extensión de CENTA, ubicadas en las zonas occidental, central y oriental del país. A través del efecto multiplicador generado por la plataforma de extensión de CENTA, se espera potenciar el incremento en los ingresos de los pequeños productores a través de la adopción de innovaciones tecnológicas que les permitan disminuir costos en sus actividades productivas y aumentar su productividad.

Esta iniciativa de fortalecimiento de capacidades responde al cumplimiento de uno de los componentes contemplados por el Proyecto RedSicta, en su tercera fase: el fortalecimiento institucional del Sistema de Integración Centroamericano de Tecnología Agrícola (SICTA), que promueve el desarrollo de capacidades de los Institutos Nacionales de Investigación (INIAS) de los países, para liderar los procesos de innovación tecnológica con un enfoque estratégico regional.

 
Si desea más información o quiere compartir comentarios o sugerencias, escriba al correo cindy.hernandez@iica.int
Comité Editorial
Dr. Gerardo Escudero
Cindy Hernández
Elba Márquez
Claudia Gaitán
Luis Aquino
 
Suscríbase Contáctenos www.iica.int
© IICA Oficina El Salvador promueve el uso justo de este documento.
Se solicita que sea citado apropiadamente cuando corresponda