Compartir o Ver en sitio web
15/06/2013#132
 
 
 

Proyectos PRIICA reciben banderillazo de salida

   
Acto de inauguración del Segundo Intercambio Centroamericano de las Redes del PRIICA
Acto de inauguración del Segundo Intercambio Centroamericano de las Redes del PRIICA
 
 
 
 

Las bases están sentadas. Las acciones sobre el diseño de los consorcios
que impulsarán los encadenamientos en yuca, papa, tomate y aguacate en la región han finalizado; se han concretado los perfiles y protocolos de proyectos para desarrollarlos con los productores en el campo. Ha llegado el momento de arrancar.

Bajo esa disposición unánime fue inaugurado el Segundo Intercambio
Centroamericano de las Redes del Programa Regional de Investigación e
Innovación por cadenas de valor (PRIICA), celebrado en El Salvador, del 10 al
14 de junio, donde participaron 24 especialistas investigadores de seis países de Centroamérica, así como los enlaces de los institutos nacionales de investigación (INIAS) de la región y especialistas del IICA.

Un tema no menos importante fue la capacitación: Métodos Estadísticos Aplicados a la agricultura, impartida por un especialista del Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), quien indujo a los investigadores en el uso de InfoStat, un software que les permitirá obtener, analizar y almacenar datos obtenidos en campo de manera sencilla y rápida. La formación se impartió con el objetivo de fortalecer las capacidades de los investigadores.

Por su parte, y para los fines antes mencionados, los investigadores del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA) solicitaron a PRIICA el equipo informático adecuado, el cual fue suministrado vía Oficina del IICA El Salvador.

Investigar escuchando al productor

Los proyectos sobre papa, yuca, tomate y aguacate que pronto se implementarán en los seis países de la región, representan una estrategia de hacer innovación de una forma amplia, explicó Manuel Miranda, especialista del Programa de Innovación para la Productividad y Competitividad del IICA.

Para Miranda, los investigadores constituyen el eje de la investigación para llegar a la innovación, tomando como base las demandas de los productores, de los rubros y los territorios para generar resultados exitosos.

En este contexto, Gerardo Escudero, Representante del IICA en El Salvador y Coordinador de la Región Central, dijo “los consorcios han sabido descubrir que el grueso de las innovaciones no viene solo de los centros de investigación; sino de los procesos cognoscitivos que se dan dentro de los actores de las cadenas; y ese es un punto de convergencia importante entre todas las instituciones que participan en este Encuentro”.

Miranda, igualmente destacó la nueva forma de operar en el territorio, de manera integrada y articulada con otras instituciones, y bajo un mismo objetivo para llevar directamente a los productores las innovaciones y las tecnologías.

Sin embargo, el problema no son las tecnologías en sí mismas, añadió Escudero, sino el acceso a éstas por parte de los pequeños productores, para que sean mecanismos generadores de suficiencia y calidad de alimentos; así como de ingresos a las familias.

Escudero agradeció la confianza depositada por la Unión Europea el haber
confiado al IICA la coordinación y ejecución del Proyecto, cuyos protagonistas y beneficiarios son los consorcios de innovación tecnológica de cada uno de los países. PRIICA persigue el incremento de la disponibilidad y acceso a los alimentos a través de la innovación y la investigación agrícola, como instrumento para la lucha contra la pobreza y la seguridad alimentaria.

 

Diálogo interinstitucional

Funcionarios de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) sostuvieron esta semana, a solicitud del Representante del IICA en El Salvador y Coordinador de la Región Central (DGIR), Gerardo Escudero, una sesión de trabajo –donde también participaron Especialistas de la Oficina- en la que se proporcionó un panorama de las acciones de cooperación técnica que ejecuta actualmente la Oficina, tanto a nivel local, como regional.

El desarrollo de una Plataforma de Exportación de productos agroalimentarios, la formulación de proyectos presentados a FOMILENIO II y el apoyo a las acciones de los Proyectos PRIICA, RedSicta y a la Red de Gestión de la Innovación en el Sector Agroalimentario (Red INNOVAGRO), así como la cooperación técnica con otras Oficinas del hemisferio como: Belice, Haití y México, destacan entre los esfuerzos presentados.

Asimismo, se realizó la exposición de los elementos centrales del Modelo
Sincrético de Innovación, aplicado en la implementación del PAF Cadenas
Productivas: sus principales resultados, las herramientas metodológicas
implementadas, y la funcionalidad de un sistema de seguimiento y monitoreo en línea, entre otros aspectos.

La sesión fue una oportunidad de diálogo e interacción entre ambas
instituciones, quienes no omitieron que exista, a futuro, la posibilidad de generar complementariedades desde sus respectivos ámbitos de trabajo.

 

Del texto al hecho en cooperación

   
Acto de firma del segundo desembolso de PROCAL
Acto de firma del segundo desembolso de PROCAL
 
 
 
 

Promover la integración y el desarrollo sostenible del sector agropecuario
centroamericano con una visión de mediano plazo, propiciando una mayor
competitividad que permita lograr resultados efectivos en la lucha contra la
pobreza, fue el objetivo del Programa regional para promover la competitividad, integración y desarrollo sostenible del sector agropecuario (PROCOM), ejecutado por la Secretaría Ejecutiva del Consejo Agropecuario Centroamericano (CAC), con financiamiento de la República de China (Taiwán).

El pasado 7 de junio, con motivo de la finalización del Programa, las entidades recapitularon en un acto de rendición de cuentas y citaron logros significativos.

Facilitar la concertación y discusión regional para lograr la aprobación de la
Política Agropecuaria Centroamericana (PACA), de la Estrategia Regional
Agroambiental y de Salud de Centroamérica (ERAS) y de la Estrategia
Centroamericana de Desarrollo Rural Territorial (ECADERT), se cuentan
entre los principales resultados. También contribuyó significativamente en la
implementación, principalmente de las dos primeras, para que pasaran del “texto al hecho”.

De esta manera, el PROCOM ha promovido la consolidación de capacidades en todos los países de Centroamérica y ha fomentado alianzas entre los gobiernos, sociedad civil, cooperación internacional y sector privado para alcanzar los retos planteados. “La sostenibilidad del PROCOM se fundamenta en la necesidad que tiene la región de continuar el camino iniciado hacia el desarrollo agropecuario rural de forma sostenible, incluyente y participativa, de las condiciones de vida de millones de personas en el entorno rural centroamericano”, manifestó Julio
Calderón, Secretario Ejecutivo del CAC.

La cooperación de China (Taiwán) continuará a través del financiamiento al
Programa “Apoyo al incremento de la productividad y calidad de la producción de alimentos para contribuir a la seguridad alimentaria en Centroamérica y República Dominicana” (PROCAL). En el marco de la rendición de cuentas, el Gobierno de la República de China (Taiwán) y la Secretaría General del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), suscribieron el acuerdo para el segundo desembolso en la implementación de este Programa.

Pablo Alcides Ochoa, Ministro de Agricultura y Ganadería, suscribió el acuerdo como testigo de honor, en representación de sus homólogos de los Países del SICA.

Las acciones de PROCAL están orientadas, principalmente, a promover la
innovación y transferencia de tecnologías de riego para la producción de alimentos básicos; el uso eficiente y sostenible de riego a pequeña escala; fomentar la disponibilidad de alimentos fortificados producidos en Centroamérica y República Dominicana y a la identificación, promoción y adaptación de técnicas de producción y uso de abonos orgánicos.

Para dar respuestas a estos temas, el Programa ha generado
complementariedades y sinergias con otras entidades, como el IICA, la
FAO, el Programa Mundial de Alimentos (PMA), el Sistema de Integración
Centroamericano de Tecnología Agrícola (SICTA), entre otros.

 

Asesoría técnica sobre ruedas

   
 
 
 
 

En México, la asesoría técnica y las capacitaciones agropecuarias viajan sobre ruedas. Este es el caso innovador del Tecnomóvil que consiste en unidades móviles para llevar conocimiento y facilitar aprendizajes a productores y comercializadores del sector. En esta oportunidad compartimos esta idea presentada por la Secretaría de Fomento Agropecuario (SEFOA) del Estado de Tlaxcala.

En términos de extensión, transferencia de tecnologías y como emprendimiento, esta experiencia resulta interesante para El Salvador. Además, ejemplifica una cultura de pago por servicios técnicos, una mística de trabajo y una inversión estatal factible con recursos al alcance.

Estas unidades móviles de capacitación no son algo nuevo, la Fundación Produce de Puebla tiene un antecedente desde hace más de una década, y el Sistema Producto de Veracruz mediante el Capromóvil y el FUNPROGRAN han realizado labores similares. Todo se remonta al uso de un vehículo o transporte que lleva asesoría técnica, cuenta con un staff de técnicos para impartir capacitaciones o aproximar servicios agropecuarios; también, se utilizan herramientas como videos didácticos, venta y distribución de publicaciones, de forma complementaria.

Foto cortesía de Vallen Paz

¿Qué es lo novedoso? Desarrollar con base en lo existente, un servicio de
extensión técnico no gratuito, es decir pagado; pero que puede despertar el interés de los productores y sustituir el asistencialismo.

Son las temáticas de calidad y los cursos a desarrollar; así como la disposición de llegar con la asesoría técnica o de comercialización hasta sus unidades productivas o domicilios, lo que motivan al productor a pagar entre $10 por sesión técnica.

Un curso práctico, por ejemplo de elaboración de quesos, puede suministrarse con un estimado de unos $120 USD, los cuales pueden ser afrontados de forma grupal por los interesados, quienes también deben poner una contrapartida como la leche a utilizarse.

El dinero obtenido por los servicios es una especie de monto de recuperación de la inversión pública, para mantener la operación.

Con una cantidad que oscila unos $50 mil y $3 mil USD, dependiendo si se incluye o no la compra de un automotor o solamente el equipamiento del mismo, la idea de un Tecnomóvil se hace realidad.

El complemento esencial es el recurso humano técnico. El personal asesor es seleccionado por características como: vocación de servicio, ética profesional, visión empresarial, capacidad técnica, conocimientos en su área y deseos de aprender. Deben estar acostumbrados a viajar a distintos puntos de un territorio y a manejar grupos de productores, bajo una modalidad de acompañamiento.

El staff del Tecnomóvil es el responsable de difundir y transferir innovaciones tecnológicas; así como socializar experiencias y conocimientos; pero deben estar abiertos a la retroalimentación. De esa manera, pueden aprender junto a los productores, desarrollar y validar modelos repetibles, articular programas e identificar actores innovadores y líderes tecnológicos.

SEFOA tiene actualmente Tecnomóvil de ovinos, bovinos, suelos, lácteos. Perfila incluir en las unidades servicios complementarios de internet, uso de herramientas OVIS WEB y TAURUS WEB para seguimiento técnico productivo; elaboración de mapas para diversos usos, e incorporar temas de salud humana orientadas especialmente a mujeres; así como aspectos relativos a la equidad de género y la actividad agropecuaria, esto último con una óptica empresarial dirigida a los niños, quienes constituirán el relevo generacional.

Es preciso resaltar el desarrollo de imagen o marca que otorga una identidad visual a esta iniciativa. La “personalidad” de las Unidades Móviles de Capacitación es notoria desde una flota de vehículos rotulados de forma estándar hasta la vestimenta de los técnicos, todo bajo la marca definida para lograr el posicionamiento de este concepto de extensión.

Esta experiencia fue presentada por la SEFOA en el Seminario Internacional de Gestión de la Innovación para la Seguridad Alimentaria y Nutricional: Productores y Consumidores, de la Red INNOVAGRO, llevado a cabo en Colombia. Si tiene alguna inquietud, no dude en escribirnos para establecer los contactos pertinentes.

 

Reducción de costos acuícolas utilizando soya

Toda situación, ya sea positiva o negativa implica oportunidades y desafíos. Dentro del sector agroalimentario, se vislumbra, a nivel mundial, una creciente demanda en el consumo de productos acuícolas para las próximas dos décadas. Situación positiva. Sin embargo, la elaboración de concentrado para esa industria se ha reducido debido a los costos de producción y disminución de peces silvestres, materia prima utilizada para generar proteína. Situación negativa.

Oportunidad: impulsar y potenciar el rubro acuícola, conociendo el movimiento del mercado internacional, regional y local. Desafío: la creación de alternativas rentables y sostenibles para la producción de concentrado a base de proteínas alternativas como la soya.

Esta coyuntura fue compartida, recientemente, por el Consejo de Exportación de Soya de los Estados Unidos (USSEC, por sus siglas en inglés) a representantes del sector acuícola y de la industria alimenticia de la región centroamericana, mediante videoconferencia, transmitida desde la Sede Central del IICA en Costa Rica.

“El Consejo de la Soya de Estados Unidos ha puesto su interés en el mercado centroamericano para impulsar estrategias para el desarrollo de la industria acuícola en Latinoamérica y el Caribe”, explicó Gerardo Escudero, Representante del IICA en El Salvador y Coordinador de la Región Central, al grupo de acuicultores salvadoreños que participaron en la reunión virtual.

El Consejo de la Soya trabaja, entre otras actividades, en desarrollar
capacitaciones y transferencia tecnológica a técnicos y productores acuícolas sobre temas como: formulación y elaboración de alimentos, mejoramiento de la calidad nutricional, innovaciones con valor agregado, así como competitividad de la industria; el actual entorno económico y comercial; e identificación de fuentes de capital e inversionistas. Potencia, además, la industria de camarones y tilapias.

“Estas oportunidades de capacitación, más la apuesta por la soya- que vendría a aminorar los costos de producción en la acuicultura permitiendo una mejora en su eficiencia productiva- constituyen buenas noticias para los acuicultores de la región”, dijo Alberto Olivares, experto en acuicultura y participante de la reunión.

La Oficina del IICA en El Salvador, a través de la Sede Central, envió los datos de los participantes salvadoreños, al Consejo de la Soya, manifestando el interés de una capacitación en el país sobre temas de buenas prácticas para producir con calidad, alimentación y comercialización.

 

Empaques y productos colombianos a base de café, cacao y azúcar

Empaques y productos colombianos a base de café, cacao y azúcar
 
Si desea más información o quiere compartir comentarios o sugerencias, escriba al correo cindy.hernandez@iica.int
Comité Editorial
Dr. Gerardo Escudero
Cindy Hernández
Elba Márquez
Claudia Gaitán
Luis Aquino
 
Suscríbase Contáctenos www.iica.int
© IICA Oficina El Salvador promueve el uso justo de este documento.
Se solicita que sea citado apropiadamente cuando corresponda