Compartir o Ver en sitio web
24/06/2013#133
 
 
 

Más colaboración para las Escuelas Campesinas de México

   
 
 
 
 

Municipio Mártir de Culiapan, Estado de Guerrero, México. Este es el territorio piloto seleccionado por el IICA y el Gobierno Mexicano para iniciar la participación del Instituto en la Cruzada Nacional Contra el Hambre, una apuesta que perfila la incorporación de algunos elementos medulares del Modelo Sincrético de Innovación.
A partir de marzo del corriente año, las Oficinas del IICA en México y El Salvador, iniciaron una serie de intercambios y visitas recíprocas con el objetivo de conocer la experiencia salvadoreña sobre encadenamientos productivos, generada a partir del Plan de Agricultura Familiar (PAF), a través del Programa PAF Cadenas Productivas.

En el marco de este ejercicio de cooperación horizontal, el experto en Escuelas de Campo (ECAS), Luis Zúñiga, desarrolló recientemente, en México, un taller de inducción en metodologías participativas dirigido al equipo técnico que impulsará la ejecución del proyecto piloto en el municipio de Mártir de Culiapan.

Los principios de las Escuelas de Campo, las herramientas del facilitador, el diagrama de operaciones de una ECA y ejercicios de campo –como el análisis del agro sistema y la realización de un diagnóstico participativo rural- constituyeron parte de los conocimientos impartidos a los 20 participantes.

La ejecución del proyecto piloto proyecta la intervención en 16 comunidades del referido municipio, atendiendo a unos dos mil productores. Sin embargo, para tener una incidencia inmediata, se iniciará con el establecimiento de 17 Escuelas de Campo –o “Escuelas Campesinas”, como han sido nominadas por el equipo técnico mexicano- , en las que se atenderá a 200 productores.

Se espera que el contingente de técnicos formados en el taller inicie, en las próximas semanas, el proceso de capacitación a los productores.

Por otra parte, la visita del especialista al país del norte permitió una serie de interacciones con el personal técnico de la Oficina del IICA en México y la municipalidad de Mártir de Culiapan. En las sesiones, se analizaron posibles estrategias para la ejecución del plan piloto en las comunidades seleccionadas, la importancia de unificar conceptos y criterios técnicos y la definición del perfil que deberán tener los facilitadores.

En campo, fue posible el diálogo con más de 30 productores de la comunidad Ahuexotitlán, del referido municipio, quienes manifestaron su disposición a participar en las Escuelas Campesinas.

La Cruzada Nacional Contra el Hambre busca garantizar la seguridad alimentaria y la nutrición de los 7.4 millones de habitantes mexicanos que viven en condición de pobreza extrema, y contribuir al ejercicio pleno de su derecho a la alimentación. La Oficina del IICA en ese país acompaña técnicamente en la ejecución de la propuesta del Proyecto Milpa-Seguridad Alimentaria, que busca cumplir con dos de los cinco objetivos planteados por la Cruzada: aumentar la producción de alimentos y el ingreso de los campesinos y agricultores; así como reducir las pérdidas post cosecha.

La Oficina del IICA en El Salvador, envió a México, en mayo de 2013, a un especialista en Agronegocios y Desarrollo Sostenible. Esta es la segunda colaboración in situ que ofrece el país Centroamericano. El intercambio de combinaciones metodológicas rápidas y efectivas que pueden ajustarse y aplicarse en distintos territorios quedó demostrado.

 

Constitución de un mercado regional de frijol

   
 
 
 
 

Un nuevo proyecto, de carácter regional, cuyo objetivo es vincular a los mercados a más de 2000 pequeños productores de frijol de El Salvador, Honduras y Nicaragua, mediante el diseño, planificación y ejecución de mecanismos instrumentos y herramientas innovadoras de comercialización para mejorar sus ingresos, se formalizó legalmente, el 18 de junio, en la Oficina de IICA El Salvador.

“Desarrollo de una Plataforma Empresarial para la vinculación de Organizaciones de Pequeños Productores de Frijol a los mercados”, impulsado por el proyecto RedSicta del IICA, tendrá una duración de 10 meses, e involucra a cinco instituciones de los mencionados países: Cooperativa El Garucho de El Salvador; ASOPRANO y UNOPROL de Honduras, así como de UCA San Ramón y UNAPA de Nicaragua. La Cooperativa salvadoreña funge como entidad ejecutora del Proyecto regional.

Con esta iniciativa, técnicos y productores líderes de las mencionadas instituciones desarrollarán capacidades- que luego socializarán con el resto miembros- en tres áreas estratégicas: caracterización del mercado regional de frijol; en gestión agro empresarial y asociativa; así como promoción y desarrollo de los agro negocios. El Proyecto cuenta con el apoyo de Especialistas del Programa Hemisférico de Agro negocios y Comercialización (PAC) del IICA.

La semana del 24 al 28 de junio, estarán reunidos en Honduras con el objetivo de coordinar acciones de capacitación en sus propios países, en torno a los temas mencionados.

La herramienta para la socialización del conocimiento entre los productores de los Centros de Acopio y Servicios (CAS), será la metodología de Escuelas de Campo (ECAS) en Competencia Económica basada en la Formación Emprendedora (CEFE); ambos instrumentos constituyen los ejes de innovación tecnológica impulsados por el Modelo Sincrético de Innovación en el marco del PAF Cadenas Productivas.

“La característica de esta iniciativa es el tema de la integración y no de la competencia, es decir, que productores de los distintos países podrán atender diferentes mercados de manera conjunta, equilibrando capacidades”, explicó Gerardo Escudero, Representante del IICA en El Salvador y Coordinador de la Región Central.

Para Escudero, lo importante es hacer economía de escala para ofertar a diferentes mercados “que pueden ser los propios países, o bien otros países de la región o más allá; es un primer paso hacia la integración; es además, un proyecto pionero hacia la constitución de un mercado regional, con un producto de particularidades comerciales complejas como el frijol”.

El Proyecto de vinculación de pequeños productores de frijol al mercado está orientado a contrarrestar la débil gestión empresarial y de asociatividad; la baja calidad de la oferta y el uso de mecanismos tradicionales de comercialización de los productores, en los países de la región.

“El objetivo es obtener más de 2,000 productores centroamericanos asociados a una red regional de comercialización para que mejoren su utilidad por el incremento de los precios de venta del frijol en un 10%; y un mercado de consumidores recibiendo producto de muy buena calidad y a mejores precios”, comentó Miguel Gallardo, enlace de RedSicta en El Salvador.

 

Herramienta de seguimiento y monitoreo

   
Jorge Pleitez, capacitando a técnicos sobre el sistema de seguimiento y monitoreo
Jorge Pleitez, capacitando a técnicos sobre el sistema de seguimiento y monitoreo
 
 
 
 

Supongamos que el proyecto que usted dirige está iniciando, avanzando o finalizando y, como ente ejecutor, debe rendir cuentas y presentar resultados e impactos claros, correctos y detallados del mismo.

Veamos algunas preguntas que podría enfrentar: Del universo de beneficiarios, ¿sabe el dato exacto de cuántos fueron atendidos?. ¿En qué parte del territorio se ubican y cuál es su densidad por zona?¿Conoce realmente cuál fue el nivel de adopción por parte de los productores de las tecnologías transferidas?¿Posee las fechas en que el personal técnico realizó sus actividades y trabajo en campo?.

Exponer datos cualitativos y cuantitativos precisos y puntuales sobre los impactos del proyecto, que fueron planteados desde un inicio en los planes estratégicos y operativos, será su mejor herramienta para afrontar la situación.

Conozcamos un caso real y actual sobre el tema. Cuando a marzo de 2013, IICA El Salvador concluyó su fase de ejecución técnica dentro del PAF Cadenas Productivas, del Plan de Agricultura Familiar, el Sistema de Seguimiento y Evaluación, herramienta desarrollada localmente, constituyó uno de los instrumentos que le permitió a la Oficina presentar, ante el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y al Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA), una visión completa, detallada e incluso georeferenciada del trabajo realizado dentro Programa.

La herramienta de seguimiento ha sido diseñada para la recopilación y análisis sistemático de la información, basado en el manejo de indicadores y fundamentado en impactos medibles como: producción, área cultivada, volumen comercializado, empleo e ingreso de los productores, entre otros.

“El Sistema de Seguimiento y Evaluación constituyó para la Oficina, a lo largo de la ejecución del Programa, un valioso mecanismo para el seguimiento y evaluación de las acciones en campo y el alcance de las metas planteadas”, explica Jorge Pleitez, Especialista en Informática.

Según Pleitez, la socialización de la herramienta entre el personal técnico de MAG, CENTA e IICA, se realizó a través de talleres de capacitación y significó un rompimiento de paradigmas. Constituyó una nueva cultura de documentar sus acciones en campo, transitando de sistemas manuales a reportes digitales.

La Oficina en El Salvador, con el interés de contribuir a través de la experiencia, propone aplicar el sistema en otras iniciativas, por sus características en torno a la recopilación georeferenciada de la información; medición y avances físicos e impactos generados en la ejecución de proyectos.

Detalles del sistema se presentarán próximamente a través de un reportaje en nuestro sitio web.

 

Sorpresas al medir la innovación

   
Foto de archivo. Sesión educativa no formal con productores salvadoreños
Foto de archivo. Sesión educativa no formal con productores salvadoreños
 
 
 
 

“La posibilidad que tiene la agricultura de avanzar está en relación directa con el nivel educativo de los empresarios y la capacidad del conjunto humano que lo acompaña”, esta es una aseveración con base en el proyecto de investigación que realizaron cinco universidades que conforman la Red RAET de Colombia.

Se deduce del estudio que si los agroempresarios tienen mayores niveles educativos, las posibilidades de entrar en el piso de la innovación son más altas.

A manera de comentario, cuando productores agropecuarios de los países más avanzados de América Latina salen a capturar conocimiento, tecnología, metodologías, mejores prácticas y a capacitarse demuestran un interés y una actitud distinta hacia la innovación. Más allá del tema de los recursos económicos, muchas veces el trasfondo es un aspecto de actitud donde la búsqueda de ideas frescas se considera como una inversión y no un gasto.

Regresemos al experimento de medición y caracterización de la innovación en algunas cadenas agropecuarias que desarrollaron los colombianos. Ellos aplicaron un poco menos de 460 encuestas y observaron cinco años: 2006 al 2010. Aportaron una matriz de innovación, un índice de innovación, un modelo econométrico, entre otros productos de la investigación.

Las cadenas analizadas fueron: papa, tomate, palma, flores, carne bovina y carne porcina. El énfasis principal de estudio estaba relacionado con la calidad alimentaria, en términos de inocuidad de los alimentos (food safety); pero tocó aspectos generales interesantes. Por ejemplo, detectó el nivel de articulación de los empresarios con el Sistema de Innovación de ese país y cómo ese factor influye positivamente sobre la innovación.

También, señaló que el mayor porcentaje de las empresas que innovan en calidad hacen transacciones a través de modelos diferentes al mercado clásico. Sobre este punto destacaron las formas contractuales entre el productor y los clientes. Y aquí surge el tema de los modelos de transacción más seguros que reducen la incertidumbre del mercado, los cuales constituyen un incentivo fuerte para la innovación.

Otro aspecto, que vale la pena resaltar, fue que las empresas integradas en las distintas cadenas estudiadas incorporan las innovaciones en calidad de forma diferente. La pregunta que surge al respecto es: si la calidad es importante, por qué unos la consideran más en serio que otros.

También, determinaron que las empresas que incorporan innovaciones en calidad muestran un índice de innovación superior con relación a aquellas que no lo hacen. Por ende, las agroempresas más innovadoras incluyen en su portafolio innovaciones en calidad.

El estudio incluso invita a profundizar, más adelante, en los factores determinantes de la innovación en las empresas a nivel territorial para explicar diferencias.

Cabe preguntarse, ¿Qué resultados se obtendrían en El Salvador al hacer una medición sobre la innovación en algunas cadenas agroproductivas claves? ¿Si algún grupo de instituciones académicas podría unirse y efectuar un estudio similar? e incluso ¿Si algún equipo de estudiantes de post grado podría interesarse por un proyecto de investigación parecido? Dejamos las inquietudes planteadas.

El caso de investigación citado fue presentado por Laura Rugeles, de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Colombia, la cual forma parte del Grupo de Investigación Redes Agroempresariales y Territorio (RAET), en su disertación durante el Seminario Internacional de Gestión de la Innovación para la Seguridad Alimentaria y Nutricional: productores y consumidores.

 

IX Simposio Internacional de Recursos Genéticos para América Latina y el Caribe (SIGEALC) El Salvador 2013

Empaques y productos colombianos a base de café, cacao y azúcar

Dirigido a miembros de las redes de recursos genéticos de América y otros interesados en la materia.

Objetivo: articular una atmosfera técnico-científica que encadene una visión global del papel de los recursos genéticos, para hacer frente al desafío de la seguridad alimentaria en América Latina, propiciando la innovación tecnológica agropecuaria.

  • El evento reunirá a unos 400 investigadores de 23 países. Ofrecerá foros con científicos; así como trabajos en mesas, donde se presentarán proyectos de investigación.
  • Hotel Royal Decameron El Salvador, del 25-27 de noviembre.
  • Postulaciones de conferencias hasta: principios de agosto del presente año.
  • Costo del registro: $175 USD.
  • Próximamente más información en: www.sirgealcelsalvador.org.sv
 
Si desea más información o quiere compartir comentarios o sugerencias, escriba al correo cindy.hernandez@iica.int
Comité Editorial
Dr. Gerardo Escudero
Cindy Hernández
Elba Márquez
Claudia Gaitán
Luis Aquino
 
Suscríbase Contáctenos www.iica.int
© IICA Oficina El Salvador promueve el uso justo de este documento.
Se solicita que sea citado apropiadamente cuando corresponda