Compartir o Ver en sitio web
29/06/2013#134
 
 
 

La semilla de la innovación sembrada en tierra fértil

   
Entrega de placas de reconocimiento al Gobierno de El Salvador y al MAG.
Entrega de placas de reconocimiento al Gobierno de El Salvador y al MAG.
 
 
 
 

Durante el reciente acto de Rendición de Cuentas de la Oficina del IICA en
El Salvador, se escucharon frases significativas que respaldaron el trabajo
de cooperación técnica, correspondiente al período 2012-2013, reportado
públicamente.

Uno de los puntos principales hizo relación a la implementación del Modelo
Sincrético de Innovación, por parte del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, puesto en marcha durante la co-ejecución del Programa PAF Cadenas Productivas, del Plan de Agricultura Familiar.

“La semilla de la innovación ha sido sembrada en tierra fértil y los salvadoreños hemos empezado la cosecha de la prosperidad” con estas palabras, el Viceministro de Relaciones Exteriores de El Salvador, Jaime Miranda, encargado de la cooperación para el desarrollo del país y testigo de honor del acto, se refirió a la labor desarrollada por el IICA al acompañar al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) en la implementación del Plan Presidencial de Agricultura Familiar, desde 2011.

La reflexión del Director General del IICA, Víctor Villalobos Arámbula, recalcó el mismo pensamiento relativo a la innovación, asegurando que los frutos ahora son visibles en esta nación.

“El IICA estuvo – codo a codo – con el MAG en el esfuerzo de diseño y formulación que culminó con el arranque de este modelo de innovación y transferencia agropecuaria: el Plan de Agricultura Familiar (PAF) y sus programas, que nos ha permitido generar acciones reales en el corto plazo. Me atrevo a decir que será uno de los principales legados del Gobierno”, mencionó Hugo Flores, Viceministro de Agricultura y Ganadería, durante su intervención.

Todos los discursos enumeraron cifras concretas sobre los logros alcanzados con el Programa PAF Cadenas Productivas donde más de 17 mil familias fueron beneficiadas con la transferencia de tecnología y conocimiento mediante la participaron en las Escuelas de Campo (ECAS), el establecimiento y funcionamiento de Centros de Desarrollo Productivo, Centros de Acopio y Servicio, giras de campo nacionales e internacionales, entre otros.

“Es motivo de alegría constatar que – en menos de dos años de implementación del PAF – las familias productoras han aprendido nuevas técnicas que le permiten incrementar significativamente la productividad y la calidad de los productos”, recalcó Flores.

La semilla de la innovación sembrada en tierra fértil

Además de agradecer la colaboración brindada por el IICA, el Viceministro informó que el MAG tiene ahora mejores herramientas para enfrentar el reto de masificar las transformaciones que el agro salvadoreño necesita, haciendo alusión al proceso de transferencia de capacidades, y recalcó que están de lleno en terreno con el PAF.

Hacia la continuidad

Por su parte, la máxima autoridad del IICA, promulgó un reconocimiento especial al Gobierno salvadoreño por su apuesta con el PAF, por ser una política pública efectiva de recuperación, impulso y reposicionamiento del agro. Enfatizó que los logros, amplitud e impacto en el ingreso y bienestar de decenas de miles de agricultores y agricultoras lo convierten en una apuesta sin paralelo en la historia reciente de El Salvador.

Villalobos destacó, también, la decisión del Estado al definir una base
presupuestal pública que garantiza un soporte financiero para continuar con el PAF en los próximos años, abriendo beneficios a nuevos protagonistas de las cadenas productivas.

No omitió manifestar que la Oficina del IICA en El Salvador, con todo el respaldo hemisférico, continuará proporcionando cooperación técnica a través de nuevos proyectos en beneficio de los agricultores salvadoreños.

Gerardo Escudero, Representante del IICA en El Salvador, declaró que los
pasos del IICA en este país están orientados a un conjunto de proyectos e intervenciones, más de una veintena, efectuados gracias a la cooperación de otros países y agencias internacionales.

Algunas de esas iniciativas son: Plataforma de exportación, Estrategia
Centroamericana de Desarrollo Rural Territorial (ECADERT), Red de Gestión de la Innovación en el Sector Agroalimentario (Red Innovagro); algunos con énfasis en cadenas productivas que retoman elementos del citado modelo de innovación como: Programa Regional de Investigación e Innovación de Cadenas de Valor Agrícola (PRIICA), Proyecto RedSicta y otros.

Finalizando, el Representante apuntó a que la experiencia de trabajo técnico en el agro salvadoreño, con el Modelo Sincrético de Innovación, abre una etapa de internacionalización hacia otros países.

 

Cuentas claras y resultados comprobables

   
 
 
 
 

Atendiendo el mandato hemisférico de eficiencia, transparencia y orientación
a resultados, la Oficina del Instituto Interamericano de Cooperación para la
Agricultura (IICA) en El Salvador, llevó a cabo, el 27 de junio, su acto de rendición de cuentas del año 2012, con la presencia, por tercer año consecutivo, del Director General del Instituto, Víctor M. Villalobos.

La sesión se llevó a cabo ante productores y agroempresarios, representantes del sector público y privado, miembros de la academia, la cooperación y el cuerpo diplomático, entre otros actores del sector agrícola nacional.

El evento constituyó una oportunidad para dar a conocer públicamente el trabajo de cooperación técnica que realiza en el ámbito nacional, regional e internacional.

Relatos y experiencias, narradas por los mismos actores participantes en las acciones de cooperación técnica desarrolladas por el Instituto, constituyeron la voz real y concreta sobre los resultados alcanzados.

El evento constituyó el momento propicio para que la Oficina, como organismo especializado en cooperación técnica, innovación y conocimiento para el desarrollo competitivo y sustentable de la agricultura, llevara a cabo la transferencia formal de capacidades –
técnicas y gerenciales – al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) para la continuidad del PAF Cadenas Productivas, Programa que fue confiado al IICA en calidad del ente ejecutor durante 21 meses.

En la citada ejecución, el Instituto impulsó un novedoso modelo de intervención: el Modelo Sincrético de Innovación, basado en un combinado de metodologías participativas. Su aplicación generó – en poco tiempo en el agro salvadoreño – una amplia transferencia de conocimiento y tecnología agrícola, con lo cual se mejoró la extensión y se aproximó la innovación a diversas iniciativas en cadenas priorizadas; además incentivó una mayor productividad y dinámica comercial, mejoró las capacidades técnicas, todo en beneficio de unos 17 mil productores.

IICA El Salvador hereda el modelo como experiencia técnica de amplia utilidad para la vida agrícola de este país y otras naciones. El Instituto considera este caso como un referente hemisférico emblemático de la cooperación en agricultura familiar.

Los asistentes pudieron realizar un recorrido visual sobre el portafolio de acciones de cooperación técnica la Oficina, a través de una exposición.

Descargue Informe Anual Oficina IICA El Salvador:

https://www.dropbox.com/sh/yiu0zwvl26ssjhk/J6iPbwFRaB/Informe%20Anual.pdf

 

Voces de los protagonistas

   
Milagro Hernández, productora y comercializadora de frijol, brindó testimonio en la actividad.
Milagro Hernández, productora y comercializadora de frijol, brindó testimonio en la actividad.
 
 
 
 

La cooperación técnica tiene rostro y voz. Las mujeres y los hombres del sector agrícola son los verdaderos protagonistas de la labor técnica del IICA orientada, entre otros aspectos, a elevar su calidad de vida.

En el marco de la Rendición de Cuentas, hubo un espacio para escuchar una serie de testimonios y comentarios, nacionales e internacionales, sobre las acciones de la Oficina en pro de una nueva agricultura competitiva y sustentable.
A continuación se presentan algunos extractos.

“Llevamos en nuestra sangre la agricultura. Somos agricultores puros, trabajamos en la producción de granos básicos y ahora entraremos con empeño a administrar proyectos con RedSicta” dijo Milagro Hernández en su intervención, a través de la cual hizo alusión a tres iniciativas de innovación en las que participa la cooperativa El Garucho, del occidente del país, a la que ella pertenece.

Inicialmente, la productora describió las oportunidades que los proyectos,
impulsados por RedSicta, llevarán a las familias de los asociados.

Secado de frijol con cubierta plástica; difusión de Centros de Acopio y Servicios (CAS) y vinculación de pequeños productores de frijol al mercado, son tres proyectos relacionados entre sí, explicó Hernández. El primero, nos ha ayudará a salvar en un 80% nuestra cosecha de la humedad. El segundo relacionado con los CAS, nos abrirá, de manera asociada, las puertas a la comercialización, y con el tercero de vinculación de pequeños productores a los mercados tendremos la
posibilidad de acceder al sector formal con producto de calidad.

En otro orden, Alcides Ruiz, de la Asociación Agropecuaria el Éxito de Santa Clara, de San Vicente, expresó a los asistentes que: “El PAF ha sido una luz en nuestro camino, que nos ha traído mucha esperanza para salir adelante. Ahora, no solo se trata de producir, sino de producir con calidad para mejorar los ingresos, eso tratamos de inculcar en nuestros productores; esa mentalidad es parte del legado”, reveló.

Ruiz agradeció la asistencia técnica en comercialización impartida por el equipo técnico del PAF Cadenas Productivas, a través de las Escuelas de Campo (ECAS) en Competencia Económica Basada en la Formación emprendedora (CEFE), la cual les brindó las técnicas para comercializar con el mercado formal.

Voces de los protagonistas

“En la cosecha 2012-2013, vendimos un poco más de 25 mil quintales a
una empresa formal, lo cual nos generó ingresos más altos que cuando lo
comercializábamos con los intermediarios”, comparó.

María Elena Montes, catedrática de la Universidad Católica de El Salvador
(UNICAES), al referirse a la participación en la Red INNOVAGRO, mencionó que: “Formar parte de un espacio de intercambio de conocimiento para mejorar la experiencia sobre gestión de la innovación en el sector agroalimentario; participar en videoconferencias impartidas por expertos; intercambiar experiencias con universidades y entidades de América Latina y Europa; facilitar la movilización de docentes para la realización de pasantías y estudios de investigación y la posibilidad de acceder a becas para estudios de postgrado en México, son parte
de los beneficios que la Red genera para nuestra institución”.

La actividad también contó con los testimonios virtuales de representantes del Ministerio de Agricultura, Recursos Naturales y Desarrollo Rural de Haití y de la Secretaría de Agricultura Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación de México.

 

Informe: Sembrando innovación se cosecha prosperidad

   
 
 
 
 

Sembrando innovación se cosecha prosperidad: Programa de Agricultura
Familiar para el Encadenamiento productivo (PAF CP) es un informe basado
en la experiencia de cooperación técnica entre el Instituto Interamericano de
Cooperación para la Agricultura (IICA) y el Gobierno de El Salvador en la coejecución de una de las mayores apuestas del Estado salvadoreño por la
revalorización del agro del país: el Plan de Agricultura Familiar (PAF).

Es el resultado de un ejercicio conjunto de compilación, entre la Sede Central del IICA y la Oficina en El Salvador, sobre la experiencia de implementación del Modelo Sincrético de Innovación, que generó una novedosa manera de hacer extensión rural, centrada en el desarrollo de capacidades, la introducción de tecnología en las labores productivas y la transferencia de conocimientos técnicos y gerenciales a los productores y agroempresarios.

El informe está enmarcado sobre una visión de “Innovación para el desarrollo”, que constituye el marco de referencia del documento y sobre la cual se sustenta la mencionada experiencia de cooperación, donde la innovación es considerada como un proceso colectivo de negociación y aprendizaje que busca agregar valor económico y social a las comunidades para utilizar con éxito un nuevo conocimiento o idea.

Le invitamos a recorrer los distintos capítulos y las lecciones aprendidas
enumeradas. A manera de epílogo, encontrará una reflexión sobre los desafíos y propuestas a futuro sobre la implementación del modelo y en las cuales el Instituto puede contribuir como institución generadora de innovación y conocimientos especializados para el desarrollo competitivo y sustentable de la agricultura.

La presentación del libro estuvo a cargo del Director General del IICA, Víctor M. Villalobos, durante el acto de Rendición de Cuentas de la Oficina de IICA El Salvador, el 27 de junio, en San Salvador.

“Para el IICA, la ejecución del programa gubernamental ha sido una experiencia enriquecedora y le ha permitido renovar su compromiso de trabajo con los países miembros y dar cabal cumplimiento a su objetivo fundacional: apoyar a los países en sus esfuerzos por alcanzar el desarrollo agrícola y el bienestar rural.

Este documento es un testimonio de una historia de éxito y es, a la vez, una herramienta para su implementación en otros países”. (Extracto de las palabras del Director General de la sección Presentación del documento).

 
Si desea más información o quiere compartir comentarios o sugerencias, escriba al correo cindy.hernandez@iica.int
Comité Editorial
Dr. Gerardo Escudero
Cindy Hernández
Elba Márquez
Claudia Gaitán
Luis Aquino
 
Suscríbase Contáctenos www.iica.int
© IICA Oficina El Salvador promueve el uso justo de este documento.
Se solicita que sea citado apropiadamente cuando corresponda