Compartir o Ver en sitio web
26/08/2013#141
 
 
 

Desarrollo de capacidades agroempresariales

   
 
 
 
 

El proceso de desarrollo de capacidades en gestión agroempresarial para facilitadores de Competencias Económicas basada en la Formación Emprendedora (CEFE) y productores líderes de frijol que forman parte de la “Plataforma empresarial para la vinculación de pequeños productores de frijol a los mercados”, impulsado por IICA/RedSicta, dio inicio en Nicaragua con el “Taller de desarrollo de capacidades en gestión agroempresarial y asociativa”, realizado del 20 al 22 de agosto, en Managua.

Al menos 30 productores líderes de cooperativas adquirieron conocimientos sobre temas que les permitirán mejorar su gestión asociativa y empresarial dentro de las organizaciones.

Reforzamientos sobre el marco conceptual de los agronegocios, el enfoque de cadenas, la importancia de un plan de agronegocios como herramienta de planificación, estrategias de precio, mercadeo y comercialización, fueron algunos de los puntos impartidos por el Especialista en Agronegocios y Comercialización del IICA, Marcelo Núñez.
En cuanto a los participantes, el objetivo es que asuman la dinámica de capacitación de capacitadores, que tengan los conceptos agroempresariales y de comercialización muy claros para que puedan transferirlos a los productores de las diferentes organizaciones.

“Lo que se pretende es que estos facilitadores y productores líderes conozcan la importancia de la asociatividad, tengan las herramientas para establecer un modelo asociativo exitoso, apliquen dichas capacidades en sus respectivas organizaciones y puedan hacer ajustes, adelantos y progresos en sus agroempresas y puedan vincularse de manera eficiente y equitativa a los mercados y cadenas de valor”, explica Núñez.

Los talleres se desarrollarán de igual manera en El Salvador y Honduras. Incluirán prácticas para visualizar los conceptos y construir su propio modelo de agronegocios, tomando como referencia experiencias exitosas de otros países del hemisferio.

El objetivo del proyecto de IICA/RedSicta “Plataforma empresarial para la vinculación de pequeños productores de frijol a los mercados”, a ejecutarse entre junio de 2013 a marzo de 2014, es acercar a los mercados a más de 2000 pequeños productores de frijol de El Salvador, Honduras y Nicaragua, conformando una plataforma que permita incorporar cambios en la cadena de comercialización, con innovaciones tecnológicas, para dar valor agregado al producto y lograr mejores negocios.

 

Serie radial sobre roya llega a las cabinas

   
Entrega de materiales radiofónicos en cabina de ARPAS
Entrega de materiales radiofónicos en cabina de ARPAS
 
 
 
 

La Oficina del IICA en El Salvador ha iniciado la distribución a diversas radioemisoras salvadoreñas de la serie radiofónica “Alrededor de una taza de café. Medidas para el control integral de la roya del café”.

El material fue producido por la Unidad de Comunicación Social del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y el Programa Cooperativo Regional para el Desarrollo Tecnológico y Modernización de la Caficultura (PROMECAFE) como un aporte al Programa integrado para el combate de la roya del café en Centroamérica.

Dos discos compactos, uno que contiene los seis capítulos de la serie, más otro con cinco cuñas de corte informativo que proporciona consejos para una adecuada atención a los cafetales, y un afiche promocional están siendo entregados.

“Me parece una iniciativa muy interesante; por parte de nuestra Asociación, que posee 23 radios afiliadas, se le dará difusión a la serie, con la cual se está ayudando a los productores de café que enfrentan el problema de la roya”, externó Douglas Zavaleta, de la Asociación de Radios y Programas Participativos de El Salvador (ARPAS).

Otras entidades también han solicitado la serie, ya que puede ser utilizada como elemento de capacitación tanto por técnicos en sus labores de extensión, como por consultores, docentes e instituciones relacionadas con el ámbito agrícola.

El material está disponible de manera gratuita en la Oficina del IICA, así como en las páginas web institucionales para descargas on line.

 

Espiral a favor de los pequeños productores

   
Participantes de instituciones locales durante videoconferencia
Participantes de instituciones locales durante videoconferencia
 
 
 
 

“La innovación es una construcción social e interactiva en el marco de un entorno específico y sistémico que motoriza los procesos económicos y del desarrollo”, reflexionó Carlos Casamiquela, presidente del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Argentina, en el marco de la segunda videoconferencia de la Red INNOVAGRO, denominada: ¿Cómo las instituciones de la Red INNOVAGRO contribuyen a generar una espiral virtuosa: políticas públicas, innovación y valor agregado para la seguridad alimentaria?, realizada el 22 de agosto.

De acuerdo con Casamiquela, “se reconoce a la innovación en la agricultura como un proceso amplio y complejo, con mayor diversidad de actores, disciplinas y sectores involucrados”; es por ello que se habla de una espiral dinámica en la que confluyen no sólo las políticas públicas, la innovación y elementos de valor agregado, sino también el territorio, la nación y la región.

Estas reflexiones fueron ilustradas con la experiencia del Programa Pro-Huerta, una política pública del INTA y el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, puesta en marcha en Argentina desde hace 20 años. Su objetivo es mejorar la seguridad y la soberanía alimentaria y favorecer la participación y organización de sectores vulnerables de la población.

En la experiencia de Pro-Huerta, el mensaje es claro: cuando existe una política pública definida que apuesta por el desarrollo agrícola, y se combina con programas o proyectos que promueven la innovación, el desarrollo territorial y la inversión, el resultado son experiencias exitosas de este tipo, que generan valor agregado en origen para la producción agropecuaria.

“Se integra verticalmente al productor agropecuario en forma asociativa, incrementando la competitividad del mismo y favoreciendo el desarrollo local a partir de una mayor generación de empleo y equidad de distribución de la mayor renta generada en origen”, aseguró el conferencista.

El Programa ha promovido, entre otras acciones, el establecimiento de más de 600 mil huertas familiares y alrededor de 125 mil granjas para la cría de aves, con el fin de generar alimentos para los sectores rurales más vulnerables; además de impulsar la creación de FECOAGRO, una federación compuesta por 30 cooperativas de pequeños productores rurales que se encarga de producir las semillas hortícolas utilizadas en el Programa.

Por parte de El Salvador, participaron en la videoconferencia, la Universidad Católica de Occidente, Universidad Don Bosco, Viceministerio de Ciencia y Tecnología, Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), la Comisión Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) y el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA).

 

Casi medio siglo en la educación agrícola

   
 
 
 
 

La Oficina del IICA en El Salvador acompaña a la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de El Salvador (UES) en la conmemoración de su cuadragésimo noveno aniversario de fundación. Se extiende una efusiva felicitación a esta institución que, durante casi medio siglo, ha formado – y continúa preparando – a profesionales de excelencia que hoy responden a los desafíos del agro.

En el marco de las actividades de conmemoración, algunos de los futuros profesionales agrícolas de la Universidad, manifestaron como retos prioritarios la atención a temas como: cambio climático, producción de alimentos orgánicos, conservación de recursos hídricos, entre otros.

Wilfredo Hernández, exalumno de la Facultad, es un claro ejemplo de cómo los nuevos profesionales son capaces de trabajar por el desarrollo de su país. Durante el evento de conmemoración, Hernández expuso –a través de una ponencia- el caso de la Asociación Intercomunal de Comunidades Unidas para el Desarrollo Económico y Social del Bajo Lempa (ACUDESBAL), que en la actualidad ha logrado convertirse en productora de semilla de maíz, logrando, así, impulsar un mayor desarrollo las comunidades de la zona. Hernández ha acompañado este proceso.

La UES, a través de la Facultad de Ciencias Agronómicas, ha creado una relación cercana con el Instituto, siendo un miembro activo en la Red de Gestión de la Innovación en el Sector Agroalimentario (Red INNOVAGRO) y participando en talleres, videoconferencias y otras actividades relacionadas con el sector agrícola.

Próximamente, como parte de la cooperación entre ambas instituciones, se compartirá con la Universidad el programa radial Agro Enlace, elaborado por el IICA, que puede incorporarse como una herramienta didáctica para la instrucción en temas como: agroempresarialidad, desarrollo rural, agricultura familiar, agronegocios, biotecnología, entre otros.

 

Agricultura de precisión y cambio climático

   
 
 
 
 

Los cambios en el clima son evidentes en distintos países. Estados Unidos no es la excepción. “Impredecible” fue la palabra utilizada para describir el clima en Ithaca, New York a finales de julio. Indicación muy acertada porque la variabilidad consistía en pasar, sin lógica y en pleno verano, de días de sol, a amaneceres con viento; de lluvia débil, a sol radiante y, luego, a temperaturas levemente bajas.

Con la reserva de las fuentes, veamos el siguiente caso que se enmarca en ese preámbulo.
En la granja de los Smith, la quinta generación de agroempresarios que se dedicada al cultivo de 1650 acres (unas 955 Mz) de maíz, soja y trigo, parece tener todo “bajo control”.

Durante los últimos años, han invertido significativamente en los sistemas de agricultura de precisión. Operan enormes tractores con sistema de dirección automática y utilizan GPS. Aplican insumos agrícolas como fertilizantes, gallinaza y cal con controladores de velocidad variable. Poseen un software especializado para llevar registros de sus cultivos. Además, cuentan con un sitio especial de almacenamiento de granos y área de secado, éste último para maquilar servicios a otras granjas cercanas. La gestión de datos y la interpretación son elementos esenciales para la administración de las operaciones agrícolas; el enfoque innovador de sus métodos de cultivo y producción es evidente.

Sin embargo, hablar del clima es un tema difícil. Un asesor técnico agrícola de la zona prefirió no dirigir al empresario, en la reunión plenaria durante la visita a la granja, la siguiente pregunta: Es evidente el uso de la tecnología y la informática, pero ¿cómo está incidiendo el cambio climático en el manejo de plantación?
“Algunos productores en este país no se sienten cómodos hablando del cambio climático; les afecta, pero no todos quieren abordar el tema”, había advertido previamente una extensionista de la Universidad de California.

Al terminar la reunión, el técnico discretamente brindó una respuesta a la interrogante planteada: “Si en ciertas épocas hay demasiado calor, se usa un híbrido; si hace demasiado frío se usa otro; se lleva un registro de las variedades utilizadas; se guarda toda la información en las computadoras, se van elaborando proyecciones y pronósticos; se analizan los comportamientos y las soluciones. Se trabaja de cerca con las empresas productoras de semilla, se compran y almacenan las que pueden resultar convenientes. Si se necesita irrigación se programa en ciertas áreas; se aplica más investigación y tecnología; todo se controla. Todo está bajo control”.

¿Hasta cuándo será posible? Esa es la pregunta compleja.

En un contexto donde existen los recursos económicos, el acceso a la tecnología, a la información y a la maquinaria de avanzada, la respuesta será una. En ambientes, como los de Centroamérica, donde la mayoría de productores no juegan en las grandes ligas de la agricultura de precisión y no tienen al alcance lo último en tecnología, las inversiones privadas y públicas en el agro son limitadas, muchos agroempresarios no aplican la fórmula de la investigación, el uso de la información, la inyección de nuevas o mejores tecnologías y la innovación, el hecho de “mantener el control” plantea serios desafíos. Se puede hablar del clima o no; pero lo cierto es que está cambiando e incidiendo en la producción agrícola. ¿Estamos preparados? ¿De qué forma?

 
 
 
 

articulos y noticias

Opción para estudiar gestión tecnológica e innovación

La Universidad de Talca, a través de su campus en Santiago de Chile, promueve el Magister en Gestión Tecnológica para aquellos profesionales interesados en estudiar innovación y transferencia tecnológica con énfasis en biotecnología.

Las temáticas impartidas proveen una visión holística de los procesos de innovación y emprendimientos; así como el diseño y gestión de políticas y estrategias.

Algunas asignaturas son: Economía en innovación tecnológica, Valorización de los resultados de I+D+i, Transferencia aplicada a la innovación tecnológica, Conceptos y tópicos en biotecnología, Vigilancia Tecnológica e Inteligencia Competitiva, entre otros.

El programa está dirigido a profesionales que buscan liderar y gestionar procesos de innovación con capacidad de negociación y dirección.

Las clases presenciales se imparten a partir de junio de cada año. El programa tiene una duración de trimestres, de los cuales los 4 primeros son presenciales.

Más información y postulaciones: gestiontecnologica@utalca.cl o en el sitio web: www.gestiontecnologica.cl

 
Si desea más información o quiere compartir comentarios o sugerencias, escriba al correo cindy.hernandez@iica.int
Comité Editorial
Dr. Gerardo Escudero
Cindy Hernández
Elba Márquez
Claudia Gaitán
Luis Aquino
 
Suscríbase Contáctenos www.iica.int
© IICA Oficina El Salvador promueve el uso justo de este documento.
Se solicita que sea citado apropiadamente cuando corresponda