Compartir o Ver en sitio web
31/08/2013#142
 
 
 

Agroexportación con sabor a miel

   
 
 
 
 

Sabor, color, pureza e inocuidad son aspectos de calidad que definen a la miel
salvadoreña y que la vuelven tan suculenta ante los paladares de mercados europeos exigentes, como el de Alemania. En el tema de la exportación, El Salvador aún está lejos de poder competir con países como China, México o la India, que producen y comercializan grandes volúmenes; sin embargo, si hablamos de calidad, el país está a la altura de cualquier otro gran productor.

Según datos recolectados por asesores técnicos de siete empresas salvadoreñas exportadoras de miel, participantes en el Segundo Diplomado Apícola –realizado por el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA), el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y la Universidad Alberto Masferrer, con apoyo de otras entidades- durante la cosecha 2012-2013 han sido exportadas alrededor de 1,978 toneladas métricas de miel, siendo Europa el principal destino.

Estos datos arrojan más información alentadora: el hecho de que durante la cosecha anterior (2011-2012) se exportaron 1,442 tm, indica que la producción de miel ha incrementado en 536 tm en el transcurso de un año. Para Mario Vides, empresario apicultor salvadoreño, el incremento en las exportaciones y en la producción son los frutos de la intervención del Plan de Agricultura Familiar (PAF), del MAG, en la cadena de miel.

“La cría y cambio de abejas reina, la recuperación de cera de panales viejos para establecer nuevos y proporcionar alimentación de estímulo dos meses antes de la cosecha son tres de las principales innovaciones que el PAF promovió a través de las Escuelas de Campo (ECAS) con las que se ha logrado un aumento en la producción de miel”, asegura Vides.

Actualmente, según cálculos del apicultor, el rendimiento de una colmena es de más de 50 libras al año. Al inicio de la intervención del Programa, el rendimiento era de 40 lbs. Por otra parte, el crecimiento de las exportaciones -en el rubro de los no tradicionales – plantea un panorama prometedor para quienes se dedican a esta actividad. Es importante apuntar que El Salvador, en el ramo de la apicultura, aún tiene muchos desafíos, entre ellos, promover el aumento del consumo interno y diversificar la gama de productos que
pueden elaborarse con miel.

El reto país está en ir más allá de la producción de materias primas, orientando los esfuerzos a la innovación para la agregación de valor.

 

Perfeccionando habilidades para exportar

   
 
 
 
 

Como es de imaginar, colocar un producto en mercados extranjeros no sucede “por arte de magia”. Es por ello que 20 empresas salvadoreñas del sector agroalimentario participan en la iniciativa Plataforma para la Exportación -impulsada por la Agencia de Promoción de Exportaciones e Inversiones de El Salvador (PROESA), y el IICA – con el objetivo de adquirir herramientas básicas para fortalecer su capacidad exportadora y diseñar su propio plan de negocios, con miras a colocar los productos en el mercado de Texas, Estados Unidos. Su proceso de formación está próximo a culminar.

Estephanie Guzmán, participante en la Plataforma como representante de una empresa nacional dedicada a la producción de pastas alimenticias, ha identificado que, para tener más posibilidades de que su producto sea aceptado en el extranjero, es necesario fortalecer aspectos como las normas de etiquetado, mejores prácticas de manufactura y un conocimiento más profundo de las normativas que rigen la exportación hacia el mercado norteamericano.

“He adquirido el compromiso de trasladar estos conocimientos al área de calidad de la empresa. De hecho, luego de recibir la capacitación acerca de las regulaciones necesarias para el etiquetado de los productos, empezamos el rediseño de las etiquetas y a realizar los ajustes para que la presentación se adapte a las normativas”, manifiesta Guzmán.

Miriam Montano, de la Cooperativa de Cafetaleros de Cuscatlán de R.L, comenta encontrarse en una situación similar. El empaque de su producto –café tostado y molido – también ha sido sometido a un proceso de adaptación, cumpliendo con los requerimientos del mercado destino.

La planificación financiera y las habilidades para la negociación son dos de los temas que, en opinión de Geoffrey Ríos –miembro de una empresa productora de jaleas y pulpas de frutas tropicales-, han sido de mayor utilidad para él en este proceso. “Muchas veces, uno tiene las capacidades en la parte productiva, sabemos cómo hacerlo, pero el aspecto económico es vital porque nos orienta hasta dónde nuestra empresa tiene capacidad de financiar todo lo que implica el proceso de exportación”, indica Ríos.

Momento crítico

“Los participantes se encuentran en el momento crítico de todo el proceso, pues es aquí – al evaluar los aspectos que tienen que ver con la rentabilidad del negocio – donde las empresas deben tomar la decisión de si les conviene o no ir al mercado seleccionado, tomando como base, además, toda la información que hemos ido compartiendo con ellos”, explica Frank Lam, Especialista en Agronegocios y Comercialización de la Oficina del IICA en Miami.

Lam, que ha impartido dos de los seis módulos y acompaña el desarrollo de la
Plataforma, apunta que la inocuidad y los procesos logísticos son dos aspectos que las empresas participantes deberán reforzar para propiciar un mayor grado de éxito al momento de la exportación.

De acuerdo con el Especialista, más del 50% de las empresas que han participado en Plataformas de este tipo, promovidas por el IICA en conjunto con otras entidades, han logrado concretar exportaciones. Uno de los factores principales del éxito reside en la gestión de un adecuado proceso de planificación por parte de las empresas.

 

Tecnologías puestas en manos de los productores

   
 
 
 
 

Más de cinco mil productores salvadoreños de maíz y frijol podrán reforzar y ampliar sus conocimientos sobre las diferentes tecnologías promovidas por los proyectos IICA/RedSicta en la región, a través de guías técnicas que de manera sencilla y didáctica, explican e ilustran tecnologías como: trillado de frijol y desgrane de maíz; manejo de pos cosecha con micro túneles y bolsa para almacenar; guías de conservación de suelo y agua; de reducción de la densidad de siembra; sobre cosecha temprana y caseta de secado; guías de microorganismos eficientes y sobre enfermedades y plagas de frijol.

Son 9,000 guías técnicas las que han sido distribuidas en las 11 agencias del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA) que forman parte de las redes de innovación tecnológica en maíz y frijol del proyecto IICA/RedSicta en El Salvador.

El material describe el paso a paso de las mencionadas innovaciones, que son de bajo costo y fácil aplicación, que ayudan a mejorar la producción, la transformación y el comercio de los productores de maíz y frijol.

La iniciativa de difundir el material didáctico-informativo surge a partir de una solicitud directa de los técnicos y extensionistas salvadoreños encargados de diseminar las tecnologías, para contar con material de apoyo que respalde los procesos de capacitación. Ellos mismos serán los responsables de distribuirlo entre los productores.

“Las publicaciones se entregan en calidad de donación para poner a disposición información sobre tecnologías promisorias para el desarrollo de las cadenas de maíz y de frijol en Centroamérica”, explicó René Rivera, Coordinador Ejecutivo Proyecto IICA/RedSicta.

Asimismo, se ha entregado, a las gerencias de investigación de CENTA, un paquete de 1000 guías como acervo interno para sus labores de extensión.

Las guías detallan las tecnologías, cómo se aplican y cuáles son los resultados que se esperan de las mismas. “De esta manera, IICA/RedSicta ayuda a multiplicar el conocimiento entre los pequeños productores salvadoreños de maíz y frijol”, aseguró Miguel Gallardo, enlace del Proyecto en El Salvador.

 

Del trapiche a la gerencia de la continuidad

   
 
 
 
 

Valle del Cauca, Colombia. El Ingenio Manuelita tiene una historia de 145 años, es parte de un sólido grupo empresarial con negocios internacionales, posee diversas operaciones agroindustriales en Perú, Chile y Brasil, y asocios corporativos con otras empresas extranjeras. Inició con la compra de un antiguo trapiche. En esta oportunidad no hablaremos de la historia ni del crecimiento, nos centraremos en un detalle: la gerencia de la continuidad a la hora de producir azúcar.

Transferir conocimiento en puestos claves dentro de una organización no es una tarea sencilla. En Manuelita, “los punteros” se forman gracias a la sabiduría de sus similares.

La figura hace referencia a las personas que a lo largo de los años y con una experiencia acumulada – por observación y por el mecanismo prueba y error – saben determinar cuál es el punto exacto de los cristales de azúcar para completar el ciclo de producción.

Día a día, empleados jóvenes trabajan de la mano con los más experimentados, hacen juntos una sinergia o un ejercicio de legado, para transferir con efectividad – a lo largo de plazos de tiempo determinado – lo que saben hacer (el know how).

Conservar el conocimiento y la productividad en esa actividad clave de la empresa – que produce un aproximado de 25 mil quintales de azúcar al día – depende de la práctica de compartir, ejercida por el empleado que está alcanzando la cima de su carrera combinada con el interés de aquel que recién empieza o avanza en la escala de puestos. Ambos inmersos en el proceso de aprendizaje.

El puntero con mayor tiempo de servicio sabe que, de acuerdo a sus responsabilidades laborales, debe preparar constantemente a sus sucesores; eso es posible porque la estructura anula la competencia en ese cargo crítico. Los rangos están bien establecidos y se definen las modalidades de ascenso desde la contratación.

Pese a toda la tecnología inmersa en el negocio agroindustrial y a la documentación de los procesos y procedimientos, el factor humano y el nivel de conocimiento operativo se vuelve crítico: el punto del puntero, es clave.

La herencia de conocimiento en casos como el planteado evidencian la tríada:
conocimiento, aprendizaje y productividad, citada por autores como Hamilton Beazley, especialista norteamericano en comportamiento organizacional.

Estamos hablando acá de un ejercicio de gerencia de la continuidad, tema no exclusivo de las grandes corporaciones. Un detalle administrativo de interés de aquellas pequeñas y medianas agroindustrias, cuyas producciones dependen de la experiencia de una o pocas personas. Una buena práctica como ésta, puede ser de utilidad para quienes gerencian en el sector agrícolas. Una cultura similar puede replicarse y minimizar los problemas derivados de la pérdida de conocimiento cuando el talento humano renuncia, migra, se
jubila, es reasignado, etc.

Este caso permite aprender de un grande, el Grupo Empresarial Manuelita con
inversiones que generan más de 7,000 empleos directos y registra ventas anuales cercanas a los 200 millones de dólares.

 
 
 
 

articulos y noticias

Taller nacional de la industria del coco

Día: 5 de septiembre de 2013

Lugar: Oficina del IICA en El Salvador, Santa Tecla.

Horario: 8:00 am a 12 m.

Temas a tratar:

  • Situación del sector y oportunidades de negocios internacional
  • Análisis de la cadena nacional de la industria del coco

La actividad es realizada por la Corporación de Exportadores de El Salvador (COEXPORT), Instituto Salvadoreño de Fomento Cooperativo (INSAFOCOOP) y la Oficina del IICA en El Salvador.

Centro de excelencia para la agroalimentación

Una amplia oferta para estudios de grado y postgrado ofrece el campus de Excelencia Internacional Agroalimentario (ceiA3), en España, integrado por las Universidades de Almería, Cádiz, Huelva y Jaén, lideradas por la Universidad de Córdoba.

Interesados en cursar estudios y especialidades en: biotecnología, ingeniería agroalimentaria y del medio rural, acuicultura, agua y medio ambiente, desarrollo rural territorial, energías renovables, ciencias agroalimentarias, ingeniería en plantas agroindustriales, seguridad de los alimentos, tecnología de invernaderos, entre otros, pueden consultar planes de estudio y costos: info@ceia3.es

El centro cuenta con servicios de investigación y soluciones técnicas avanzadas para las agroempresas.

Más información: www.ceia3.es

 
Si desea más información o quiere compartir comentarios o sugerencias, escriba al correo cindy.hernandez@iica.int
Comité Editorial
Dr. Gerardo Escudero
Cindy Hernández
Elba Márquez
Claudia Gaitán
Luis Aquino
 
Suscríbase Contáctenos www.iica.int
© IICA Oficina El Salvador promueve el uso justo de este documento.
Se solicita que sea citado apropiadamente cuando corresponda