Compartir o Ver en sitio web
16/11/2013#153
 
 
 

“La innovación está en nosotros y en las instituciones”

   
Seminario Innovación para el Desarrollo realizado en CENTA
Seminario Innovación para el Desarrollo realizado en CENTA
 
 
 
 

Una veintena de investigadores, técnicos y extensionistas del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) prestaron atención a esa reflexión de amplia responsabilidad individual e institucional efectuada por Manuel Miranda, Especialista Regional de Extensión de la Sede Central del IICA, durante el Seminario Innovación para el Desarrollo.

La actividad, realizada el 14 y 15 de noviembre, es parte del fortalecimiento institucional dirigido a los Institutos Nacionales de Investigación Agropecuaria (INIA) por parte del Proyecto IICA/RedSicta, con el propósito de llevar conceptos y nuevos paradigmas para la innovación tecnológica.

El evento también fue impartido por Galileo Rivas, Especialista Regional del IICA en Innovación, quien ofreció un recorrido por temas como: análisis de los sistemas de innovación, gestión de conocimiento, propiedad intelectual, redes y políticas de innovación, investigación y extensión para la innovación.

Los especialistas indicaron que innovar es crear valor, bajo un enfoque sistémico e interactivo, planteando un abordaje que va más allá de la investigación y extensión donde se fomentan las redes como escenarios de aprendizajes interactivos, y donde se apuesta por procesos participativos e incluyentes con una variedad de actores, quienes articulan soluciones a los problemas.

También, hicieron énfasis a los asistentes sobre la prioridad de establecer líneas de base en las experiencias donde la innovación y extensión se vinculan para determinar avances, resultados e impactos; así como aplicar adecuados mecanismos de seguimiento y evaluación.

En el diálogo, compartieron tendencias sobre los cambios que está experimentando la agricultura y comentaron aspectos comunes de distintas experiencias innovadoras en términos de extensión en América Latina. En ese marco, señalaron la importancia de apostar por las instituciones que aprenden, donde los técnicos y extensionistas son líderes y tienen la enorme responsabilidad al capacitar a los agricultores para desarrollar una demanda de calidad.

El segundo día, desarrollaron un taller para profundizar sobre las prácticas que lleva a cabo el CENTA para innovar como colectivo; así como un ejercicio para armar una red de innovación.

Gerardo Escudero, Representante del IICA en El Salvador, mencionó que temas del nuevo replanteamiento de la extensión son temas vigentes en la mesa de discusión de todos los países, por ende la importancia de este tipo de capacitaciones. Para Edmundo Mendoza, Director Ejecutivo del CENTA, este seminario fue oportuno porque la institución está, actualmente, colaborando a nivel país en el Reglamento de la Ley de Innovación Ciencia y Tecnología; generando productos innovadores que merecen propiedad intelectual, y avanzando en un proceso para articular o integrar la extensión con la investigación.

Con el seminario, se abrió una ventana para motivar una cultura de innovación y construir nuevos procesos dinámicos de gestión de la misma.

El Proyecto RedSicta tiene un carácter regional, es financiado por la Cooperación Suiza en América Central (COSUDE), y apoya a pequeños productores de maíz y frijol.

 

Crecimiento y expansión apícola

   
Vista de nuevas instalaciones para el  acopio en ACAPILL
Vista de nuevas instalaciones para el acopio en ACAPILL
 
 
 
 

Honradez, trabajo duro, confianza y transparencia; sobre estos valores intangibles la Asociación Cooperativa de Apicultores de La Libertad (ACAPILL) ha edificado una admirable obra material: una bodega con capacidad de acopio de más de 600 barriles de miel, el equivalente a 12 contenedores, cuyo destino es el exigente mercado alemán.

La edificación de 280mt cuadrados, fue inaugurada el 14 de noviembre y complementa a la que ya tenían funcionando desde 1995, cuya capacidad es de más de 200 barriles.

“Hasta hace algunos meses, rentábamos, lejos de aquí, una bodega para almacenamiento. Sin embargo, dentro de los planes de la Cooperativa siempre estuvo construir dentro de nuestras instalaciones un anexo donde tuviéramos
el producto a la mano y bajo nuestra vigilancia. Es el resultado de la expansión y visión empresarial de la Cooperativa a favor de nuestros asociados y proveedores”, explica Jorge Martínez, Presidente de ACAPILL.

El acopio de miel por parte de la Asociación ha incrementado en un 30%; “hemos pasado de acopiar 70 barriles a 90 barriles durante la cosecha 2012 y 2013”, explica Mario Hidalgo, gerente de la Asociación.

El atractivo precio de compra de la miel a sus proveedores ha posibilitado que cada vez más apicultores de todo el país deseen entablar relaciones comerciales con la cooperativa.

Sin embargo, los proveedores de miel de ACAPILL deben cumplir con ciertos requisitos de calidad e inocuidad desde la producción, hasta el transporte; deben conocer sobre la composición del producto como madurez,
temperatura, humedad, color, entre otros.Por otro lado, debido a su excelente gestión de pagos, la Cooperativa se ha ganado la credibilidad de la banca nacional, con cuyo capital realiza emprendimientos en beneficio de sus apicultores.

El Representante del IICA en El Salvador y Coordinador de la Región Central, Gerardo Escudero, fue uno de los invitados especiales al acto de inauguración, y realizó, junto a Mario Hidalgo, Gerente de la Cooperativa, un recorrido por las nuevas instalaciones.

Agregación de valor

Las actividades de la Cooperativa trascienden el acopio y la comercialización.

Ofrece financiamiento a sus proveedores y asociados para el refuerzo y mantenimiento de sus apiarios. ACAPILL trabaja con un total de ocho mil colmenas provenientes de sus asociados, a las que se adicionan otras 35 mil
de sus 250 proveedores a nivel nacional.

Dentro de esta diversificación de actividades, la Asociación ha empezado, por iniciativa propia, la socialización del nuevo Reglamento Técnico Apícola de El Salvador.

ACAPILL fue una iniciativa atendida por el PAF Cadenas Productivas, del Plan de Agricultura Familiar (PAF) en la Fase I y constituye un claro ejemplo de los resultados de la implementación del modelo sincrético de innovación en cuanto a la manera de hacer negocios, a través de la figura de los Centros de Acopio y Servicios (CAS), establecidos bajo una disposición social de articulación para acopiar, clasificar, almacenar y agregar valor a la producción propia y de otros interesados.

 

Políticas públicas en agrocadenas

   
Representantes de las instituciones organizadoras del Taller Políticas Públicas para el desarrollo de Agrocadenas
Representantes de las instituciones organizadoras del Taller Políticas Públicas para el desarrollo de Agrocadenas
 
 
 
 

“Se debe trabajar en reducir la brecha existente entre quienes formulan políticas públicas y entre quienes las ejecutan, pues la distancia entre ambos es bastante grande. El reto está en aprender a ver los problemas desde ópticas diferentes, para encontrar soluciones equilibradas a los desafíos de los países”.

Este análisis fue compartido por Edgar Cruz, el Especialista en Competitividad de la Oficina IICA El Salvador, durante el Taller en políticas públicas para el desarrollo de cadenas productivas en América Latina: ¿Cómo lograr un
equilibrio entre productividad, inclusión social y sostenibilidad?, realizado en Bogotá, Colombia, del 6 al 8 de noviembre y organizado por el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), el Instituto Interamericano de
Cooperación para la Agricultura (IICA) de Colombia y la Fundación Ford.

El objetivo del Taller fue buscar construir una agenda común para trabajar conjuntamente en el desarrollo de políticas públicas de cadenas productivas en América Latina y el Caribe.

La participación de la Oficina de El Salvador abonó al módulo Vinculación de productores a los mercados, donde se compartieron las lecciones del modelo sincrético de innovación, derivadas de la co ejecución del PAF Cadenas
Productivas, del Plan de Agricultura Familiar (PAF) del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), que contribuyeron a que los productores salvadoreños se vincularan de manera eficaz al mercado formal. La oportunidad permitió resaltar la figura de los Centros de Acopio y Servicios (CAS).

El especialista explicó cómo, a través de los CAS se promovió entre los actores la reducción de costos de producción aprovechando la economía de escala, la agregación de oferta y la comercialización a mejores precios de una forma más sostenida.

Asimismo, destacó los mecanismos propuestos por el modelo en cuanto al fortalecimiento de capacidades técnicas y asistencia técnica directa vinculada a aspectos de comercialización, participación en ruedas de negocios,
intercambios de experiencias a nivel local e internacional que contribuyeron a promover esquemas de asociatividad y a incursionar al mercado formal.

“Durante la co ejecución del PAF, la Oficina de El Salvador, generó una propuesta de insumos para una política pública a fin de lograr el mejoramiento de la competitividad de las agrocadenas del país. Fue una propuesta que se
elevó a titulares de otros gobiernos, así como de la Banca”, explicó Edgar Cruz.

El Especialista indicó que la implementación de una política pública en el desarrollo de agrocadenas brinda, al sector privado, institucional y empresarial, como a los productores, la certeza de legislaciones y políticas claras y
sostenibles.

Marca las reglas del juego y las mantiene constante en el tiempo. Abre espacios permanentes de consulta y diálogo en donde pueden resolver y solucionar problemas. Posibilitan y sienta bases a partir de las cuales las
agrocadenas pueden diseñar proyectos productivos que les facilitan la entrada al mercado internacional.

Para Edgar Cruz, el asocio público-privado es fundamental en el logro de políticas públicas exitosas.

Colombia es un país emblemático de política pública encaminada directamente a promover las cadenas productivas de sus sectores productivos. En 15 años – lo cual indica una sobrevivencia a varios gobiernos – ha logrado construir un marco legal, bajo el cual se aglutinan 36 consejos nacionales de diferentes cadenas, presididos por secretarios técnicos provenientes del sector privado.Dentro de la región Centroamericana, Honduras y Panamá están dando pasos encaminados a promover políticas públicas en cadenas productivas en sus sectores productivos.

Asistieron al evento representantes de 11 países, funcionarios gubernamentales y miembros de organizaciones internacionales.

 

Enseñanzas para administrar

   
Sesión de apoyo administrativo entre productores líderes y miembros Unidad Coordinadora de Proyectos de RedSicta
Sesión de apoyo administrativo entre productores líderes y miembros Unidad Coordinadora de Proyectos de RedSicta
 
 
 
 

Con el objetivo de proporcionar lineamientos sobre procesos para una adecuada gestión administrativa y evaluar avances en la ejecución de dos iniciativas de innovación implementadas por el Proyecto IICA/RedSicta en El
Salvador, representantes de la Unidad Coordinadora de Proyectos (UCP) de RedSicta realizaron una visita al país, el pasado 7 de noviembre.

La visita responde a una gira regional realizada periódicamente por la UCP para proporcionar apoyo administrativo a los comités coordinadores de proyectos en los países y un seguimiento previo a la redacción y entrega de
informes técnicos de cada iniciativa de innovación ejecutada.

En esta ocasión, para el caso de El Salvador, la jornada de trabajo se llevó a cabo entre la UCP y los productores líderes que forman parte del Comité Coordinador de los Proyectos: “Difusión del uso de cubierta plástica para
secado de frijol” y “Difusión de la experiencia metodológica de Centros de Acopio y Servicios (CAS) para la inserción comercial de pequeños productores de maíz en el mercado formal”.

Dado que el cierre de ambas iniciativas está próximo, el seguimiento permitió conocer, de manera específica, el nivel de avances en las metas proyectadas: 95% en la iniciativa de uso de cubierta plástica –cuya finalización se prevé para este mes de noviembre-, y 75% en la iniciativa de difusión de la experiencia de los CAS, a clausurarse en diciembre 2013.

“Las cifras presentan una perspectiva alentadora, que nos indica que los proyectos estarán cerrando a tiempo y con resultados satisfactorios”, indicó Miguel Gallardo, enlace técnico IICA/RedSicta.

 

Salud: un reto intersectorial

   
Representantes de instituciones locales durante foro técnico
Representantes de instituciones locales durante foro técnico
 
 
 
 

La salud individual está determinada por la interacción de diversos factores: las personas, los animales, el medio ambiente. La visión “Un mundo, una salud” – que ha tomado fuerza en las últimas décadas- es el reconocimiento o toma de conciencia colectiva de esta convergencia, que debe llevar a la búsqueda de cambios en la manera de abordar la salud y en nuevos mecanismos para tratar el control de las enfermedades.

Estas reflexiones fueron expuestas durante el V Foro Técnico: “Un mundo, una salud”, realizado recientemente por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), con el objetivo de sensibilizar a los funcionarios
gubernamentales y personal técnico del IICA en las Américas, acerca de la importancia del trabajo conjunto interinstitucional para resolver los problemas sanitarios y económicos de los países.

La actividad reunió a tres ponentes de alto nivel: Alejandra Díaz, especialista regional en Sanidad Agropecuaria e Inocuidad de Alimentos del IICA; Susan Corning, médico veterinario de la Organización Mundial de Sanidad Animal
(OIE); y Carlos Villamil, profesor titular de Epidemiología y Salud Pública Veterinaria de la Universidad de La Salle, Colombia.

De acuerdo con los expertos, hoy vivimos en un mundo complejo, en el que cada vez más los seres vivos deben competir por recursos –como agua, espacio y alimento- limitados. Esta realidad ha influido para que en los últimos
años la presencia y la magnitud de las enfermedades sea más elevada, y plantea a la comunidad científica su movilización para resolver desafíos globales como:

  • Crecimiento de la población mundial. Se calcula que en el año 2050 habrá nueve mil millones de habitantes. A medida que se comparta el mismo espacio – no solo entre humanos, sino también con animales – hay mayor riesgo de transmisión de enfermedades.
  • Interacción entre la salud animal, salud pública y ambiente. Un 60% de las enfermedades humanas infecciosas conocidas son de origen animal, al igual que el 75% de enfermedades humanas emergentes y un 80% de agentes
    patógenos que pueden ser utilizados por el bioterrorismo.
  • Cambio climático. El aumento de las temperaturas, combinado con factores como suministros de agua poco saludables y la movilización de las personas en busca de recursos hídricos y alimenticios –cada vez más escasos- pueden propiciar una mayor aparición de enfermedades.
  • Mayor demanda en el consumo de proteínas.

Ante este panorama, el enfoque de “Un mundo, una salud” plantea claramente un reto: es indispensable la colaboración intersectorial y multidisciplinaria entre ministerios e instituciones del ámbito de la salud pública y salud animal, la agricultura, el medio ambiente y la academia, para abordar de forma integral el tema de la salud y adoptar – en conjunto – nuevos paradigmas para combatir las enfermedades.Desde la Oficina del IICA en El Salvador, el foro técnico fue seguido – de manera virtua l- por representantes del Concejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), Ministerio de Salud (MISAL), Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA).

 
Si desea más información o quiere compartir comentarios o sugerencias, escriba al correo cindy.hernandez@iica.int
Comité Editorial
Dr. Gerardo Escudero
Cindy Hernández
Elba Márquez
Claudia Gaitán
Luis Aquino
 
Suscríbase Contáctenos www.iica.int
© IICA Oficina El Salvador promueve el uso justo de este documento.
Se solicita que sea citado apropiadamente cuando corresponda