Compartir o Ver en sitio web
23/11/2013#154
 
 
 

PRIICA: Consultas para la innovación

   
Reunión con productores de aguacate. Chinameca, San Miguel
Reunión con productores de aguacate. Chinameca, San Miguel
 
 
 
 

Productores salvadoreños que forman parte de los consorcios de yuca, papa, tomate y aguacate, rubros priorizados por el Programa Regional de Investigación por Cadenas de Valor (PRIICA) han participado, recientemente, en reuniones de retroalimentación acerca de los avances del Programa.

En los acercamientos, los agricultores han sido informados sobre las acciones próximas a desarrollarse en cuanto a la implementación de nuevas tecnologías en sus respectivos cultivos.

Investigadores del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA), especialistas y consultores del IICA – quienes coordinan las sesiones con los productores – han recorrido el territorio nacional, en específico los
departamentos de Chalatenango, San Vicente, Santa Ana y San Miguel, para recabar demandas, necesidades, inquietudes y conocer las problemáticas de cada rubro mencionado, a fin de preparar respuestas acertadas a sus requerimientos, mediante la aplicación de tecnologías.

Los insumos recopilados servirán de base para la formulación del Plan Estratégico de Innovación (PEI), cuyo propósito será definir y trazar la ruta y acciones a seguir en cada uno de los consorcios formados. El propósito es lograr, en el corto plazo, convertir las tecnologías en verdaderas innovaciones.

“Dentro de su concepción metodológica, el PRIICA define que una innovación se alcanza cuando la tecnología que se le lleva al productor es adoptada por los mismos y aplicada a su realidad, o cuando, les permite resolver sus problemas de producción, mejora su nutrición, les genera ingresos y por tanto una mejor calidad de vida”, explica Edgar Cruz, Especialista en Competitividad del IICA.

Por su parte, Medardo Lizano, consultor y experto del IICA, analiza que en nuestros países se tiende a ver las tecnologías solo desde el punto de vista de solucionar problemas productivos, sin tomar en cuenta otros componentes determinantes como la vida poscosecha del producto, el color, la forma y tamaño del mismo, los patrones culturales de consumo del mercado, etc.

Estas actividades se están desarrollando en todos los países beneficiarios del PRIICA, desde Guatemala hasta Panamá. En El Salvador, se han realizado visitas a diversas zonas donde, además de reunirse con los productores, se han podido identificar otros eslabones de la cadena para que conformen el consorcio: compradores, procesadores, ONG, proyectos de desarrollo, entre otros.

A partir de las reuniones de consulta, que cubrirán a unos 800 productores salvadoreños, se están definiendo temas de capacitación propias para cada producto cadena que serán impartidas por investigadores y extensionistas de
CENTA y se realizarán en las parcelas de los mismos productores, que se complementarán con giras de intercambio a nivel nacional.

El Programa Regional de Investigación e Innovación por Cadenas de Valor Agrícola (PRIICA) es un programa de la Unión Europea y el IICA cuyos fondos ascienden a € 5,6 millones y pretende reforzar la seguridad alimentaria y
nutricional de los agricultores en la región a través de innovaciones tecnológicas agrícolas.

 

De la innovación tecnológica al trabajo en red

   
 
 
 
 

El Proyecto IICA/RedSicta, para el caso de El Salvador, se prepara para avanzar, en 2014, con una amplia dinamización y puesta en práctica del trabajo en red, como parte de la gestión de conocimiento que impulsa entre pequeños productores de maíz y frijol.

Esa perspectiva fue compartida durante la reunión nacional de la red celebrada el pasado martes 19 de noviembre en la Oficina del IICA en El Salvador. A la actividad asistieron unos 15 representantes de organizaciones de productores, representantes del sector privado y Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA). La conducción estuvo a cargo de técnicos de Nicaragua y El Salvador.

Haciendo referencia al esquema y espíritu de una red, Gerardo Escudero, Representante del IICA en El Salvador, indicó que “este es un buen momento para proceder a intercambios de innovaciones tecnológicas que existen en las distintas regiones, dentro de un país o fuera de él. Por ejemplo, si cada uno aporta una buena idea lo que vamos a tener son 25 buenas ideas y a la hora de repartirlas, en una red, nos tocará a 25 ideas a cada uno”.

La ocasión permitió recapitular los avances de un intenso año de trabajo socializando información y conocimiento; así como promoviendo innovaciones tecnológicas y desarrollando capacidades empresariales entre los agricultores.

Miguel Gallardo, enlace del Proyecto, explicó que lo anterior se ha realizado con la difusión de materiales didácticos como guías técnicas, rotafolios y apoyo de especialistas; proyectos sobre la difusión de cubierta plástica para frijol;
sistematización-socialización de la experiencia de los Centros de Acopio y Servicio (CAS) y mediante la Plataforma Regional de Comercialización.

Thelma Gaitán, Especialista en Gestión de Conocimiento del referido Proyecto, adelantó el escenario del próximo año al brindar lineamientos e ideas para dinamizar la red. La identificación de proyectos o iniciativas locales que eleven los conocimientos de los beneficiarios de IICA/RedSicta, visitas a parcelas demostrativas, reuniones, discusiones y una intensa actividad de la red orientada al intercambio y la socialización serán primordiales.

Un mecanismo para compartir conocimiento será el observatorio de la red, el cual estará en línea próximamente y pondrá a disposición todos los materiales técnicos del Proyecto, previo registro de los productores; además tendrá foros para motivar el diálogo y la canalización de inquietudes entre los agricultores de la región relacionadas con las innovaciones tecnológicas priorizadas y promovidas en los diferentes países, según detalló Carlos Rodríguez, informático encargado del desarrollo de la herramienta.

El uso de esa tecnología de información y comunicación requerirá, precisamente, un trabajo articulado entre técnicos, miembros de la red del sector académico para acompañar a los productores en su uso y aprovechamiento.

En la actividad, Juan Pablo Rivera, de la empresa AGRICONS SA-EMACO, también expuso alternativas para trillado de maíz y frijol con distintos tipos de maquinaria; las ventajas y desventajas del desgrane mecanizado, manejo de la humedad y la calidad del grano. Ese conocimiento también se trasladó a otros
productores de la zona oriental del país.

Los desafíos de trabajar en red quedaron planteados en esta III fase del Proyecto. La comunidad de conocimiento tendrá que sumar interés y energías para lograr resultados elevando la productividad y calidad de sus cosechas.

El Proyecto IICA/RedSicta es financiado por la Cooperación Suiza en América Central (COSUDE).

 

Análisis de una experiencia llamada CAS

   
Diálogo con productores integrantes del CAS Salvatierra
Diálogo con productores integrantes del CAS Salvatierra
 
 
 
 

“Los Centros de Acopio y Servicios son una apuesta estratégica de la que, hoy por hoy, se han apropiado los productores; dejaron de ser una propuesta creada en el marco de la ejecución de un proyecto, para convertirse en una realidad y en una nueva institución en el mercado”, indica Rolando Téllez, experto de la Oficina del IICA en El Salvador.

Las declaraciones surgen en el marco de la realización del “Estudio de caracterización de los Centros de Acopio y Servicios (CAS) de las cadenas de frutas, hortalizas, miel y lácteos”, llevado a cabo por el experto, con el objetivo
de hacer una recopilación sistemática de los resultados y beneficios de la implementación de los CAS de las cadenas mencionadas, constituidos en el marco del programa PAF Cadenas Productivas, del Plan de Agricultura Familiar (PAF) del Ministerio de Agricultura y Ganadería.

El número de proveedores de los CAS, los precios pagados al productor, los criterios de calidad utilizados para el acopio y cómo han evolucionado las relaciones de confianza entre los miembros del CAS, los proveedores y los
clientes, son algunas de las variables cuantitativas y cualitativas a considerar.

Con el estudio, también, se pretende analizar los factores que han contribuido –o limitado en algunos casos- al éxito de los CAS, y las experiencias vividas por los productores alrededor de los mismos.

En el diálogo suscitado entre Téllez y los productores de los CAS visitados a la fecha, el experto ha dado algunas recomendaciones para sacar mayor provecho a los Centros de Acopio: ser proactivos en la búsqueda de nuevos
proveedores; prestar servicios adicionales al acopio de la producción, como la venta de insumos a bajo costo; manejar un directorio de clientes y mantener una constante comunicación con ellos; realizar cálculos reales de costos de producción y operación para definir precios objetivos; destinar cierto margen de las ganancias para cubrir los costos de operación y tener capital de trabajo, entre otras.

De acuerdo con Téllez, a finales del mes de noviembre serán presentados los resultados preliminares del Estudio, que incluirá algunas propuestas para dar sostenibilidad a la figura de los CAS.

Meses atrás, en septiembre de 2013, se realizó un ejercicio similar con los diez CAS de la cadena de granos básicos en el marco del proyecto “Difusión de la experiencia metodológica de Centros de Acopio y Servicio (CAS) para la inserción comercial de pequeños productores de maíz al mercado formal desarrollada en el marco del Plan de Agricultura Familiar Cadenas Productivas por el Gobierno de El Salvador y el IICA”, implementado por IICA/RedSicta.

 

Hablemos de recursos genéticos

   
 
 
 
 

La próxima semana miembros de las redes de recursos genéticos de América y otros interesados en la materia se reunirán en Sonsonate, occidente del país, durante el IX Simposio Internacional de Recursos Genéticos para América Latina y el Caribe (SIGEALC) El Salvador 2013.

La costa salvadoreña será el escenario para articular una atmosfera técnicocientífica que encadene una visión global del papel de los recursos genéticos, a fin de hacer frente al desafío de la seguridad alimentaria en América Latina, propiciando la innovación tecnológica agropecuaria.

Una serie de charlas magistrales pondrán ante el auditórium, estimado en unos 250 investigadores de 23 países, importantes temas como:

  • Marco jurídico, propiedad intelectual y acceso a recursos genéticos, 15 años después del tratado internacional, alcenses e impactos en América Latina
  • Influencia del cambio climático sobre los recursos fitogenéticos
  • Aprovechando los cultivos subutilizados de Mesoamérica, para responder al cambio climático
  • Liberando el potencial genético del maíz y el trigo
  • Las herramientas CAPFITOGEN, y su impacto en las actividades de colecta, conservación y uso eficiente de la agrobiodiversidad en América Latina

La actividad desplegará un amplio trabajo en mesas donde se presentarán proyectos de investigación.

IICA está apoyando el evento donde participarán especialistas y una delegación de miembros de PROCISUR/REGENSUR.

 
 
 
 

articulos y noticias

Problemas de la caña de azúcar

¿Interesado en el cultivo de caña de azúcar? ¿Le gustaría aprender a identificar los principales problemas que afectan a este cultivo? Si es así, el “Manual de Campo para identificar y controlar las limitaciones del suelo, deficiencias
nutricionales y plagas (insectos y enfermedades) de la caña de azúcar más importantes en Venezuela”, podría ser de gran utilidad para usted.

El manual, autoría de Luis O. Zérega, incluye las siguientes temáticas: limitantes de suelo más comunes que se pueden visualizar en campo, recomendaciones de manejo para esas limitantes del suelo, síntomas de deficiencias nutricionales en cultivo de la caña de azúcar; insectos, plagas y enfermedades del cultivo.

Más información:
zerega.luis@gmail.com
jorge.diaz@iica.int

Oportunidad en mecanización agrícola

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), en coordinación con el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA), desea contratar un profesional con experiencia en el área de
mecanización a pequeña escala para desarrollar una consultoría.

Perfil del profesional:

  • Profesional graduado en Ingeniería Mecánica, Industrial o Agronómica o su equivalente en el país de origen del consultor.
  • Maestría en mecanización agrícola o su equivalente en el país de origen del consultor
  • Experiencia en mecanización agrícola.

Más información:
Kris Duville, Programa de Agroindustria, CENTA
krisduville@hotmail.com

 
Si desea más información o quiere compartir comentarios o sugerencias, escriba al correo cindy.hernandez@iica.int
Comité Editorial
Dr. Gerardo Escudero
Cindy Hernández
Elba Márquez
Claudia Gaitán
Luis Aquino
 
Suscríbase Contáctenos www.iica.int
© IICA Oficina El Salvador promueve el uso justo de este documento.
Se solicita que sea citado apropiadamente cuando corresponda