Compartir o Ver en sitio web
27/01/2014#160
 
 
 

De compras con PRIICA

   
 
 
 
 

Surtir los insumos, equipos y materiales necesarios para impulsar los objetivos de investigación e innovación tecnológica del Programa Regional de Investigación por Cadenas de Valor Agrícola (PRIICA) es una labor en la cual colabora la Oficina del IICA en El Salvador.

De esa forma, el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) avanza junto con los consorcios en la ejecución de los aspectos técnicos.

Desde los últimos meses de 2013 hasta la fecha, la Unidad de Compras ha suplido los requerimientos de los investigadores, quienes coordinan los consorcios, efectuando distintas transferencias en las diferentes cadenas determinadas por el Programa.

La trasparencia es un factor crucial en este tipo de cooperación que implica adquisiciones para fortalecer las acciones en campo o a nivel de laboratorio.

Para tomate, se ha entregado material de laboratorio, equipos como: báscula mecánica y electrónica, navegador GPS, tubos galvanizados, mangueras de riego; mientras que para el cultivo de papa, se han proporcionado abonos, jabas, manómetro, sacos, bombas aspersoras, balanza electrónica; en el caso de aguacate, se ha otorgado insumos agrícolas, plaguicidas, un set de disección, jabas, papeles y plásticos especiales, balanza electrónica, hieleras; finalmente, en yuca se han enviado bolsas, papelería e insumos de oficina.

Con relación a las últimas entregas de abono, bombas y otros materiales, Mario García, enlace técnico CENTA-PRIICA, indicó que algunos equipos estarán llegando a campo en un mes y otros se mantendrán en la estación experimental de la institución.

Un vistazo rápido a las labores de innovación tecnológica del PRIICA indica que en yuca trabajan para la evaluación de las variedades locales y de aquellas introducidas; así como la comparación de métodos de deshidratación a fin de conservar, transformar y transferir los resultados a las familias.

En tomate, se complementa el protocolo de investigación en el campo; mientras que en aguacate se preparan ensayos en los municipios Chinameca, San Miguel, Tecoluca, San Vicente, y Candelaria, Cuscatlán. Los avances estratégicos en la cadena de papa los informaremos la próxima semana.

El PRIICA es un programa financiado por la Unión Europea, cuyos fondos ascienden a € 5,6 millones de euros y pretende reforzar la seguridad alimentaria y nutricional de los agricultores en Centroamérica y Panamá a través de innovaciones tecnológicas agrícolas.

 

Hora cero para los exportadores

   
 
 
 
 

El tiempo se agota para el sector exportador y oficial de cara a los comentarios que pueden realizar sobre los reglamentos: Propuesta de Programa de Verificación de Proveedores Extranjeros para Importadores de Alimentos de Uso Humano y Animal (PVSE por sus siglas en inglés) y de Certificación de terceros de la Ley de Modernización de Inocuidad de Alimentos (FSMA, por sus siglas en inglés), el plazo culmina a la media noche de este 27 de enero.

Por esa razón, la Corporación de Exportadores de El Salvador (COEXPORT), en coordinación con la Oficina de IICA El Salvador y representantes del Organismo Salvadoreño de Reglamentación Técnica (OSARTEC) exhortaron, el pasado viernes, a exportadores de alimentos y a otras entidades públicas a pronunciarse.

Una traducción completa en idioma español sobre el PVSE, elaborada por OSARTEC, fue compartida previamente entre los interesados para facilitar el foro.

Medardo Lizano, de la Oficina del IICA en El Salvador, hizo énfasis a los asistentes para que consideraran que el reglamento PVSE obliga al importador a tener un programa de verificación, al respecto profundizó sobre las alternativas que eso implica con relación a las auditorías.

Ana Leonor de Pocasangre, Gerente Técnica de COEXPORT, reiteró a las empresas definir con sus clientes cómo van a proceder a la verificación, los costos que pueden incluir y cómo los van a compartir o asumir.

Las opciones son pocas, en la primera, el importador debe tener un programa de verificación por parte de una entidad o prestador de servicios certificada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) FDA o, en la segunda alternativa, la institucionalidad pública del país exportador puede ser la que se acredite ante el FDA como organismo de inspección.

La primera alternativa resulta viable de forma inmediata, la segunda es necesaria pero demanda más tiempo. Los exportadores y el Estado deben definir el camino a tomar.

De igual manera, Lizano señaló que entre los requisitos estándares del citado reglamento lo preferible sería comentar en lo relativo a los peligros controlados por el importador sobre la opción que no demanda una auditoría inicial y luego realizarlas anualmente. También, sugirió revisar y brindar comentarios sobre los requisitos para importadores muy pequeños o de proveedores extranjeros muy pequeños con ventas anuales menores o iguales a $500 mil dólares.

Los asistentes concluyeron que el Gobierno debe apostarle en un futuro a fortalecer la institucionalidad necesaria para ser sujeta de acreditación por parte de la FDA, ya que de esa manera el ahorro en costos para las exportaciones salvadoreñas sería significativo y dotarían al país de una mayor competitividad.

Tanto IICA como COEXPORT ofrecieron continuar con el apoyo técnico alrededor de los temas de la FSMA.

Los exportadores de congelados, productos no tradicionales, café, snacks entre otros acudieron a la cita. Además, a la reunión asistieron representantes de los Ministerios de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Salud y Agricultura y Ganadería.

 

México en la mira de los regantes

   
 
 
 
 

Productores líderes, de las principales asociaciones y distritos de riego del país, tienen los ojos puesto en México para realizar la “Primera Gira de Aprendizaje para el fortalecimiento de los Distritos de Riego”, a fin de fortalecer capacidades tecnológicas, gerenciales y organizativas para administrar unidades de riego a nivel de cuencas, distritos y parcelas, en ambientes agro-socioeconómico similares.

La idea surgió como una iniciativa de los representantes y líderes de las asociaciones de regantes de Atiocoyo Norte y Atiocoyo Sur, considerando el antecedente exitoso de una visita organizada para técnicos de las instituciones que les brindan asesoría, hace más de un año.

Con el interés canalizado a través de la Dirección General de Ordenamiento Forestal, Cuencas y Riego del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) de El Salvador, y con el apoyo expresado por la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE) y el IICA, los interesados esperan consolidar la gira hacia el país azteca en los próximos días.

Los regantes estarían observando, analizando y reflexionando sobre experiencias desarrolladas en México; así como profundizando sobre instrumentos y herramientas utilizadas para la gestión económica, ambiental, organizativa y gerencial de los distritos de riego.

La visita de conocimiento, que podría incluir a unos 13 participantes, se planifica para finales de febrero y está sujeta a aprobación. Para responder a esta demanda concreta, se han realizado diversas reuniones con la División de Riego y Drenaje. Con el apoyo técnico del IICA y los aportes de FUNDE se están preparando los términos de referencia para organizar y ejecutar la misión.

El perfil de posibles participantes estipula enfocarse en productores líderes con experiencia en el manejo de riego por gravedad para la producción de maíz, frijol, arroz, ganado y plátano. El desarrollo organizativo de las áreas de riego en El Salvador se caracteriza por ser muy incipiente, tecnológicamente muy rezagado, poco diversificado y con muy bajo aprovechamiento de su potencial.

En 2012-2013, el Gobierno de México manifestó su apoyo a los países de Centroamérica y República Dominicana (CA-RD), a través de cooperación técnica, para definir acciones de apoyo a fin de lograr una modernización de la agricultura bajo riego.

La agricultura de riego es un tipo de agricultura caracterizado por suministrar agua, de manera artificial, a los cultivos. De esa forma, se obtienen mejores resultados en hortalizas, frutas, arroz, entre otros.

Actualmente, El Salvador cuenta con una propuesta de política de riego, pendiente de oficialización, elaborada con el apoyo de la FAO, y un plan de acción efectuado, con la ayuda del IICA. En ese sentido, el Instituto retoma el tema para colaborar en el acompañamiento técnico y metodológico a fin de sumar más esfuerzos para priorizar un “Plan de acción 2014” que derive en la implementación tanto de la política nacional de riego, como de su estrategia.

 
Si desea más información o quiere compartir comentarios o sugerencias, escriba al correo cindy.hernandez@iica.int
Comité Editorial
Dr. Gerardo Escudero
Cindy Hernández
Luis Aquino
 
Suscríbase Contáctenos www.iica.int
© IICA Oficina El Salvador promueve el uso justo de este documento.
Se solicita que sea citado apropiadamente cuando corresponda