Compartir o Ver en sitio web
19/12/2014#178
 
 
 

Clausura de los módulos de capacitación a los CAS

 
 
 

Los 65 participantes, de 21 Centros de Acopio y Servicios (CAS), que asistieron a los cinco módulos de capacitación del Proyecto “Fortalecimiento de la competitividad de agrocadenas productivas. Módulos de Fortalecimiento a los CAS” recibieron sus diplomas, en el marco de una clausura didáctica.

El punto final de los cursos consistió en un amplio repaso, a manera de síntesis, por los temas principales: buenas prácticas agrícolas y aspectos sanitarios; tecnologías poscosecha; plataformas de producción local y exportación; técnicas de negociación; técnicas de información, promoción y gestión de conocimiento. El repaso estuvo a cargo de especialistas del IICA y tuvo como propósito reforzar todos los conocimientos brindados.

El proceso, iniciado en septiembre, benefició a las cadenas productivas: frutas, hortalizas, café, miel, acuicultura, lácteos, cacao y granos básicos. La capacitación vinculó los esfuerzos del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), la Oficina del IICA en El Salvador, el Proyecto RedSicta y los líderes de los CAS.

Distintos asistentes exhortaron al Representante del IICA, Gabriel Rodríguez, para continuar con los esfuerzos de capacitación. La moción estuvo orientada a desarrollar temas especializados y contenidos propios de cada cadena.

Por su parte, Rodríguez agradeció el interés y reveló que la institución espera seguir aportando en la mejora de capacidades y en las acciones de transformación que efectúan los CAS, dentro de un nuevo plan de trabajo para 2015 y perfilando el abordaje de un proyecto para ampliar la formación, en el marco de la Estrategia IICA País.

Al inicio de la actividad, el Representante señaló que el consumidor ha cambiado y se ha vuelto exigente. Ilustró a los participantes con el ejemplo de la exportación del filete de merluza, en Uruguay. Con el caso, destacó cómo atender el mercado local y el de exportación con una sola calidad, una sola categoría y un ejercicio de distinción de productos con base en presentaciones. Además, hizo énfasis en la agregación de valor, lo cual permite más trabajo local y eleva la demanda de insumos que produce un país, generando mayores ingresos.

Otros mensajes compartidos en la sesión final fueron: la asociatividad; la innovación y la diferenciación.

Toda la experiencia de los módulos ha quedado plasmada en un documento, disponible en formato electrónico a través del sitio web de la Oficina del IICA en El Salvador. La sistematización permitirá replicar, en un futuro cercano, prácticas similares.

 

Fortalecimiento de la vigilancia de medicamentos veterinarios

 
 
 

A principios de diciembre, la Oficina presentó ante actores locales el Proyecto del Fondo de Cooperación Técnica de IICA (FonCT) “Fortalecimiento de los sistemas oficiales de vigilancia de medicamentos veterinarios y promoción de uso responsable de los medicamentos en la producción pecuaria en Centroamérica”.

De esa manera, IICA en El Salvador da los primeros pasos para facilitar el intercambio de experiencias y el desarrollo de una visión regional sobre vigilancia de medicamentos veterinarios.

Además, contribuye al fortalecimiento de los sistemas de vigilancia en este campo, a partir del diagnóstico de los mismos; así como a la actualización de planes y estrategias para la vigilancia, y a la difusión de buenas prácticas en el uso de los referidos fármacos.

Los propósitos están orientados a capacitar y sensibilizar a los sectores de la producción de las cadenas bovina, acuícola, avícola y apícola en el aseguramiento de la inocuidad de los productos y en el cumplimiento de exigencias internacionales, en aras de mantener la competitividad y el acceso a los mercados.

El proyecto se ejecutará en coordinación con el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), y participarán representantes del público y sector privado, la academia y otros involucrados en las cadenas.

Actualmente, prevalece la lógica productiva caracterizada por la automedicación y aplicación calendarizada de medicamentos veterinarios y productos afines. Además, el uso de sub-dosis o sobredosis de medicamentos e incluso la utilización de productos restringidos y prohibidos en la producción animal, incrementan el riesgo de resistencia microbiana y de residuos de medicamentos en alimentos, sobre los límites permisibles, poniendo en riesgo la salud de los consumidores.

Ese contexto marca la importancia de definir la línea base actual de los servicios oficiales de vigilancia. Un instrumento tratará de medir la situación en cada país, para identificar las brechas existentes; así como el monitoreo de la calidad y uso de los productos.

Los componentes del proyecto incluyen gestión del conocimiento, capacitación y divulgación. Con ellos, se pretenden crear guías de buenas prácticas, estrategias de comunicación de riesgo, para consolidar acciones de mejora.

El proceso, que inició en octubre y se extenderá durante 20 meses, continuará en enero con la aplicación de un instrumento, consultas, entrevistas individuales y talleres nacionales.

 

Lanzamiento oficial de proyectos en territorio ECADERT

 
El GAT entregó, de forma simbólica, al Embajador de Taiwán, los frutos que proyectan multiplicar, en agradecimiento por el apoyo.
 
 

Este mes, 175 mujeres del oriente del país entran a formar parte de otro esfuerzo de la Estrategia Centroamericana de Desarrollo Rural Territorial (ECADERT) en El Salvador.

El lanzamiento del proyecto “Promoción de la Autonomía Económica de las Mujeres de la Cuenca Bahía de Jiquilisco, mediante el fomento y fortalecimiento de iniciativas productivas en los municipios de Jucuarán, San Dionisio, Concepción Batres y Jiquilisco” marca el inicio de actividades.

Las protagonistas de esta iniciativa integran grupos asociativos de productoras agrícolas y cooperativas activas en el departamento de Usulután.

Boanérges Carranza, Alcalde de Jucuarán y administrador de la iniciativa, detalló que las beneficiarias comenzarán a recibir asistencia técnica para el manejo de parcelas en los cuatro municipios antes citados; insumos y equipos para establecer modelo de micro producción, infraestructura productiva (por ejemplo: casa malla, sistema de riego o reservorio); capacitación en seguridad alimentaria y orientación para construir un estudio de mercado que identifique potenciales clientes.

 
 
 

Eso marcó el beneplácito del Embajador de la República de China (Taiwán), Andrea Lee, cuyo Gobierno aporta el financiamiento del fondo regional de apoyo a la Estrategia.

Lee presidió junto a Julio Calderón, Secretario Ejecutivo del Consejo Agropecuario Centroamericano (CAC), Guillermo Galván, Coordinador de la Comisión Nacional ECADERT, Gabriel Rodríguez, Representante del IICA, Milagro Platero, Coordinadora del Grupo de Acción Territorial (GAT) y ediles de los municipios beneficiados, el acto de lanzamiento.

“Creemos en el potencial de las mujeres del territorio. Si las preparamos para enfrentar los retos que la vida les depara, podemos lograr el progreso territorial”, aseguró Milagro Platero, durante su intervención.

Julio Calderón indicó que, con las distintas fases de la ECADERT se ha contribuido al fortalecimiento de capacidades; de igual manera se ha brindado un capital semilla que ha despertado el interés de otros donantes para darles continuidad a las iniciativas impulsadas.

“Con este importante proyecto no solo beneficiamos a este primer grupo de emprendedoras mujeres, sino a las familias que de ellas dependen, logrando que el espectro de resultados positivos sea aún mayor”, manifestó Andrea Lee, Embajador de la República de China (Taiwán), quien en nombre de su Gobierno auguró éxitos.

“En el concepto del apoyo al territorio es importante que los actores locales sean fortalecidos, para que éstos asuman y le den continuidad a la experiencia, haciendo sostenible el esfuerzo”, dijo Guillermo Galván.

El monto total de recursos del proyecto asciende a US$ 215,490 de los cuales US$150,000 provienen de aportes del Fondo Regional para la ejecución de la ECADERT y US$65,490 de recursos de contrapartida.

La Cuenca de la Bahía de Jiquilisco es una de las once regiones hidrográficas de El Salvador. El área natural y humedal es de gran importancia, tanto biológica como socioeconómica, para el país. Comprende 14 municipios, con una extensión de 841.00 kms², correspondiente al 31.64% del territorio del departamento de Usulután. Fue declarada territorio focal ECADERT, por parte de la Comisión Nacional, en 2011.

 

Sensibilización y conocimiento sobre la resistencia antimicrobiana

 
 
 

El foro virtual para América Latina “Resistencia antimicrobiana en América Latina”, organizado por IICA, ilustró localmente a representantes del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Organismo Salvadoreño de Reglamentación Técnica (OSARTEC), empresa privada, Organismo Salvadoreño de Normalización (OSN) sobre las experiencias de Chile y Colombia con relación al tema.

Además, los participantes revisaron la temática sanitaria, a través de la óptica de diferentes cooperantes internaciones y con insumos académicos especializados, considerando el impacto en la agricultura, la salud humana, la salud animal y el medio ambiente.

Insuficiencia de la investigación, falta de compromiso de diversos sectores, debilidad de la vigilancia, mala calidad de los medicamentos, falta de control de las infecciones, entre otros factores, contribuyen a la resistencia antimicrobiana.

Ante ello, las ponencias del foro incentivaron a los actores de distintos países a promover el liderazgo y la colaboración intersectorial; crear y aplicar marcos regulatorios; fortalecer la vigilancia y monitoreo; promover la capacitación sobre el uso prudente de los antibióticos en los animales productores de alimentos, entre otras ideas.

Con los aportes técnicos del Organización Mundial de Salud Animal (OIE) y la visión de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), se insistió en el llamado para el fortalecimiento de las capacidades de los países, a fin de establecer su propio programa de vigilancia ante el comportamiento de los microorganismos para resistir a los tratamientos antimicrobianos.

La OPS considera que la resistencia está creciendo más rápido de lo que se están desarrollando nuevos fármacos.

Por tanto, fue reiterativo el llamado a la integración de esfuerzos por parte de distintos cooperantes; así como el fomento de la comunicación y la colaboración entre los sectores relacionados con la problemática.

De igual manera, la OIE señaló la importancia de contar con normas internacionales, datos de vigilancia, aumentar la capacidad técnica, investigación, innovación, fortalecer la legislación y la buena gobernanza.

La Universidad de Ohio también colaboró con aportes técnicos y datos de investigaciones durante el evento.

IICA, a través de este espacio de conocimiento, potencia la sensibilización ante la resistencia antimicrobiana y suma esfuerzos para construir una respuesta integrada ante la fuerza del problema.

Las presentaciones de esta actividad están ubicadas en la página web de la Oficina del IICA en El Salvador.

 

Pasantía estudiantil IICA/UES brinda primeros frutos

 
Balmore Martínez, tutor de la UES, con los pasantes Miguel Méndez y Saúl Vásquez.
 
 

Dos estudiantes de la carrera de Ingeniería Agroindustrial de la Universidad de El Salvador (UES) completarán, en enero próximo, una pasantía en la Oficina del IICA en El Salvador, como parte de su “Ejercicio Profesional Supervisado”, una práctica académica que conecta a los alumnos con la cotidianidad de la vida laboral en diversas entidades.

Bajo esa figura, los alumnos Miguel Méndez y Saúl Vásquez, recibieron la tutoría de la Representación del IICA y han generado un “Diagnóstico situacional de las cadenas productivas: láctea, hortícola y apícola”, con su respectiva propuesta de acción. El estudio lo realizaron a partir de una muestra piloto, haciendo un levantamiento de información de manera focalizada en las cadenas citadas.

Formaron parte de esa actividad, la Asociación Cooperativa de Aprovisionamiento y Producción Agropecuaria El Paraíso, de Responsabilidad Limitada; la Asociación Cooperativa de Comercialización, Aprovisionamiento, Ahorro y Crédito de Apicultores La Libertad, de Responsabilidad Limitada; y la Asociación Cooperativa de Producción Agropecuaria Hortaliceros de Cuscatlán de R.L.

El diagnóstico analiza aspectos técnicos, recursos humanos, existencia de canales de comercialización para sus productos, maquinaria y equipo especializado para la labor de acopio, entre otros puntos. La propuesta de acción resalta oportunidades de mejora que pueden evaluar poner en marcha los protagonistas del estudio, para su futuro desempeño productivo y comercial. De igual manera, exhorta al trabajo conjunto con entidades de apoyo y técnicas.

Otro de los productos generado por los pasantes es el documento “Consideraciones iniciales de viabilidad para la crianza y manejo de especies menores”. La consulta piloto indaga sobre la producción de una fuente de proteína en hogares con otras iniciativas productivas agrícolas, como una forma complementaria de obtener un balance en la dieta, por medio del consumo de la carne.

Los estudiantes, también, tuvieron una participación activa en los módulos de capacitación para los Centros de Acopio y Servicios (CAS). Todas esas prácticas y aportes potencian su aprendizaje, y las vivencias enriquecerán su futura vida profesional.

 

 
 
 
 
Si desea más información o quiere compartir comentarios o sugerencias, escriba al correo cindy.hernandez@iica.int
Comité Editorial
Dr. Gabriel Rodríguez
Cindy Hernández
Luis Aquino
 
Suscríbase Contáctenos www.iica.int
© IICA Oficina El Salvador promueve el uso justo de este documento.
Se solicita que sea citado apropiadamente cuando corresponda