Compartir o Ver en sitio web
30/09/2015#187
 
 
 

Clausura módulos de capacitación de los Proyectos Insignia

 
 
 

Zacatecoluca, municipio del Departamento de la Paz, recibió una propuesta de proyecto para su producto característico: el mango. El alcalde, Francisco Hirezi, recibió el documento: “Estrategia productiva de agregación de valor para la cadena de frutas en El Salvador: El caso de la industrialización del mango en Zacatecoluca”, el cual puede presentarse a fondos concursables. La entrega estuvo a cargo del Representante del IICA en El Salvador, Gabriel Rodríguez.

Al mismo tiempo, 39 personas – con diploma en mano – celebraron haber completado o participado en los ocho módulos de capacitación efectuados por la Oficina del IICA en El Salvador, entre junio y julio.

Ambas acciones se realizaron gracias al impulso de los Proyectos Insignia (PI) del IICA. La iniciativa llevó conocimientos en las áreas de: Competitividad y sustentabilidad de las cadenas agrícolas para la seguridad alimentaria y el desarrollo económico; la Inclusión en la agricultura y los territorios rurales; la Resiliencia y gestión integral de riesgos en la agricultura y productividad, y la Sustentabilidad de la agricultura familiar para la seguridad alimentaria y la economía rural.

 
 
 

Para el caso de la propuesta de proyecto de mango, el aporte técnico incluía un esbozo de una línea para el empaque de mango en fresco y encerado, para la exportación a Europa; alternativas agroindustriales para el aprovechamiento del mango de segunda y de las variedades criollas; montos de inversión por cada línea, indicando equipos; sugerencia del manejo integrado de plagas, entre otros.

El edil, Francisco Hirezi, aceptó el reto de la planta procesadora de mango, ya que es una apuesta de generación de valor para un producto emblemático de la zona. “No hay que ponerse límites”, manifestó sobre ese punto.

“La capacitación es una fortaleza que permanente estamos trasladando. Ahora es tiempo de aplicar lo aprendido. Hay nuevas premisas y conceptos distintos en el sector agropecuario: el tema del riego, planificación previa de la comercialización antes de producir, el enfoque de cadenas, el fomento de los procesos de asociatividad y otros parámetros de negociación”, exhortó el Representante del IICA en El Salvador.

Temas de formación como: Agricultura familiar; buenas prácticas agrícolas y aspectos de orden sanitario en la transformación; tecnologías de poscosecha, el valor agregado para productos; plataforma de producción local y de exportación; técnicas de negociación; técnicas de información y promoción; comercio agrícola y cambio climático, abren un nuevo panorama a los productores agrícolas y técnicos de la alcaldía viroleña y municipalidades vecinas graduados.

Una de las lecciones aprendidas del proceso fue invitar a las sesiones a productores de diferentes cadenas productivas, lo cual hizo posible el aprendizaje de buenas prácticas entre distintas cadenas. Una de las recomendaciones a incluir, en próximas ediciones, será la visita a campo.

A juicio de Rodríguez, “lo importante en el desarrollo es que la gente se empodere de su territorio”.

 

Mujeres en el proceso de la autonomía

 
 
 

“Los frutos están frente a ustedes y los pueden ver. Estamos orgullosas de lo que somos capaces. Aquí no estamos cerrando un proyecto, lo estamos abriendo; en las casas mallas estamos iniciando producción, esto no va a durar un año o tan solo meses, esto es mucho más, es nuestra visión e ideales”, reveló Esmeralda Beatriz Domínguez.

Ella es parte de las 160 mujeres de Usulután, oriente del país, quienes contaron el dinero que les dejó la comercialización de frutas y hortalizas, cosechadas con sus manos, después de la venta organizada para el cierre de los proyectos: “Promoción de la autonomía económica de las mujeres de la cuenca bahía de Jiquilisco, mediante el fomento y fortalecimiento de iniciativas productivas”, impulsados como parte de la Estrategia Centroamericana de Desarrollo Rural Territorial (ECADERT).

Hace un año, el escenario era diferente. Varias mujeres tenían ganas de salir adelante pero carecían de tecnificación agrícola, y comercializaban esporádicamente por estar ancladas en la informalidad y en la ausencia de la asociatividad. El cambio es notorio en la actualidad.

 
 
 

Ahora, las mismas protagonistas forman parte de grupos femeninos empoderados en las labores agrícolas, dueñas de una marca para vender sus productos, emprendedoras que extienden una tarjeta de presentación luego de ofertar su cosecha. Mujeres que van en camino de mucho más…

“En el desarrollo territorial, los procesos pueden llevar más tiempo. Invito a seguir tecnificando a los grupos”, dijo Carmen Barrera, representante del Ministerio de Gobernación y Desarrollo Territorial.

Siete grupos de mujeres, seis de ellos favorecidos con casas malla e igual número de sistemas de riego y uno con un módulo de aves, entran en la vida productiva de los municipios: Jiquilisco, Concepción Batres, Jucuarán y San Dionisio.

“Me llena de satisfacción ver a los grupos de mi municipio que –históricamente- se han dedicado a sembrar solamente maíz, frijol y maicillo, ahora están creyendo que pueden ir más allá de eso. Estos proyectos garantizan la seguridad alimentaria a pesar del clima, ya que en Jucuarán no ha llovido, pero vemos producto cosechado allí con casas malla y riego. Por la sequía, no hay milpas; pero estamos produciendo chile dulce, tenemos que valorizar esto. Quizás son unas 50 familias intervenidas en mi localidad, pero si tenemos la capacidad de organizarnos se puede replicar en el departamento”, indicó Jose Boanerge Carranza, Alcalde Municipal de Jucuarán, administrador de los proyectos y representante de Asibahía.

En su mensaje, Gabriel Rodríguez, Representante del IICA en El Salvador indicó que “más allá de la construcción de infraestructura, de la dotación de insumos agrícolas, y capacitación en la formulación de planes de seguridad alimentaria y de asistencia técnica para comercialización y mercadeo de productos; la asociatividad ha permitido elevar la calidad de la gestión empresarial”.

Fue clave el financiamiento de Taiwán; así como el papel de las municipales e instituciones públicas que trabajan en el territorio, la determinación de los protagonistas que integran el Grupo de Acción Territorial (GAT) y una serie de actores vinculados a la cooperación técnica, incluyendo a la Secretaría Ejecutiva del Consejo Agropecuario Centroamericano (SECAC).

Ver video relacionado:
https://www.dropbox.com/s/5piefvjrat21ewg/VTS_01_1.avi?dl=0

 

Ingredientes de innovación en bebida biofortificada galardonada

 
 
 

Un producto alimenticio nacional elaborado con maíz biofortificado y sorgo calidad alimenticia, que contiene alto contenido de proteína, además de hierro y zinc, debido a la materia prima biofortificada, ganó el premio a la innovación social otorgado por la Red INNOVAGRO, en su edición 2015, que aglutina a más de 80 miembros del sector agroalimentario de varios países.

Sin embargo, detrás de cada ración de 30 gramos, que aporta 1.63 gr de hierro, 1.23 gr de zinc; 1.74 gr de fibra dietética y 4.32 gr de proteína, hay una lógica de innovación en el sector agrícola salvadoreño que constituye uno de los ingrediente básicos del triunfo.

Primero, la visión de dotar al país de un parque tecnológico agroindustrial, el cual incluyó una participación interinstitucional del sector público, para apoyar la investigación, comprobar la efectividad del producto y vincularlo a programas existentes de seguridad alimentaria, nutrición y fortalecimiento de los negocios agrícolas locales.

Segundo, los investigadores del parque con el apoyo de voluntarios nutricionistas, de la cooperación internacional, efectuaron un estudio sobre la utilización biológica y el consumo de la bebida biofortificada, constatando su efectividad.

Tercero, el punto de salida fue evaluar lo existente en el mercado y mejorarlo, considerando factores técnicos, económicos, sociales y ambientales como: la elaboración con base en materias primas locales, a fin de aprovechar producción de maíz y sorgo; proyectar la comercialización de esos granos en aras de elevar la calidad de vida de los productores involucrados; ahorro de divisas al sustituir un producto de importación por uno desarrollado localmente; producción amigable con el ambiente, ya que no genera subproductos de desecho en planta; empoderamiento de jóvenes para el manejo del negocio agroindustrial; e integrar un enfoque de cadena.

Ahora, el país cuenta con la posibilidad de elaborar una bebida instantánea en polvo, de fácil preparación, saludable e innovadora – desde el proceso mismo de gestación de la idea – que mejora la nutrición de niños en edad escolar, no contiene aditivos químicos o persevantes y puede ser consumido, además, por personas con necesidades especiales de alimentación, debido a sus propiedades funcionales.

Entrevista con la ganadora salvadoreña


 
 
 
Vilma Ruth Calderón de Zacatares es investigadora del Parque Tecnológico Agroindustrial (PTA), y recibió el premio en nombre del Viceministerio de Ciencia y Tecnología de El Salvador, en Santiago de Chile, a principios de septiembre. La siguiente es una breve entrevista con ella.

IICA: ¿Cuál fue la clave para acreditarse el galardón internacional?

Investigadora: Haber cosechado resultados y conclusiones concretas del estudio, sobre la fase piloto; esos fueron factores indispensables para redactar el caso, ganar y otorgar prestigio a una investigación y un proceso, con los cuales se demuestra que no hay limitantes para innovar en el sector agroalimentario de El Salvador.

IICA: Además del galardón ¿qué más han ganado luego de divulgarse la noticia?

Investigadora: Más empresarios y organizaciones se han acercado al PTA a solicitar servicios, desde que se enteraron que ganamos el Premio INNOVAGRO 2015. Me preguntan mucho al respecto.

IICA: ¿Cuál será el desafío de cara a una próxima edición en 2016?

Investigadora: Será difundir entre otros miembros locales de la Red de Gestión de la Innovación en el Sector Agroalimentario, como CENTA, ENA, UES y otros, incluso productores, la posibilidad de concursar; ya que es sencillo seguir las indicaciones.

IICA: ¿Posee el país otros casos de innovación en el sector agroalimentario que ameriten postularse?

Investigadora: Existen y se producen proyectos emprendedores e innovaciones efectuados en el nivel de la enseñanza técnico-agrícola o aquellos realizados por alumnos de las universidades, a manera de tesis. Personalmente, asesoro varias del sector alimentos o agroindustria – muy útiles, por cierto – que no se dan a conocer, algunos son proyectos innovadores que podrían significar más postulaciones y oportunidades para que el país siga ganando.

IICA: El premio le abrió la posibilidad de participar en las actividades internacionales de la Red INNOVAGRO: Seminario Internacional, este año bajo el lema: “En la búsqueda de una mayor vinculación entre investigación y transferencia en los Sistemas de Innovación Agroalimentarios” y Ruta de la Innovación, ambos en Chile. ¿Cuáles experiencias fueron las más significativas para usted?

Investigadora: Me interesó conocer cómo trabajan otros institutos o centros nacionales de innovación agrícola en Latinoamérica, incluyendo la experiencia chilena: cómo atienden a los usuarios, con qué fondos se financian, la contratación de investigadores jóvenes quienes, para el caso, pueden seguir formándose gracias a los procesos que les brindan los centros, a fin de dotarles de postgrados y mejorar de esa manera la calidad de la investigación.

Otro aspecto que me llamó la atención fue conocer el ejemplo de COOPEUMO LTDA., una cooperativa campesina de servicios que agrupa alrededor de 400 pequeños agricultores chilenos, un tercio de las cuales se destina a la producción hortofrutícola y poseen certificación en comercio justo o fair trade. Producen plantines de tomate, sandía y melón; brindan apoyo técnico empresarial en terreno; servicio de información de precios y conectividad; producción limpia para maíz; uso eficiente del agua; exportación y agregación de valor a ciruela y miel, bajo un sistema de alianzas.

IICA: Luego de haber asistido a las actividades de INNOVAGRO, ¿qué actores considera que deberían participar en el siguiente evento internacional?

Investigadora: Especialmente, jóvenes con talento, que si aplicaran a una experiencia de este tipo podrían incentivarse aún más. El joven relaciona la agricultura con pobreza, pero si ve otros casos exitosos cambia su mentalidad y pueden formar su propia empresa agrícola. Podría crearse una bolsa de apoyo para que costear las asistencias.

IICA: ¿Qué obtiene un miembro o agroempresario al participar en los eventos internacionales de la Red INNOVAGRO?

Investigadora: Le permite hacer captura tecnológica. Para un país pobre, donde no tenemos mucho dinero para invertir en investigación, es positivo recolectar otros conocimientos y traerlos. El reto es socializar más los beneficios de la Red INNOVAGRO.

IICA: Finalmente, ¿qué otros aspectos técnicos y aprendizajes le impactaron?

Investigadora: Cómo se potencia el emprendedurismo al sumarle investigación, se retoman casos o necesidades – como los que ocurren en la cooperativa – y se les facilita la transferencia de tecnología adecuada.

También, la innovación inclusiva, en el caso de El Salvador el reto es escuchar desde abajo, desde los productores, y trasladar la tecnología a toda la cadena de valor, no quedarse destinando tecnología solo a la producción primaria o solo empoderando a un actor.

 

Aplicación del instrumento DVE a los servicios veterinarios

El instrumento “Desempeño, Visión y Estrategia (DVE) para Servicios Veterinarios Nacionales” fue aplicado a miembros del sector público y privado salvadoreño, con el propósito de ayudar a establecer el nivel de desempeño, a compartir una visión entre ambos grupos, establecer prioridades y facilitar la planificación estratégica, para ajustar obligaciones y aprovechar nuevas oportunidades en el tema.

El proceso se realizó en dos días de sesión, en la primera, se reunió a 20 personas del sector público, incluían los servicios veterinarios del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Ministerio de Salud Pública (MINSAL) y el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA); en la segunda, se contó con seis personas del sector privado, los cuales representaron a productores y sector académico.

Este esfuerzo se en marca en la disposición del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) por contribuir al fortalecimiento de los servicios veterinarios nacionales. Esta es la segunda edición del instrumento DVE.

Para establecer el nivel actual de desempeño, alcanzar una visión compartida, definir prioridades y facilitar la planificación estratégica, las personas que colaboran con el DVE proporcionaron niveles cualitativos de avance para cada competencia crítica, en cada uno de los cuatro componentes fundamentales: capacidad técnica, capital humano y financiero, interacción con el sector privado, acceso a mercados.

Posteriormente, una vez tabulados los resultados, se organizará, en octubre, una sesión de visión común, para socializar y representar gráficamente el nivel de avance acumulativo dentro de cada competencia crítica. Un mayor nivel de avance indicará que el servicio veterinario nacional cumple con el nivel actual y con los niveles anteriores.

Los resultados del instrumento DVE pueden ayudar, entre otros aspectos, a comparar el desempeño del servicio veterinario nacional con el de homólogos de la región o del mundo; detectar las diferencias en las respuestas de diversos usuarios con miras a llegar a un punto de vista común; entre otros.

 

PRIICA suma más conocimiento en papa y aguacate

 
 
 

El Programa Regional de Investigación e Innovación por Cadenas de Valor Agrícola (PRIICA) sumó más conocimiento en el cultivo de la papa, mediante otra capacitación internacional que favoreció, entre otros participantes regionales, a dos extensionistas salvadoreños, quienes brindan asesoría técnica a grupos de agricultores en la Zona Alta de Chalatenango, norte del país.

De esa manera, se aumentaron las capacidades y los aprendizajes del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA) “Enrique Álvarez Córdova” y del Plan Trifinio. Los técnicos asistieron al Seminario-taller sobre mejoramiento genético, manejo del cultivo e innovación de la cadena de valor de la papa, realizado del 10 al 14 de agosto en las instalaciones del Centro Internacional de la Papa (CIP) en Lima, Perú.

Especialistas de los Centros de Excelencia del CIP de “Genética, Genómica y Mejoramiento de Cultivos”; “Intensificación de los Sistemas de Cultivo y Cambio Climático”, “Ciencias Sociales y Nutrición y Sistemas de Innovación” impartieron temas como: Lineamientos para definir los objetivos de un programa de mejoramiento, selección de fuentes de variabilidad genética; procedimiento y técnicas de cruzamiento; introducción y presentación de sistemas de inventarios de semilla botánica; adaptación de la papa a los trópicos bajos con resistencia a virus y tolerancia a estrés abióticos; biofortificación en cultivo; selección participativa de clones, marcadores moleculares, entre otros.

Adicionalmente, los participantes visitaron plantaciones de aguacate Hass en el Instituto de Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) de Perú. Aprendieron sobre temas fundamentales como: nutrición del cultivo; labores en el manejo de tejidos; principales plagas y enfermedades.

En la Zona Alta de Chalatenango, se concentra la producción de papa en el país, se produce aguacate y diversas hortalizas. Los dos primeros cultivos son prioridad de PRIICA que fomenta la conformación de consorcios de innovación, donde interactúan diversos actores.

El Programa Regional de Investigación e Innovación por Cadenas de Valor Agrícola (PRIICA) es un programa de la Unión Europea y el IICA cuyos fondos ascienden a € 5,6 millones y pretende reforzar la seguridad alimentaria y nutricional de los agricultores en la región a través de innovaciones tecnológicas agrícolas.



 
Si desea más información o quiere compartir comentarios o sugerencias, escriba al correo cindy.hernandez@iica.int
Comité Editorial
Dr. Gabriel Rodríguez
Cindy Hernández
Luis Aquino
 
Suscríbase Contáctenos www.iica.int
© IICA Oficina El Salvador promueve el uso justo de este documento.
Se solicita que sea citado apropiadamente cuando corresponda