Compartir o Ver en sitio web
01/11/16#203
 
 
 

Gremiales de café firman acuerdo de unión

 
 
 

Un acuerdo de unión gremial para la reactivación de la caficultura en El Salvador fue suscrito, en octubre, por la Asociación Cafetalera de El Salvador (ACAFESAL), la Asociación Salvadoreña de Beneficiadores y Exportadores de Café (ABECAFÉ), la Asociación Salvadoreña de Catadores de Café (ASCAFE), el Foro del Café, la Alianza de Mujeres en Café de El Salvador (AMCES), la Asociación Cámara de Torrefactores de Café de El Salvador (CATOCASA), la Unión de Cooperativas Productoras de Café (UCAFES) y la Unión de Cooperativas de la Reforma Agraria Productoras Beneficiadoras y Exportadoras de R.L. de C.V, (UCRAPROBEX DE R.L. DE C.V.).

Las gremiales cafetaleras de El Salvador, luego de un escenario difícil a causa del cambio climático y los efectos de la roya, buscan aumentar la producción y fortalecer la economía salvadoreña.

El sector cafetalero considera que la innovación de los procesos y técnicas de trabajo, a través de la transferencia de conocimientos y la implementación de nuevas tecnologías, son esenciales.

Además, en el ámbito social, buscan la generación de nuevos empleos, ya que el sector cafetalero, ha representado anteriormente, una producción de hasta 4.5 millones de quintales anuales, generando más de 190 mil empleos agrícolas directos, 450 mil empleos indirectos y una exportación anual de 400 millones de dólares.

El objetivo general trazado por las gremiales del café es crear un compromiso de forma conjunta para impulsar la reactivación cafetalera.

En ese proceso, han enumerado objetivos específicos como:

a) Fortalecer la institucionalidad de carácter inclusivo para sentar las bases de una concertación gremial para la caficultura del país.

b) Integrar a los actores y/o entidades que contribuyan para la reactivación del sector.

c) Apoyar la elaboración de una estrategia para el sector cafetalero que conlleve a una hoja de ruta en el ámbito agrícola, económico y financiero.

d) Crear un ambiente adecuado que permita captar los distintos apoyos fundamentados en los principios de investigación, educación y extensión que requiera el sector.

e) Promover la alta productividad del parque cafetalero, que permita una oferta atractiva y fomente la competitividad del sector, garantizando la reconocida calidad del café salvadoreño.

f) Contribuir a las prioridades del Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, promoviendo además la movilización de recursos de la cooperación internacional.

g) Promover e incentivar las condiciones necesarias para atraer inversión, a través de modernos esquemas financieros hacia el sector cafetalero, provenientes de fuentes nacionales e internacionales.

El acuerdo es por tiempo indefinido. Las ocho gremiales involucradas trabajan a través de cuatro comisiones: Comisión de Institucionalidad y Unificación, Comisión de Divulgación y Facilitación, Comisión Financiera y la Comisión de Investigación Científica y Sostenibilidad Ambiental.

Los suscriptores han solicitado el acompañamiento técnico del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del IICA, en aspectos puntuales, especialmente los relacionados con fortalecimiento de la institucionalidad y cooperación para una mayor eficiencia en la producción.

 

Capacitación integral en fertirriego

 
 
 

Un novedoso curso con elementos teóricos y prácticos sobre fertirriego fue una de las actividades principales de la Representación del IICA en El Salvador, en el marco del PI Resiliencia y Gestión Integral de Riesgos en la Agricultura, al finalizar octubre.

35 técnicos, ávidos de conocimiento, compartieron tres días de capacitación impartidos por Ruby Vega de la Universidad Nacional Agraria La Molina del Perú, entidad con la cual IICA desarrolla cooperación técnica.
Todo inició con la toma de conciencia sobre el “Índice de pobreza de agua” y experiencias peruanas relacionadas a la producción agrícola en zonas con deficiencia.

Con un énfasis en la diferencia que hace el recurso hídrico en agricultura, la relevancia del suelo y la reducción de pérdidas de agua, la capacitadora explicó los beneficios del fertirriego, considerado una infraestructura que impulsa la producción en ciertos ambientes y representa, además, ahorro de insumos.

Las prioridades de los interesados deben estar orientadas a conocer el cultivo en el cual desean aplicar la tecnología, para crear un diseño agronómico del sistema de riego adecuado (incluyendo un acertado aporte hídrico y nutritivo). Además, tener personal capacitado y, por básico que suene, saber regar. Esto último constituye un gran desafío, según la instructora.

Los contenidos del curso incluyeron riego por surcos, aplicación artificial de agua; métodos de riego (superficial vs. presión); pérdidas en el transporte de agua, eficiencia; necesidades hídricas de los cultivos; interacción agua-suelo-planta; soluciones nutritivas, entre otros.

Vega dejó claro que la fertirrigación es un método con energía, donde intervienen la presión y sus variables, para ello los cálculos adecuados son indispensables, ya que al final la cantidad y calidad de la producción se analiza frente a los costos.

Una salida de campo puso punto final a la capacitación. En la actividad práctica, conocieron los componentes de un sistema de fertirrigación y la aplicación de conceptos explicados en las sesiones previas, como prueba de solubilidad, evaluación de la llegada de fertilizante y cálculos.

El Representante del IICA en El Salvador, Gabriel Rodríguez, explicó a los asistentes que el evento completó tres grandes acciones en materia de resiliencia efectuadas este año. Por tanto, señaló que este curso es parte de una visión práctica, que se sumó a otros temas como manejo de cuencas y cosecha de agua, todos de amplio interés en el país ante escenarios más frecuentes de sequía.

 

Acción para líderes rurales de alcaldías salvadoreñas

 
 
 

Un grupo de 80 representantes de 37 municipalidades participantes en el Proyecto de Fortalecimiento de Gobiernos Locales (PFGL) empezaron, en octubre, un ciclo de capacitaciones en formación de líderes.

Desarrollar conocimientos técnicos y habilidades para la innovación social en el capital humano de territorios donde predomina la agricultura de pequeña y mediana escala y la vunerabilidad, es el objetivo del Programa de Formación-Acción para Líderes Rurales “Desatando Energía Locales”.

Los representantes son parte de las Instancias Permanentes de Participación (IPP) en sus localidades, ubicadas en las zonas paracentral y oriental del país.

El curso compila experiencias previas –conceptuales y metodológicas- recopiladas por IICA. Esas lecciones, han sido sistematizadas a través de capítulos donde se registró una mejoría en el involucramiento activo de sus habitantes en el desarrollo, a partir de la premisa sobre el preponderante papel que juegan personas en esa apuesta.

Sobre esa óptica, se valora a la gente y sus diferencias, como el eje por medio del cual se activa y dinamiza la generación de soluciones innovadoras a los problemas de los pobladores rurales y sus organizaciones.

La iniciativa pretende despertar el liderazgo colaborativo para fortalecer la gestión del desarrollo local y sus planes estratégicos participativos; la acción colectiva y el capital social como condiciones necesarias para el Desarrollo Rural Territorial (DRT).

Las tres etapas del proceso son: Gestión del talento, desarrollo de soluciones innovadoras y la acción colectiva transformadora. Una secuencia de tres talleres, con dos días de duración cada uno por zona, se definieron para cubrir los contenidos.

Las siguientes sesiones de los talleres serán a inicios de noviembre y se completarán las últimas jornadas en diciembre. Todo el programa es impartido Byron Miranda Abaunza, Especialista en Inclusión en la Agricultura y los Territorios Rurales de la Sede Central del IICA.

Las temáticas comprenden aspectos como: Liderazgo, desarrollo de equipos, facilitación de procesos de cambio; aspectos de diseño y puesta en práctica de soluciones innovadoras, y acción colectiva transformadora.

 

Múltiples actividades en etapa final de PRIICA

 
 
 

El Programa Regional de Investigación e Innovación por Cadenas de Valor Agrícola (PRIICA) está en su fase final. En El Salvador, diversas actividades han multiplicado los beneficios para productores de yuca, papa, tomate y aguacate. Todo con el apoyo financiero de la Unión Europea (UE).

Tres capacitaciones en mercadeo, un evento sobre agricultura orgánica para tomate, un curso sobre preparación de yuca, y entrega de herramientas han sido las acciones principales acciones de octubre.

Conceptos básicos de mercadeo que incluyeron el comportamiento del consumidor, los requerimientos del mercado, los canales de comercialización, los mayoristas y minoristas; la distribución y el transporte, entre otros fueron impartidos a los consorcios de aguacate, yuca y papa. Nadia Chalabi, Especialista en Competitividad de esta Representación, tuvo a su cargo los cursos.

Los productores de ese último consorcio incluso se reunieron con mayoristas para conocer más a fondo sobre tendencias de mercado, variedades más solicitadas, calidad del producto, requerimientos del consumidor final e industrialización. Ese diálogo facilitó el aprendizaje sobre la comercialización directa y conocieron la gran demanda nacional del producto, traduciéndolo a una futura oportunidad.

De esa forma, cerca de 240 productores reforzaron capacidades en la temática, puesto que durante la ejecución del PRIICA se les ha orientado a trabajar con una visión de encadenamiento productivo.

Talleres

Para el caso de tomate, 61 productores solicitaron profundizar en temas orgánicos, ya que poseían prácticas incipientes y deseaban tecnificarlas.

Una capacitación con actividades prácticas fue impartida a principios del mes. Los asistentes recibieron explicaciones técnicas y luego hicieron sus propias preparaciones con bioestimulantes, microelementos de montaña y extractos de musáceas.

Aprendieron que los primeros elementos aceleran el crecimiento vegetativo de los cultivos, lo que les permite mayor resistencia a plagas y enfermedades; así como resistencia al estrés. También, conocieron los beneficios del uso de hongos, levaduras y bacterias; así como la utilización de fragmentos de árboles podridos y sustratos orgánicos, como estiércol y ceniza de cocina.

El curso les permitirá incrementar la productividad, usar recursos y elementos de bajo costo que tienen a disposición en sus comunidades.

Con el consorcio de yuca, 45 personas identificaron cómo agregar más valor a la producción y comercializar de forma diferente gracias la elaboración de nuevas ideas culinarias.

Patricia Esquivel del Laboratorio de Alimentos del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) les enseñó a realizar rellenos de yuca, preparar una bebida refrescante y otros subproductos innovadores.

Herramientas

Luego de jornadas de capacitación en campo sobre las diferentes etapas de cada cultivo, establecimiento de viveros, injertos, podas, control de plagas y enfermedades, y comercialización, PRIICA entregó una diversidad de herramientas e insumos.

Después de una demostración sobre la utilización de la sacadora de yuca, 60 unidades de esa herramienta fueron entregadas a igual número de beneficiarios de las zonas de Caluco y Tacuba. El instrumento que es popular en Colombia y Costa Rica, fue replicado por un productor salvadoreño, quien asistió a un evento regional del PRIICA donde fue presentada.

Por otra parte, miembros del consorcio de aguacate recibieron un set de tres herramientas: tijera de podar, sierra manual y cortadora de ramas. Con un total de 180 herramientas, los productores podrán mejorar las prácticas de poda y control de enfermedades en el cultivo, especialmente en la actual etapa de crecimiento y formación.

Finalmente, se distribuyeron fertilizantes hidrosolubles para la producción de semilla de papa a los agricultores de la zona alta de Chalatenango. En general, se espera que puedan darle un adecuado manejo a sus cultivos, lo que les permitirá obtener productos de mejor calidad.

Con esto se cierran todas las actividades nacionales del PRIICA. Otras acciones regionales estarían próximas a completarse.

 

Avances en el Proyecto Línea de base en Zacatecoluca

 
 
 

El estudio “Registro y levantamiento de línea de base de productores agrícolas de Zacatecoluca”, con la colaboración técnica de la Representación IICA El Salvador, sigue avanzando. La recopilación de información con el segundo instrumento se ha completado.

La etapa del procesamiento y análisis de los nuevos datos ha iniciado. Se espera que a finales de noviembre, la alcaldía reciba un novedoso sistema o plataforma informática que comprende un registro de productores y una serie de consultas a variables estudiadas, lo que permitirá tener un acceso inmediato a una caracterización actualizada del panorama agropecuario.

Además, el documento línea de base será una guía para que la municipalidad considere la realidad agrícola, económica y social hacia la definición de la Estrategia de Desarrollo Rural Territorial.

Con el segundo instrumento, IICA en consenso con la alcaldía, definieron profundizar en aspectos como condiciones de vida del productor, detalles relacionados a la asociatividad, generación de empleo, asistencia técnica, financiamiento, expectativas productivas en rubros como granos básicos, hortalizas, frutas y pecuario.

Datos más completos sobre el uso de la tierra, la producción, las prácticas en el cultivo, los canales de comercialización y los problemas o limitantes para producir fueron recopilados durante el proceso.

Se espera que el estudio y la plataforma informática permitan a Zacatecoluca dirigir sus políticas acordes a la dinámica agroproductiva. Y que la experiencia pueda ser replicada por otras municipalidades salvadoreñas que deseen profundizar en su estructura agrícola, como pilar de desarrollo.

 

El cambio climático y los servicios veterinarios

En cumplimiento a las conclusiones y recomendaciones del “Taller regional sobre desafíos de los servicios veterinarios ante el cambio climático: aumentando la resiliencia del sector pecuario”, realizado en San José Costa Rica, se organizó un taller nacional para compartir los resultados.

En el marco del PI Resiliencia y Gestión Integral de Riesgos en la Agricultura, la actividad intentó sensibilizar a los servicios veterinarios sobre la importancia de la gestión integral de riesgos sanitarios para una agricultura resiliente.

Se contó con la participación de 13 personas representantes del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Ministerio de Salud (MINSAL), Universidad Nacional de El Salvador (UES) y personal de Sanidad e Inocuidad de los Alimentos (SAIA) de esta Representación.

Luego de presentar un video y organizar mesas de trabajo, se identificaron las innovaciones requeridas por los servicios veterinarios para asegurar su eficacia frente a los nuevos desafíos.

Tres preguntas fueron claves en el proceso: ¿cómo se está abordando el cambio climático en los servicios veterinarios oficiales?;¿qué innovaciones requieren los servicios veterinarios, para mejorar la vigilancia y reacción ante enfermedades frente a cambio climático?;¿qué coordinaciones internas o externas deben realizar los servicios veterinarios oficiales en el contexto del cambio climático?

Para la primera interrogante, las ideas indicaron que en la actualidad solo se están atendiendo emergencias sanitarias por efecto de fenómenos naturales; por tanto, se deben afinar políticas específicas y garantizar un acceso rápido a la información climática. Un mapa de riesgo se está construyendo con el apoyo de OIRSA.

En la segunda, los asistentes manifestaron que es necesario registrar la información epidemiológica, relacionándola a condiciones de clima, para conformar un mapa orientado a la toma de decisiones o prevenir eventos, con base en información histórica; integrar el tema de cambio climático en las currículas de ciertas carreras de estudio como un tema transversal; capacitación continua del personal técnico con apoyo de organismos nacionales e internacionales; fortalecimiento de un boletín epidemiológico, entre otros puntos.

Sobre la última pregunta relativa a las coordinaciones, reiteraron la creación de una mesa o comisión interinstitucional de cambio climático orientada, específicamente a producción y sanidad animal, para gestar información y brindar recomendaciones técnicas; de igual manera, resaltaron la importancia de vincular a todas las instituciones involucradas en el tema y definir próximos pasos ante un escenario de mayor vulnerabilidad.

 

PCCMCA

 

En 2017, la LXII Reunión Anual del Programa Cooperativo Centroamericano para el Mejoramiento de Cultivos y Animales, (PCCMCA), se realizará en El Salvador. Se esperan más de 350 participantes para la semana del 25 al 28 de abril.

La reunión es un espacio, donde por más de medio siglo, se presentan resultados y avances de la investigación, innovación y difusión de técnicas para el mejoramiento del sector agropecuario.

El PCCMCA tiene un objetivo técnico-científico que permite el intercambio de conocimientos sobre la generación de tecnologías agropecuarias en la región mesoamericana.

El evento cuenta con la participación de científicos, académicos, profesionales y técnicos quienes comparten trabajos de investigación, conferencias magistrales, mini cursos de especialización, sección de poster y diálogos técnicos.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería a través del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) lanzaron oficialmente el evento y dieron a conocer las opciones de patrocinio.

Instituciones, empresas, organismos nacionales e internacionales que deseen apoyar la actividad con su marca o participar, pueden obtener más información en: http://pccmcaelsalvador.gob.sv/

 

15 años

 

La Representación entregó el reconocimiento, que otorga el IICA, por 15 años de servicio al administrador en El Salvador, Manuel Vásquez.

Durante ese tiempo, presupuestos, aspectos financiero-contables y labores administrativas han sido el día a día de sus aportes, con los cuales ha contribuido a la cooperación técnica que se brinda al país.

La gestión de los recursos es clave en una entidad, por tanto el Instituto reconoce el trabajo realizado con vocación, dedicación y excelencia.

Con el paso de los años, la experiencia crece y permite afrontar nuevos desafíos laborales. Esa dinámica ha permitido al funcionario aportar sus conocimientos no sólo en país, sino en otras Representaciones del hemisferio.

Los retos siguen despertando en el señor Vásquez el interés por brindar mejores soluciones, especialmente las adaptadas a los nuevos tiempos de la agricultura.

Durante el citado período de tiempo, el IICA ha potenciado el crecimiento profesional y ha confiado nuevas responsabilidades al administrador. Sirva el incentivo y el pin otorgado como aspecto motivacional para continuar una labor con entrega.

 
Si desea más información o quiere compartir comentarios o sugerencias, escriba al correo cindy.hernandez@iica.int
Comité Editorial
Dr. Gabriel Rodríguez
Cindy Hernández
Luis Aquino
 
Suscríbase Contáctenos www.iica.int
© IICA Oficina El Salvador promueve el uso justo de este documento.
Se solicita que sea citado apropiadamente cuando corresponda