Compartir o Ver en sitio web
01/12/17#216
 
 
 

IICA El Salvador desarrolla últimas acciones de Proyectos Insignia

 
 
 

Las actividades previstas por la Representación IICA El Salvador, en el marco de los Proyectos Insignia del Instituto, están por completarse.

Entre finales de octubre y noviembre, se efectuaron dos importantes capacitaciones como parte del PI Competitividad y sustentabilidad de las cadenas agrícolas para la seguridad alimentaria.

Iniciaron las sesiones del taller gestión de costos, el cual comprende tres jornadas. El curso tiene como propósito el fortalecimiento de las capacidades competitivas de micro y pequeñas agroindustrias, para la realización de un costeo correcto de sus productos.

La formación incluye aspectos elementales como: Determinar cuál es el costo de los productos principales de los participantes, los insumos más costosos; el precio de venta mínimo; ganancias o pérdidas en cada producto.

En la primera de tres sesiones, se abordaron temas como: Qué es un costo, determinación y clasificación de costos de producción; gastos de operación. En la segunda jornada, se han estudiado precio mínimo de venta y puntos de equilibrio; estructura de costos con sus componentes y forma de determinación.

Los conocimientos impartidos están favoreciendo a 15 pequeñas agroempresas, que deben aprender competencias empresariales básicas, para perfeccionar su desempeño en el mercado local, ampliar su participación económica o incursionar en nuevos escenarios. La última sesión de aprendizaje está prevista para el 1 de diciembre.

Innovación

Además, como parte del mismo PI, se realizó el taller “Innovando para las cadenas de valor del agro salvadoreño”, el 30 y 31 de octubre anterior. El evento fue enmarcado en la celebración de la cooperación técnica brindada al país por más de siete décadas, por parte del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA).

 
 
 

Los beneficiarios de esta cooperación fueron técnicos de CENTA, representantes y funcionarios de entidades gubernamentales y privadas relacionados con el tema de la innovación; así como pequeños y medianos productores y procesadores dedicados a la actividad agrícola y agroindustrial.

Mario Aldana, Representante del IICA en El Salvador, expresó, ante el auditórium, que los actores participantes poseen muchas competencias para interactuar de alguna forma, por ejemplo, mediante alianzas o unión de esfuerzos, ya que todos tienen un papel importante en la cadena y una sinergia permitiría fortalecer la innovación en el sector agrícola.

“Las instituciones tenemos que ir adecuándonos. El mundo va cambiando, nos encontramos con mercados de nichos y de eficiencia”, manifestó.

En esta misma edición, podrá encontrar los detalles de la capacitación. Si tiene interés en el tema o en los materiales de apoyo no dude en escribirnos.

Video

Finalmente, en el PI Productividad y sustentabilidad de la agricultura familiar para la seguridad alimentaria y economía rural, se encuentra en construcción un video que proyectará al agro como fuente de oportunidades para la juventud.

Con casos del ámbito nacional, se pretende inspirar a jóvenes salvadoreños para que contemplen otro panorama en el campo, a partir de los éxitos de personas de su misma generación. La idea es dejar atrás viejos esquemas o paradigmas.

En El Salvador, la población joven es significativa en la pirámide poblacional, el emprendedurismo juega un papel importante en la economía y ante productores con edad avanzada, la ruralidad clama por la incorporación de nuevos talentos.

Una visión renovada de la agricultura despertaría el interés en la juventud que demanda más alternativas productivas e inclusión.

 

“La innovación es un juego colectivo”

 
 
 

“La innovación es un juego colectivo, es como hacer cine, donde una diversidad de actores y sus distintas competencias interactúan”, manifestó Sergio Salles, especialista brasileño en políticas y gestión de la ciencia, tecnología e innovación del Grupo de Estudios sobre Organización de la Investigación e Innovación (GEOPI), por sus siglas en portugués, de la Universidad Estatal de Campinas (UNICAMP).

La afirmación fue compartida en el taller básico sobre innovación realizado en El Salvador, gracias a las acciones finales del Proyecto Insignia Competitividad y Sustentabilidad de las Cadenas Agrícolas del IICA.

La capacitación, “Innovando para las cadenas de valor del agro salvadoreño”, estuvo orientada a la formación de 40 actores claves vinculados a la innovación en el sector agrícola salvadoreño. El tema es considerado elemento importante para las cadenas agroproductivas del país, su relevancia radica en el desarrollo de la competitividad de las empresas, para enfrentar nuevos desafíos.

El capacitador, con amplia experiencia en la materia, realizó un abordaje sencillo y a la vez completo de los conceptos básicos. Una encuesta, que resultó ser una dinámica innovadora de aprendizaje marcó la apertura. Posteriormente, los asistentes realizaron un recorrido general por los tipos de innovación, indicadores; apropiación del valor; diagnóstico del sistema de innovación agrícola; gestión de la investigación, desarrollo e innovación (I+D+I), incluyendo aspectos de prospección, priorización y decisión con casos ilustrativos.

La formación proporcionó una visión amplia de la innovación y facilitó la comprensión sobre la relación que existe entre ésta y la competitividad.

En ese sentido, los participantes aprendieron que la innovación es el tema básico y central de las políticas de desarrollo económico y social, porque contribuye a la agregación de valor a la producción.

Salles explicó que la innovación, en términos económicos y a través de la agregación de valor, puede generar más riqueza y crecimiento y, por tanto, desarrollo; no solo en el agro sino en todos los sectores. La educación, desde los niveles básicos hasta los especializados, es uno de los pilares fundamentales para que un país juegue en las ligas mayores de la innovación.

Otros puntos fundamentales planteados fueron: la apropiación social de la innovación, que señala una diferencia conceptual entre lo novedoso y lo innovador. La gestión de la innovación y el manejo de la incertidumbre. La priorización de las inversiones, en otros.

Uno de los ejercicios del curso sobre un breve de diagnóstico del sistema de innovación salvadoreño dejó planteados desafíos, uno de los principales es la articulación de los actores. La cooperación técnica es y seguirá siendo esencial en un país donde los rankings y mediciones internacionales señalan grandes tareas pendientes en el área de innovación.

 

Encuentro asociativo: edición con énfasis en juventud y café

 
 
 

Un nuevo Encuentro Asociativo o Pasantía Agroempresarial se realizó durante tres días, a mediados de noviembre. La interacción se llevó a cabo con énfasis en caficultura, entre la Cooperativa Los Pinos, de Santa Ana (occidente del país), quienes actuaron como agroempresa oferente de conocimiento y experiencias, y jóvenes de las Cooperativas Las Marías 93 y Jucuapense, ambas de la región cafetalera Tecapa –Chinameca, Usulután (oriente), quienes fueron los demandantes de aprendizaje.

La actividad fue parte del Proyecto Insignia: productividad y sustentabilidad de la agricultura familiar para la seguridad alimentaria y la economía rural del IICA, con apoyo del Programa Centroamericano de Gestión Integral de la Roya del Café (PROCAGICA), impulsado con el financiamiento regional de la Unión Europea.

Con esta acción se perseguía que miembros de la Cooperativa Los Pinos trasmitieron factores de éxito y lecciones aprendidas a jóvenes de cooperativas beneficiadas con PROCAGICA, para replicar buenas prácticas, a fin de potenciar sus aportes para alcanzar un rol protagónico, en las acciones productivas.

 
 
 

El día uno del curso, los anfitriones abordaron temas de organización y gerencia, manejo de cultivo y control de la roya; mercadeo, diferenciación y valor agregado; inclusión de jóvenes con el ejemplo del agroturismo; y beneficiado y tostaduría. Todo se realizó en el marco de visitas de campo y testimonios.

El segundo día, los jóvenes recibieron al Director del Consejo Salvadoreño del Café (CSC), Hugo Hernández, quien les indicó que “las únicas barreras que existen están en la mente”. La charla les permitió conocer de forma general el mercado internacional y nacional del café, los puntos críticos de calidad como perfil de taza, sellos y denominaciones de origen; aspectos de comercialización y puntos de venta, entre otros.

Los participantes se trasladaron a la Representación IICA El Salvador para salir a otros escenarios del área metropolitana, para completar un ejercicio de Benchmarking. Con esa dinámica, visitaron coffee shops para su formación sobre el eslabón del consumo interno y comercialización del café.

El tercer día, asistieron a un taller de catación de café gracias a la colaboración de la Escuela de Catación de El Salvador, del CSC.

El punto final fue la estructuración de un Plan de Mejoramiento para sus organizaciones. El tema del relevo generacional, a través de la participación activa de jóvenes, fue un desafío incorporado.

La entrega de certificados estuvo a cargo del Director de CENTA-Café, Adán Hernández, y el Representante del IICA en El Salvador, Mario Aldana.

La contribución técnica de PROCAGICA, CSC, CENTA Café e IICA fue fundamental en esta edición, la cual favoreció a un grupo de 20 personas, entre oferentes y demandantes.

 

Asociatividad, Resiliencia y Mercados efectuó II ECA institucional

 
 
 

El Proyecto Asociatividad, Resiliencia y Mercados completó un taller de formación de facilitadoras en la metodología de escuelas de campo (ECA), dirigida a participantes del módulo de autonomía económica del Programa Ciudad Mujer, como parte sus acciones en la fase II.

La edición contó con el lema: “Mujer emprendedora, garantía de seguridad alimentaria en El Salvador”, y tuvo como enfoque: hortalizas. Fue realizado en Perquín, Morazán, a finales de octubre.

Esta es la segunda capacitación institucional desde que inició el proyecto. En total, se benefició a 24 participantes femeninas, 12 personas de Usulután y 12 de Morazán, todas líderes de acciones productivas agrícolas. De igual manera, tres monitores campo (una mujer y dos hombres), del Programa Mundial de Alimentos (PMA), asistieron a la escuela.

A mediados de 2016, se efectuó la primera ECA institucional para Ciudad Mujer, mediante la cual se capacitaron formadoras de esa entidad. Con este nuevo grupo, se espera multiplicar la metodología y los conocimientos impartidos, en las comunidades de los departamentos del oriente del país.

Siempre teniendo como facilitador al especialista peruano, Luis Zúñiga, la actividad fue posible gracias a la Agencia Italiana de Cooperación para el Desarrollo, que financia el Proyecto, el cual es ejecutado por el PMA e IICA.

Como modelo de formación participativa, las Escuelas de Campo se caracterizan por ser un proceso de autoaprendizaje, donde se ejercita el aprender haciendo y el haciendo para aprender. Otras ECAS se desarrollan con pequeños productores beneficiarios del Proyecto, como parte de las acciones técnicas periódicas.

El entorno social/productivo, ECA versus educación tradicional; análisis agroecológico/productivo de las hortalizas; prueba de caja (ejercicio que revela la experiencia de las asistentes); diagnóstico productivo; ciclo de aprendizaje; y la socialización se mantuvieron como temas principales de la jornada, que duró una semana.

Ana Mercedes Sánchez, Directora de Ciudad Mujer Morazán, resaltó la motivación lograda entre las asistentes, quienes aseguraron poner en práctica los conocimientos adquiridos con productoras agrícolas de sus localidades.

 

Gira de campo para elaboración de materiales didácticos

Con una gira de cinco días, el equipo consultor IICA conoció metodologías y prácticas del Programa Bosques y Agua/Trifinio-GIZ para preparar elaboración de materiales didácticos con base en sus experiencias en la región tri-nacional (Guatemala, Honduras y El Salvador), denominada Trifinio.

El equipo consultor IICA se reunió con miembros del equipo técnico y beneficiarios del referido Programa para conocer, en los territorios, el manejo sostenible de los recursos naturales en tres microcuencas seleccionadas en la citada región, para la elaboración de materiales didácticos.

Aspectos técnico-educativos relevantes y las experiencias desarrolladas en las microcuencas, Marroquín, Mezcal y Jupula serán legados a universidades, de los tres países, interesadas en mejorar la formación de sus alumnos en áreas agrícolas, ambientales y afines.

La visita a las microcuencas, a finales de octubre, facilitó una mayor comprensión sobre el funcionamiento de cada uno de los tres modelos promovidos por el Programa Bosques y Agua/Trifinio-GIZ.

Durante el proceso, el equipo consultor de IICA entrevistó a agricultores, caficultores y ganaderos con el propósito de conocer sus testimonios. También, efectuaron grupos focales y sesiones de trabajo con técnicos de la iniciativa y productores.

Una visión amplia e integral sobre los modelos silvopastoril, agroforestal y forestal fue recopilada.
IICA continuará durante diciembre y enero con la preparación de materiales didácticos solicitados por el Programa.

 

PROCAGICA impulsa más asesorías técnicas y capacitaciones

 
 
 

El Programa Centroamericano de Gestión Integral de la Roya del Café (PROCAGICA) inició el primer módulo de la Escuela de caficultores y mandadores de café, con la participación de 35 productores de San Vicente, centro del país.

La actividad se desarrolló durante dos días y estuvo a cargo del equipo técnico de CENTA-CAFÉ, quienes impartieron la temática sobre el establecimiento de semilleros y viveros de café, reforzando aspectos conceptuales como condiciones de manejo, variedades y semillas adecuadas, y selección de sitio. Incluyó una jornada práctica en un vivero de la localidad donde se evidenció el funcionamiento integrado, las normas de higiene y las prácticas culturales.

La capacitación se completó con el establecimiento de un semillero, haciendo desinfección, siembra de la semilla y protección contra plagas y enfermedades.

Café y cambio climático

PROCAGICA y CENTA llevaron a cabo la jornada técnica “Café y Cambio Climático”, con la participación de 45 técnicos que brindan asistencia técnica a productores del Programa. La capacitación fue parte de la conmemoración, a inicios de noviembre, de los 75 años de CENTA y de la presencia hemisférica del IICA, al servicio de la agricultura.

El evento contó con una serie de charlas. Una de ellas fue la reducción de las emisiones de carbono en las diferentes etapas de producción y procesamiento del café, a cargo de Víctor Vargas, del Instituto del Café de Costa Rica, mediante el proyecto NAMA Café (Acción de Mitigación Nacionalmente Apropiada, por sus siglas en inglés).

 
 
 

Luis García, del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) de El Salvador, expuso sobre las proyecciones climáticas y fenómenos con mayor impacto en la caficultura nacional, para el período seco noviembre 2017- abril 2018.

Ernesto Velásquez y Ángel Cabrera, ambos del Consejo Salvadoreño del Café (CSC), explicaron los factores que influyen en la calidad del grano: desde la selección de variedades, el manejo agronómico y el procesamiento; así como características de la producción nacional.

Adán Hernández, Gerente de CENTA-Café, presentó los resultados alcanzados para minimizar el impacto de la roya y las nuevas condiciones de producción. La oportunidad permitió reiterar prácticas de manejo que deben de implementarse para prevenir ataques del hongo.

Asesoría en campo

Durante octubre y noviembre, CENTA-Café y PROCAGICA también proporcionaron a los beneficiarios asistencia técnica directa sobre renovación de cafetales, uso de variedades y prácticas adecuadas de producción en sus fincas.

Además, comenzó el establecimiento de viveros para la producción de 300,000 plantas de la variedad Catisic, la cual es resistente a la roya y proporciona buena calidad de taza.

Los viveros serán establecidos en cuatro departamentos, favoreciendo a organizaciones de productores en nueve municipios. Los productores aprenderán nuevas técnicas de manejo, que favorecen el desarrollo de la planta.

El PROCAGICA, financiado por la Unión Europea (UE) y ejecutado por IICA, mejora con las diversas asesorías y espacios técnicos de conocimiento las capacidades instaladas de las organizaciones de productores para que estas puedan prestar servicios a sus asociados y favorecer la eficiencia productiva y el fortalecimiento organizativo.

Insumos

El Programa entregó dotaciones de insumos a 70 productores de cinco organizaciones de tres departamentos: La Paz, San Vicente y Usulután, para el uso y la aplicación en el cultivo de café, con prácticas orgánicas de producción. Cinco cooperativas fueron beneficiadas.

La idea consiste en potenciar a productores que prefieren hacer uso de prácticas orgánicas con recursos naturales de su comunidad, para mejorar las condiciones de suelo y fortalecer el manejo nutricional de la planta, a fin de maximizar la productividad y la rentabilidad de los cultivos. Se promoverá la fertilización al suelo, fertilización foliar y el uso de preparados para el control de plagas y enfermedades (entre estos, caldo bordelés).

 
Si desea más información o quiere compartir comentarios o sugerencias, escriba al correo cindy.hernandez@iica.int
Comité Editorial
Ing. Mario Aldana
Cindy Hernández
Luis Aquino
 
Suscríbase Contáctenos www.iica.int
© IICA Oficina El Salvador promueve el uso justo de este documento.
Se solicita que sea citado apropiadamente cuando corresponda