Compartir o Ver en sitio web
17/06/2011#37
 
 
 

Rendición de Cuentas ante protagonistas del Plan de Agricultura Familiar

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) presentaron el pasado 14 de junio avances importantes en la implementación del Plan de Agricultura Familiar (PAF) lanzado públicamente por el Presidente de la República el 21 de febrero del presente año, como la “La Gran Apuesta” para el desarrollo integral de las familias rurales, el crecimiento de la producción agropecuaria y agroalimentaria del país.

El evento, que contó con unos 900 asistentes, fue presidido por el Ministro de Agricultura y Ganadería, Guillermo López Suárez, el Director General del IICA, Víctor Villalobos, el Representante del IICA en El Salvador, Gerardo Escudero, representantes de organismos internacionales, organizaciones de productores, empresarios, instituciones públicas y privadas del país.

En la actividad, el IICA compartió con los actores del agro su Rendición de Cuentas y su Informe Anual, un ejercicio que es parte de su política institucional de transparencia, y en esta ocasión fue un acto muy significativo al efectuarlo frente a los protagonistas del PAF y en apego a las prioridades señaladas en el Plan de Agricultura Familiar por parte del Gobierno de El Salvador.

En alusión a una cita de José Ingenieros, el Ministro de Agricultura y Ganadería, Guillermo López Suárez, dijo “Para nosotros levantar el agro y recuperar el agro es un ideal, y lo queremos hacer. Estos son los primeros pasos. A penas los primeros pasos, pero hay que darlos para dar los siguientes”.

Por su parte, el Director General del IICA, Víctor Villalobos, hizo un llamado a preguntarnos ¿Cómo producir más con menos suelo, con menos agua, con cambio climático? Indicó que es importante pensar en la tecnología y en la innovación, en invertir y seguir investigando nuevas tecnologías y desarrollar el capital humano.

La máxima autoridad del Instituto consideró que el Plan de Agricultura Familiar está a la altura de lo que está ocurriendo en el agro de América y es importante que este inicio sea sostenido y que vaya más allá de los tiempos políticos. “Debe ser una política de largo aliento”, recalcó.

Gerardo Escudero, Representante del IICA en El Salvador, manifestó que el PAF se trata de uno de los acontecimientos más significativos que en las naciones de América pudiese estarse impulsando desde las políticas públicas para la agricultura.

“Estamos asistiendo a la vuelta de las miradas hacia el agro y el medio rural de El Salvador, efectuado por su Gobierno, sus actores y sus protagonistas con la finalidad de recuperarlo, y reimpulsarlo hacia un desarrollo sostenido y sostenible, centrado en un modelo incluyente. El énfasis de esta política está centrado en los pequeños productores y sus familias, en el incremento de la productividad, en el encadenamiento productivo, con orientación al mercado, a la calidad, al emprendedurismo blindado por la innovación y logro de la rentabilidad y por el cumplimiento de una de las más importantes funciones en una nación: la producción eficiente de alimentos y su contribución a la generación de empleos, ingresos y paz social en el campo, pero también en las urbes”, enfatizó Escudero.

En ese marco, cobró mayor impulso el Programa de Encadenamientos Productivos (PAFEP) dirigido a 70 mil familias agrícolas que producen alimento, quienes ya tienen conexión con el mercado o poseen potencial de comercialización tanto en los mercados nacionales como en el exterior, para lo cual contempla asesoría técnica, transferencia de conocimiento y tecnología, organización para consolidar la oferta, extensión de posibilidades de mercado, líneas de créditos y seguro agropecuario, entre otros beneficios.

Además, en esta dinámica se mejorará la competitividad de los negocios y el desarrollo de cadenas de valor agroproductivas, para lo cual se ha considerado impulsar 10 cadenas priorizadas: granos básicos, acuicultura, frutas, ganadería, hortalizas, café, cacao, miel, turismo rural y artesanías.

Con esta iniciativa, se busca desarrollar las capacidades de los productores (as) para incrementar la productividad y minimizar las importaciones de productos; así como impulsar la calidad de las cadenas agroproductivas, el emprendedurismo, la vinculación de los productores a los mercados, la transferencia de tecnología, la gestión de negocios y el fortalecimiento de la inversión.

El servicio de apoyo para estas familias de agricultores en el PAFEP será a través de la asistencia técnica integral que brindarán los técnicos agrónomos de la Escuela Nacional de Agricultura –ENA, así como los extensionistas del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova”-CENTA. El IICA continuará brindando cooperación técnica para el establecimiento y dinámica de las Mesas Técnicas para los Encadenamientos Productivos e impulsando la metodología de las Escuelas de Campo (ECAS), que garantizan el paso de la asistencia técnica tradicional a la transferencia de conocimiento y tecnología en diferentes niveles. Igualmente, contempla el fortalecimiento de las instituciones públicas y privadas para darle mayor sostenibilidad a esta política.

El evento incluyó un Panel Técnico en Agronegocios, liderado conjuntamente por el Ministro de Agricultura y el Director General del IICA, y una dinámica novedosa con más de 60 stands donde participan empresas oferentes y demandantes del sector agrícola que realizaron acercamientos de negocios y compartieron experiencias. Se propiciaron encuentros comerciales y se fusionó la oferta y la demanda de productos y servicios.

 

Respuestas regionales para enfrentar el alza en precios de alimentos

Durante el Seminario Regional Diálogo Intersectorial Centroamericano, promovido por la CEPAL, FAO, IICA y RUTA, representantes de alto nivel de los países centroamericanos coincidieron en que en el actual escenario de alza y volatilidad de los precios de los alimentos se requieren respuestas integradas a nivel regional. El evento se llevó a cabo el 15 y 16 de junio en San Salvador.

“La transparencia y competencia de mercados, la profundización del libre comercio intrarregional, el financiamiento y la gestión de riesgos, y el apoyo a la agricultura familiar y la protección social, fueron las áreas prioritarias de acción conjunta definidas por los ministros y viceministros de Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala y Honduras”, afirmó el Oficial a cargo de la Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe, Alan Bojanic.

Una de las principales recomendaciones surgidas del diálogo es que la agenda conjunta orientada a fortalecer la producción agrícola y la seguridad alimentaria se inserte en el ámbito del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), con el apoyo de la FAO, la CEPAL y el IICA.

“En la mayoría de los países centroamericanos los sectores agropecuarios han sufrido un proceso de descapitalización física, humana y ambiental. En este contexto, los retos derivados del alza y la volatilidad de los precios de los alimentos y del cambio climático se suman a los desafíos que persisten por la elevada pobreza rural y el débil capital humano de los países, tanto educativo como nutricional, donde los avances han sido modestos”, resumió el Director de la Sede Subregional de la CEPAL en México, Hugo E. Beteta.

Por su parte, el Director General del IICA, Víctor M. Villalobos, manifestó que dada la limitación de poder incorporar nuevas tierras en la producción de alimentos en Centroamérica, se necesita innovar y crear programas focalizados en los sectores más vulnerables.

“El incremento y volatilidad de los precios alimentarios tienen un severo impacto en América Central, que importa más del 50% de los cereales y oleaginosas que consume. Los pobres son los más afectados pues destinan mayor parte de su ingreso a comprar alimentos. Por esto, además de fomentar la innovación y su transferencia, es vital aumentar la producción y reducir la pobreza y el hambre”, dijo Villalobos.

Mejores precios para productores y consumidores

Uno de los puntos consensuados en el diálogo fue la necesidad de generar mayor transparencia y competencia en los mercados y en la información de precios de los alimentos, para beneficiar a los pequeños productores y a los consumidores.

La política de apoyo a la agricultura campesina fue considerada un eje prioritario para el logro de la seguridad alimentaria y nutricional en Centroamérica. Para aprovechar el potencial del sector y ampliar la producción más allá del autoconsumo, se recomendó fortalecer a nivel regional la inversión en innovación y transferencia de tecnología, con el fin de impulsar la adaptación ante eventos climáticos, reducir las pérdidas poscosecha y garantizar la sostenibilidad ambiental y social de la producción.

El fortalecimiento de las bancas de desarrollo y la gestión de riesgos también son factores considerados clave para la producción agrícola.

En el diálogo también se planteó un enfoque regional para fortalecer la seguridad alimentaria en el istmo. Asimismo, se reafirmó la importancia de crear redes de protección social para mitigar los impactos del alza de precios de los alimentos y se señalaron los beneficios adicionales que se pueden lograr cuando a esta protección se suman políticas para fomentar la inclusión productiva y económica.

El Diálogo intersectorial fue parte de una serie de 14 seminarios sobre el tema que la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) está promoviendo alrededor del mundo.

Los participantes del diálogo centroamericano incluyeron a los Ministros de Agricultura y Ganadería de Costa Rica, Gloria Abraham Peralta; de El Salvador, Guillermo López Suárez; de Guatemala, Juan Alfonso De León. También, asistieron los titulares de Economía de El Salvador, Héctor Dada Hirezi; y de Guatemala, Luis Velásquez; el Secretario de Industria y Comercio de Honduras, José Francisco Zelaya, y el Presidente del Banco Central de Reserva de El Salvador, Carlos Acevedo.

 

Escuela Nacional de Agricultura lanzó programa Jóvenes Emprendedores

El pasado 4 de junio, la Escuela Nacional de Agricultura (ENA) lanzó el Programa Jóvenes Emprendedores, dirigido a alumnos que están por finalizar su tercer año en esa institución técnica. El objetivo es brindarles una actitud hacia el emprendedurismo proporcionándoles las herramientas necesarias para el desarrollo de proyectos o servicios agroproductivos en sus comunidades.

Los estudiantes se volverán un ejemplo de energía y vitalidad para el agro, bajo una nueva dinámica de extensionismo y apuestas productivas, de esa forma mostrarán con ejemplos prácticos lo aprendido mediante el proyecto y en algunos casos podrán crear sus propias fuentes de ingreso, a través de nuevas empresas, incluyendo aquellas que implican factores tecnológicos.

La iniciativa se desarrolla gracias al apoyo del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) en el contexto del Plan de Agricultura Familiar (PAF) donde se busca contribuir a la formación de profesionales líderes, capaces de desarrollar proyectos exitosos.

En una segunda etapa del Proyecto, estarán disponibles fuentes de financiamiento que permitirán a los estudiantes iniciar un nuevo agronegocio, con la idea que estos jóvenes retornen a sus lugares de origen, dinamicen la economía en su zona y generen empleos e ingresos.

El Ministro de Agricultura y Ganadería, Guillermo López Suárez, expresó: “Aquí en la ENA está la verdadera sangre, la gente que levantará el agro y que tendrá una gran responsabilidad: el futuro alimentario de nuestro país. A través del proyecto de emprendedurismo incursionarán en un mundo totalmente distinto a cualquier otro, muy duro, donde hay que luchar contra la competencia, pero que los obligará a innovar para alcanzar precios competitivos”.

En el acto, los jóvenes de la ENA, que apoyarán el Plan de Agricultura Familiar (PAF), en el Programa Abastecimiento Nacional para la Seguridad Alimentaria y Nutricional (PAN), trabajando como extensionistas para brindar inducción sobre técnicas agrícolas a productores de maíz, firmaron sus contratos de trabajo. Esto constituyó un hecho sin precedentes luego del anuncio dado por el Ministro de Agricultura en marzo pasado.

El Representante del IICA en El Salvador, Gerardo Escudero, explicó que no se trata solo de ser emprendedores, se trata de ser emprendedores-innovadores, que es lo que necesita el agro salvadoreño.

“Ustedes, jóvenes, tienen la obligación de reconocerse, no solo como técnicos que estarán fundidos en el nuevo Extensionismo del CENTA, sino que están obligados a empujar el agro para que de una vez y para siempre quede este momento marcado como histórico, es la vuelta hacia un país con sostenibilidad del agro e imaginación en la innovación que va para adelante”, recalcó Escudero.

La mesa de honor estuvo presidida por el Ministro de Agricultura, Guillermo López Suárez, el director de la escuela, Ing. Edmundo Vásquez, el Representante de IICA en El Salvador, Dr. Gerardo Escudero, el Viceministro de Agricultura, Hugo Flores, el Representante de la FAO, Dr. Pedro Pablo Peña y la Presidenta del Banco de Fomento Agropecuario, Lic. Nora de López.

 

Organizaciones agropecuarias integrarán sus propuestas al PAF

el Comité Consultivo, que aglutina a diversas gremiales de asociaciones de productores, y dinamizar su participación dentro Plan de Agricultura Familiar (PAF), se llevó a cabo el taller “Fortalecimiento de Capacidades de las Organizaciones agropecuarias para su participación propositiva en el PAF”, desarrollado por especialistas del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), del Centro de Transferencia de Tecnología (CENTA), del Instituto Interamericano para la Agricultura (IICA), Banco de Fomento Agropecuario (BFA) y FAO.

La actividad se celebró en la Palma, Chalatenango, con la participación de unas 20 personas entre líderes y técnicos de organizaciones agremiadas a nivel nacional.

Durante el evento, se desarrolló un programa lleno de motivación y de participación donde los asistentes socializaron y expusieron, mediante una lluvia de ideas, sus perspectivas y posibles acciones de trabajo respecto a su inclusión en el Plan, específicamente, al Programa de Encadenamientos Productivos.

A partir de la puesta sobre la mesa de sus inquietudes, determinaron cómo participar proactivamente a nivel de Comité, sus compromisos y aportes. El equipo expositor reconoció que el punto primordial a desarrollarse consiste en la articulación de la comunicación, a partir de una fuente concertada, que permita evitar la distorsión de los objetivos y mensajes, de tal modo que los líderes de las organizaciones puedan ser voceros reales de primera línea para transmitir las oportunidades del PAF a sus bases.

A través del trabajo en equipos y puestas en común, se detectaron al menos 32 proyectos conexos a Encadenamientos Productivo, de los cuales solo cierto porcentaje están en ejecución.

La cadena productiva con mayor demanda en el grupo son las hortalizas con 21.8% (07 proyectos), seguido de la actividad acuícola, crianza de tilapias y camarones 18.7% (6 proyectos), granos básicos 12.5% (04 proyectos); lácteos 9.3 % (03 proyectos); turismo 6.3 % y miel 3.2% (01 proyecto). Otros proyectos como la crianza de cerdos, aves de postura, aves de engorde, fabricación de champú, jabón, saneamiento de tierras, acceso a mercados y biofertilizantes ocupan el resto, es decir, el 29.9%.

Luego de identificar alcances, perspectivas y metas, el grupo buscó las mejores respuestas y soluciones, plantearon líneas de seguimiento de trabajo por parte de los actores, entre ellas cómo mejorar el sistema de información interno del Comité Consultivo, la elaboración de un programa de reuniones con las entidades ejecutoras y de apoyo del PAF y un mecanismo de información de avances con frecuencia trimestral.

Los representantes de las gremiales ofrecieron su ayuda en cuanto a abastecimiento de granos, incentivar a los productores a capacitarse e integrarse, actuar como enlace entre MAG y CENTA; así como participar en las mesas técnicas como referentes, entre otros. Finalmente, se discutieron los mecanismos idóneos de contraloría sobre los puntos acordados para un mejor desempeño del trabajo que el Comité desempeñará dentro del PAF.

 

Nuevas mesas técnicas integradas al PAF

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), el Centro de Tecnología Agropecuaria (CENTA) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), convocó a actores involucrados con las cadenas de maíz, frijol, hortalizas, cacao, viveros y miel con el objetivo de promover un intercambio a través de mesas técnicas, espacio que permite aportar ideas relacionadas a la ejecución del Plan de Agricultura Familiar (PAF), y en específico al Programa de Encadenamientos Productivos, e invitarlos a ser partícipes de manera activa en la principal apuesta del Estado sobre el sector.

En la jornada participaron al menos 26 personas entre productores y representante del sector privado. El Representante del IICA en El Salvador, Dr. Gerardo Escudero, agradeció a los asistentes su disponibilidad para conformar mesas de trabajo en pro de la recuperación del agro en El Salvador.

Néstor Deras, Asesor del Ministerio de Agricultura y Ganadería, instó a los presentes a aprovechar la jornada y a aceptar el compromiso de satisfacer a través de su producción el mercado local que demanda productos de buena calidad. Les recalcó que el MAG tiene el franco compromiso de apoyarlos en sus proyectos brindándoles y poniendo a su disposición líneas de crédito favorables.

Las expectativas del MAG, con el apoyo del IICA, son impulsar las mesas técnicas para llegar a consensos y acciones concretas mediante el diálogo propositivo y abierto, utilizando canales de comunicación e información sobre el proceso de implementación del Plan de Agricultura Familiar.

 
Si desea más información o quiere compartir comentarios o sugerencias, escriba al correo cindy.hernandez@iica.int
Comité Editorial
Dr. Gerardo Escudero
Cindy Hernández
Elba Márquez
Claudia Gaitán
 
Suscríbase Contáctenos www.iica.int
© IICA Oficina El Salvador promueve el uso justo de este documento.
Se solicita que sea citado apropiadamente cuando corresponda