Compartir o Ver en sitio web
27/07/2012#91
 
 
 

Jóvenes apícolas muestran su entusiasmo

   
Guillermo López Suárez, Ministro de Agricultura y Ganadería durante gira por Centros de Desarrollo Productivos
Guillermo López Suárez, Ministro de Agricultura y Ganadería durante gira por Centros de Desarrollo Productivos
 
 
 
 

“Con la asistencia técnica recibida, hemos tenido un avance de 10 años en nuestro trabajo”, expresó con verdadero entusiasmo Víctor Manuel Hernández-productor apícola del Centro de Desarrollo Productivo (CDP) Chilanguera- al Ministro de Agricultura y Ganadería, Guillermo López Suárez, durante el recorrido que realizó por diferentes CDP el pasado 17 de julio.

Durante la visita abundaron claras muestras de trabajo en conjunto, deseos de superación, iniciativa y visión a futuro por parte de los productores beneficiarios del PAF Cadenas Productivas.

De 58 a 650 ha sido el incremento de colmenas que ha tenido el CDP Chilanguera, del departamento de San Miguel, a partir de la intervención del PAF Cadenas Productivas, gracias al acompañamiento técnico y a las currículas desarrolladas en las Escuelas de Campo.

El titular, acompañado por un grupo de asesores, especialistas y personal técnico del equipo PAF MAG/CENTA/IICA, vivenció una Escuela de Campo sobre la elaboración de productos orgánicos para prevenir la varroa, en Chilanguera; y en el CDP Conchagua, de La Unión, verificó el procesamiento para elaborar láminas de cera estampada, con base en una metodología aprendida por los técnicos durante una gira realizada a Costa Rica.

En ambos Centros de Desarrollo Productivo, el Ministro hizo entrega simbólica de incentivos para la cosecha higiénica de la miel, como tiendas para la extracción, ahumadores, cubetas, cuchillos, baldes, cepillos y trajes de protección del apicultor.

“En estos CDP se ha combinado la intervención del PAF con la disposición y voluntad del grupo de productores de querer salir adelante; y con la particularidad de que muchos de ellos son jóvenes entusiastas entre los 17 y 20 años”, explicó José Vides, coordinador de la cadena apícola.

Cacao, aportando al medio ambiente

El Centro de Desarrollo Productivo El Paraíso, en San Juan Talpa, es una parcela de 2 Mz de extensión con cultivo de cacao de un mes de siembra, dentro de un bosque natural, donde no ha habido deforestación, y donde el cacao se convierte en un cultivo de orientación y protección ambiental de suelo, agua y clima.

En este CDP, la máxima autoridad agrícola del país presenció el trabajo de productores durante la selección de semilla para la instalación de viveros y realizó un recorrido a través de la zona boscosa que ha sido preparada para la siembra de cacao bajo sombra natural.

En el recorrido por La Carrera, Usulután, una finca de 20 Mz cultivadas con cacao, el funcionario evidenció diferentes estados de crecimiento y desarrollo de la plantación, conoció los patios de secado, los cajones de madera utilizados para la fermentación del grano y un vivero con más de 40 mil plántulas para el cultivo de 40 nuevas manzanas de cacao.

Posteriormente, la comitiva visitó el lugar donde será instalado el primer banco de germoplasma y jardín clonal, con materiales criollos de El Salvador e importados de la Fundación Hondureña de Investigación Agrícola (FHIA).

En el marco del fortalecimiento del PAF Cadenas Productivas, el Gobierno de Estados Unidos explora la posibilidad con entidades como USA-Fundation GH.Buffet para potenciar el cultivo de 10,000 hectáreas de cacao en El Salvador.

Las visitas realizadas reafirman – una vez más – las bondades de la aplicación del método de aprender haciendo de las Escuelas de Campo, la apropiación del conocimiento por parte de los productores y el trabajo en campo del equipo técnico PAF MAG/CENTA/IICA.

 

Cadena de cacao cierra su ciclo de capacitación

   
Vivero con más de 40 mil plántulas de cacao, en hacienda La Carrera
Vivero con más de 40 mil plántulas de cacao, en hacienda La Carrera
 
 
 
 

Con un grupo de 36 productores provenientes de diferentes puntos del país concluyó el ciclo de 12 Escuelas de Campo en el tema de cacao, el 27 de julio, en la Hacienda La Carrera, Jiquilisco, Usulután, completando así un equipo de más de 180 productores capacitados en el tema a nivel nacional.

Las ECAS de cacao tuvieron la particularidad de ejecutarse bajo la modalidad de pasantías, donde los productores, durante siete días de internamiento en finca, ejercitaron y convivieron directamente con el cultivo.

En las sesiones desarrolladas, los productores fueron capacitados en la identificación de mazorcas, selección de semillas, pre germinado, construcción de viveros, manejo de sustratos y plagas, selección de varetas y cuidado de su transportación.

“La experiencia les generó un gran conocimiento; el propósito es lograr que objetivicen física y mentalmente cada una de las prácticas y las apliquen en sus parcelas”, explica Luis Zúñiga, coordinador de la cadena y experto en ECAS del IICA.

Para continuar con el proceso, técnicos y extensionistas de la cadena realizarán el intenso trabajo de visitar cada uno de los 12 Centros de Desarrollo Productivo para brindar la asistencia técnica necesaria y acompañar el proceso del cultivo de un estimado de 14 mil plantas que se les entregarán a los productores para cultivar 1 manzana y media de cacao.

“Las plántulas se obtendrán de viveros establecidos en diferentes puntos del territorio que serán bastecidos con material genético proveniente de la FHIA, lo cual asegurará la introducción al país de materiales certificados y confiables”, aclaró Zúñiga.

Durante el ciclo de desarrollo de las 12 Escuelas de Campo, participaron expertos de talla internacional, quienes pusieron a disposición de los productores su experiencia y conocimientos en el cultivo.

Las acciones inmediatas de la cadena de cacao establecen la continuidad de la asistencia técnica a nivel nacional, la distribución de incentivos agrícolas y la focalización de los centros de producción.

 

Receta para consolidar Acuerdos Marco de Competitividad

   
Jornada de trabajo sobre Acuerdos Marco de Competitividad
Jornada de trabajo sobre Acuerdos Marco de Competitividad
 
 
 
 

El Especialista en Cadenas Agroalimentarias del IICA Sede Central, Danilo Herrera, compartió en El Salvador su experiencia sobre la consolidación de los Acuerdos Marco de Competitividad (AMC), basada en acciones que ha llevado a cabo en diferentes países del hemisferio sobre el tema. Junto a Especialistas del IICA y coordinadores de las cadenas priorizadas por el PAF Cadenas Productivas, sostuvo una intensa jornada de trabajo para verificar y fortalecer los avances y procesos realizados en este país.

Los resultados obtenidos en los talleres de competitividad y caracterización realizados por las cadenas agroproductivas meses atrás, explica Herrera, “son altamente significativos, están muy bien fundamentados y cuantificados, lo que significa que existe un potencial enorme para dinamizar la producción nacional a través de las cadenas agroalimentarias que se están trabajando en estos momentos en el marco del Plan de Agricultura Familiar”.

La jornada de tres días incluyó conversaciones e intercambios de ideas con los diferentes eslabones de las cadenas priorizadas por el Programa, mediante mesas técnicas, una acción que el experto considera importante, como una vía de ordenar información para que la cadena avance fácilmente en la toma de decisiones sobre las acciones a efectuar para lograr la competitividad.

Además, en estas sesiones se reforzaron criterios sobre lo que es un AMC, sus objetivos y ejemplos de otros países que les permitirán a las cadenas retomar las experiencias en función de su realidad y recursos disponibles.

Dentro de la ruta hacia la conformación e implementación de un Acuerdo Marco de Competitividad, la activa participación, apoyo y liderazgo de los Ministerios de Agricultura es de vital importancia, pues brinda apoyo a los Comité de Cadena; acompaña en la conformación de secretarías técnicas; participa como parte del Comité y en las discusiones de los distintos temas; establece una plataforma básica de coordinación del proceso en su interior; impulsa a otras instancias a apoyar demandas técnicas del Comité y lidera un proceso de convencimiento a las demás instituciones no agrícolas que tienen funciones relacionadas con la competitividad de las cadenas.

Para Herrera, el planteamiento general y conceptual que poseen las cadenas productivas, la voluntad por parte del sector privado, y el estímulo del Gobierno a la iniciativa a través del PAF Cadenas Productivas conforman la base para consolidar en el país los referidos acuerdos.

El Especialista en Cadenas Agroalimentarias del IICA sugiere como acciones inmediatas la conformación de comités de cadena donde se definan propietarios, suplentes y asociaciones de productores que deban estar presentes y representados; la participación de actores del sector industrial, comercialización y asociaciones de consumidores. La definición de un grupo de secretarios de cadena y un presupuesto para que las secretaría técnicas puedan operar; así como finalizar en su totalidad los estudios de competitividad que aún estén en marcha para que se unan al proceso.

“Un Acuerdo Marco de Competitividad conlleva una mejora en la producción y la competitividad, de un país; permite que se produzcan con mayor calidad, que aumente la oferta alimentaria y la generación de empleos”, explicó Herrera.

 

Instrumentos financieros para potenciar el agro

   
Representantes de instituciones salvadoreñas participantes en videoconferencia
Representantes de instituciones salvadoreñas participantes en videoconferencia
 
 
 
 

Bajo el tema “Instrumentos Financieros, Seguros Agropecuarios y Gestión del Riesgo”, se realizó, este día, la IV Videoconferencia del Ciclo: Gestión del Conocimiento para Mejorar el Acceso a Mercados, moderada por Marcelo Núñez Rojas, Especialista Hemisférico en Agronegocios y Comercialización del IICA y Edgar Cruz Palencia, Especialista en Competitividad de la Oficina del IICA en El Salvador.

Durante la sesión, en la que participaron los países Centroamericanos, Belice, Panamá, República Dominicana y Estados Unidos, se desarrollaron cuatro ponencias. La primera, estuvo a cargo de Mark Wenner, Especialista Financiero del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y abordó el tema “El financiamiento agropecuario en América Latina”.

Según se expuso, el acceso a créditos potencia un incremento en la productividad, mayor diversificación, mantenimiento de los niveles de consumo e incluso, es una opción cuando faltan seguros agrícolas. A pesar de esto, muy pocos países de la región inyectan crédito en mayor proporción que el Producto Interno Bruto (PIB), exceptuando Paraguay, en Suramérica, y, en alguna medida, Nicaragua, en Centroamérica.

Ana Luisa Pinto, Gerente de Portafolio de USAID, abordó la experiencia del Programa “Autoridad del Crédito para el Desarrollo (DCA)”. Según manifestó Pinto, existen limitaciones en las instituciones bancarias para analizar riesgos y otorgar crédito, tienden a orientar el financiamiento a clientes corporativos o empresas, a pesar de la alta demanda de créditos por parte del sector agrícola. En este contexto, narró la experiencia de la DCA, que en coordinación con otras entidades financieras, otorga garantías parciales de crédito, reduciendo el riesgo asociado a préstamos a nuevos sectores o clientes, como pueden ser los pequeños productores y las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES).

La experiencia del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) en cuanto al financiamiento agropecuario para pequeños productores, fue expuesta por Ángel Murillo, Especialista en Agronegocios del BCIE. Como parte de su estrategia, el BCIE proporciona apoyo para la constitución de proyectos de competitividad, formación y capacitación, encadenamientos productivos y mejoramiento de la sanidad agropecuaria. Para mejorar su apoyo al sector agrícola, entre otras acciones, se destaca la iniciativa de creación de la Bolsa Agropecuaria Centroamericana y la promoción de fideicomisos agrícolas donde participan Organizaciones No Gubernamentales y otras entidades agrícolas.

Finalmente, David Hatch, Representante del IICA en Estados Unidos, abordó los factores de éxitos y lecciones aprendidas en los programas de seguros agropecuarios, los cuales se convierten en un instrumento esencial para la gestión de riesgos.

Gerardo Escudero, Representante del IICA en El Salvador, al cierre de la videoconferencia, manifestó la importancia de realizar encuentros similares que generan “un espacio de discusión entre diversidad de actores y abordan conceptos que son el día a día de todas las instituciones vinculadas con el sector agropecuario”.

A nivel local, se contó con la participación de instituciones financieras, aseguradoras y otras relacionadas con el sector agropecuario.

 

Perfeccionamiento en agricultura protegida

   
Productores y técnicos de la cadena de hortalizas participantes en el Congreso
Productores y técnicos de la cadena de hortalizas participantes en el Congreso
 
 
 
 

La cadena de hortalizas, a través de una comitiva de 40 personas – integrada por productores y miembros del equipo técnico PAF MAG/CENTA/IICA-, participó en el Segundo Congreso de Agricultura Protegida, organizado por la Red de Información de Agricultura Protegida (PAINet), del 23 al 24 de julio, en la ciudad de Managua, Nicaragua.

El objetivo de la actividad fue proporcionar a los participantes bases teóricas para el desarrollo y manejo de sistemas de producción en agricultura protegida, considerando las diferentes condiciones ecológicas y socioeconómicas de la región.

Durante el Congreso, se desarrollaron una serie de ponencias a cargo de expertos en el tema. Prácticas culturales en la producción de hortalizas bajo estructuras protegidas; tipos de estructuras protegidas; manejo de enfermedades, insectos y ácaros; suelos, sustratos y contenedores; riego y fertilización, fueron algunos de los contenidos abordados.

Al mismo tiempo, se compartieron las experiencias que Honduras, Guatemala, Nicaragua, República Dominicana y Florida han tenido en la producción de hortalizas bajo estructuras protegidas.

La agricultura protegida es un sistema agrícola especializado que permite modificar el ambiente natural en el que se desarrollan los cultivos, obteniendo condiciones artificiales de microclima. Entre los beneficios de esta práctica se desatacan: incremento de rendimientos, mejora en la calidad de los cultivos, adecuado crecimiento vegetal, mejores cosechas, entre otros.

 

Difusión del modelo de extensión agrícola salvadoreño

   
Edgar Cruz, Especialista en Competitividad del IICA, durante su intervención
Edgar Cruz, Especialista en Competitividad del IICA, durante su intervención
 
 
 
 

El modelo de extensión empleado como principal estrategia de intervención del programa PAF Cadenas Productivas: las Escuelas de Campo (ECAS) en sus cuatro niveles –finca, mercado, gestión empresarial, institucional- fue ampliamente expuesto por el especialista en Competitividad del IICA, Edgar Cruz, en el marco de la Conferencia Internacional “Servicios de Educación y Extensión para el Desarrollo Agrícola Sostenible”.

La Conferencia, llevada a cabo los días 23 y 24 de julio, fue organizada por la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de El Salvador (UES), el Instituto Internacional de Desarrollo Rural (IIRD) y la Universidad Nacional de Kangwon (KNU) de Corea del Sur, con apoyo de la Agencia Internacional de Cooperación de Corea (COICA). A demás del caso salvadoreño, se analizaron y presentaron las experiencias de otros países: Corea del Sur, Guatemala, Honduras y Costa Rica, sobre sus sistemas de educación y extensión y su contribución al desarrollo agropecuario.

Durante su participación, el especialista del IICA destacó la labor realizada por el Instituto en cuanto a la creación de capacidades técnicas y a la transferencia de tecnología, tanto en las instituciones acompañantes al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) en la ejecución del PAF, como en los productores beneficiarios del Programa.

Al mismo tiempo, detalló otros mecanismos que completan el modelo de extensión agrícola vigente a través del PAF – giras nacionales e internacionales, incentivos para la innovación tecnológica, mesas técnicas, entre otros-, el cual está permitiendo asistir con innovaciones tecnológicas a más de 13 mil productores agropecuarios a nivel nacional.

La actividad contó con la participación de docentes e investigadores de universidades de los países mencionados y representantes de instituciones públicas y privadas relacionadas con la investigación y extensión.

 
Si desea más información o quiere compartir comentarios o sugerencias, escriba al correo cindy.hernandez@iica.int
Comité Editorial
Dr. Gerardo Escudero
Cindy Hernández
Elba Márquez
Claudia Gaitán
Luis Flores
 
Suscríbase Contáctenos www.iica.int
© IICA Oficina El Salvador promueve el uso justo de este documento.
Se solicita que sea citado apropiadamente cuando corresponda